Nicaragua

Familias disfrutan en las playas de La Boquita

Los veraneantes pueden encontrar una gran variedad restaurantes y pequeños comercios que ofertan deliciosos platillos preparados a base de mariscos a precios muy bajos y para todos los gustos

El verano llegó a La Boquita
El verano llegó a La Boquita. | El 19 Digital

Redacción Central |

Los veraneantes pueden encontrar una gran variedad restaurantes y pequeños comercios que ofertan deliciosos platillos preparados a base de mariscos a precios muy bajos y para todos los gustos

Familias provenientes de la capital, Masaya y Carazo decidieron tomar un pequeño descanso y salir de sus ruidosas ciudades para darse un chapuzón en las playas de La Boquita, en el municipio de Diriamba durante este fin de semana, señal de que la población del país ya empieza a disfrutar de las bondades de las maravillosas playas de Nicaragua.

Como una forma de escape de los intensos calores que se producen durante esta época, los veraneantes nicaragüenses se han sentido motivados de visitar las playas, refrescarse un poco, comer un buen pescado o una sabrosa sopa de mariscos, caminar sobre la arena y por supuesto nadar hasta más no poder.

Silvio Moreno es un poblador del municipio de Masaya, él junto a su esposa, sus hijos y más de 20 compañeros de trabajo decidieron salir de la rutina e irse a disfrutar de las aguas de La Boquita y pasar un rato ameno.

Amelie Estrada, una ciudadana diriambina visitó junto a sus amigos de Managua las playas de La Boquita para disfrutar de la playa, broncearse y degustar un sabroso pescado como solo los lugareños saben prepararlo.

El sitio está perfecto para traer a la familia, hay muy buena atención, es un lugar seguro, tenemos de todo tipo de servicios. Nos han ofrecido paseos a caballo, dulces, cajetas, de todo, es un sitio espectacular para pasar en familia y por eso nosotros siempre venimos, dijo Emperatriz González, una ciudadana venezolana que habita en Managua junto a su familia.

Juan Carlos Zamora aseguró estarla pasando bien, que aunque el sitio no estaba tan lleno de veraneantes, el ambiente es muy bueno para pasar el rato con la familia y se podía disfrutar tranquilamente del sol, la arena y el agua.

Gilberto Domínguez visita cada verano La Boquita en compañía de su familia y afirmó que estaba verdaderamente encantado con el sitio porque durante su estancia no hubo ningún inconveniente y todo estaba muy tranquilo.

Trabajamos mucho durante la semana así que tenemos derecho a un día de descanso por ello venimos hoy y está muy linda la playa y muy limpia, agregó.

En las cercanías de la playa, los veraneantes pueden encontrar una gran variedad restaurantes y pequeños comercios que ofertan deliciosos platillos preparados a base de mariscos a precios muy bajos y para todos los gustos, donde pueden encontrar pescados de diferentes tamaños acompañados de arroz, tostones y ensalada a precios que oscilan entre los 120 y 200 córdobas.

Pero no solo en alimentos podrán encontrar variedad, pues también a lo largo de toda la playa pueden encontrar los servicios de paseo a caballo a un precio módico de 20 córdobas la vuelta. Y sin duda alguna, si al turista le gusta llevarse pequeños recuerdos podrá encontrar artesanías elaboradas con conchas y caracoles con valores que van desde los 15 córdobas para los collares y hasta 70 y 100 córdobas los adornos de mesa.

también te puede interesar