Nicaragua

En plena cosecha de apante producción de frijol en el norte

ENABAS está comprando a muy buen precio, señalan campesinos, que relatan la diferencia a los tiempos de los voraces intermediarios

Producción de frijol
Avanzando la cosecha de apante |

Redacción Central |

ENABAS  está comprando a muy buen precio, señalan campesinos, que relatan la diferencia a los tiempos de los voraces intermediarios

A buena velocidad está avanzando la cosecha de apante en el norte del país y muestra de ello es la producción de frijol que, según los propios campesinos, ENABAS está comprando a muy buen precio para satisfacción  de ellos.

Hasta la comarca Wanawas se trasladan decenas de pequeños produtores de frijol desde muy temprano y recorren los 27 kilómetros que la separan de l municipio de Río Blanco, logrando comercializar fácilmente ese alimento cosechado en su pedazo de tierra.

La plaza de Wanawas, un pequeño lugar de aproximadamente tres manzanas de extensión, y que cuenta con una cancha de baloncesto y la modesta iglesia católica, sirve del principal sitio de comercio, pues en sus alrededores se puede apreciar pequeños negocios y un comedor donde los productores, camioneros y visitantes pueden desayunar o almorzar.

A este lugar llegó José Adán, donde su saco de frijoles pesó 100 libras exactas, un quintal que ENABAS está pagando a 1 mil 100 córdobas. Precio justo que mantiene satisfechos a los  pequeños productores, como doña Carmela Arauz, quien logró colocar unos 100 quintales este pasado domingo.

Arauz comentó que ENABAS está comprando a “muy buen precio” al pequeño productor, lo que garantiza que muchos campesinos se acerquen los sábados y domingos a vender su cosecha.

“En una manzana pueden salir unos quince quintales, ahorita la cosecha de Apante ha sido muy buena y sentimos muy bien el tema de la comercialización con el precio que nos compra ENABAS”, refiere Adán Castil, mientras se guardaba el dinero que recibió por el quintal de frijoles que vendió.

“Antes sacábamos (vendíamos a los intermediarios) el frijol a 600 córdobas, incluso hace cuatro años venían los grandes distribuidores a comprarnos hasta 450 córdobas, nos imponían el precio”, dijo Castil.

Carmela cuenta que cuando los intermediarios llegaban, algunos productores “teníamos que almacenar” el frijol para provocar un alza, sin embargo los resultados fueron las pérdidas del grano.

“Hace algún tiempo retuvimos el frijol para ver si podíamos ganar más, pero nunca lo pudimos lograr, el frijol estaba dañado y perdíamos demasiado. Pensábamos que tal vez iba a subir el precio si guardábamos un poquito de  frijol”, revela esta mujer que asegura que hoy día la situación es diferente, porque existe un gobierno que apoya a este sector.

“Aquí estamos apoyando cien por ciento al presidente Daniel Ortega por el apoyo que nos está dando”, sostiene Carmela, que junto a su hermano Norlan Araúz Valle, vendieron unos 150 quintales de frijoles a ENABAS.

Norlan asegura que esos 150 quintales logró cosecharlos en la siembra de ocho manzanas de un total de cien manzanas que su familia posee en la zona de Wanawas.

“Estamos tranquilos y contentos. Me siento feliz porque nos estamos superando como medianos productores”, agrega Norlan, cuya familia se dedica a la ganadería, producción de cacao, maíz y frijoles.

La plaza de Wanawas estuvo muy agitada este último fin de semana pues alrededor de seis camiones se dedicaron a acopiar los frijoles que los pequeños productores llegaban a vender.

Onán Pérez Ortiz, pequeño productor y Secretario Político del Frente Sandinista en la comunidad de Wanawas, reafirma que en esa comunidad, la principal actividad es la producción de ganado, frijoles, queso, leche y cacao.

De esta comunidad Wanawas se espera que unos 10 mil quintales de frijoles sean producidos por unos dos mil pequeños y medianos productores, los que han recibido la semilla del grano rojo de parte del Gobierno Sandinista a través de ENABAS.

“Estamos beneficiando a unos dos mil productores pequeños que van a producir unos 10 mil quintales.   Hemos estado teniendo atención de ENABAS, que nos ha facilitado el grano para la siembra y ahorita nos está comprando a un buen precio”, resalta.

Agregó que “en años anteriores el frijol se compraba a 400 y 500 córdobas y ahorita con Enabas los estamos vendiendo a mil 100, ese es un logro para nosotros como productores que el compañero Daniel Ortega nos está mandando directamente a ENABAS porque antes los intermediarios nos venían a matar con los precios…

Santos Andrés Rayte López, es el hombre más solicitado de Wana Was todos los fines de semana, ya que se encarga de coordinar el proceso de acopio en la región de Río Blanco por parte de ENABAS.

“Estamos comprando a mil 100 córdobas el quintal, es decir un precio justo para reconocer el esfuerzo que estos hombres del campo realizan para aportar a la seguridad alimentaria de los nicaragüenses”, señala Rayte, mientras con su mano derecha se encargaba de anotar las libras de frijoles que contenía cada saco que era pesado por otro compañero.

ENABAS ha diseñado todo un plan de acopio nacional que se basa en el informe de áreas sembradas elaborado por el MAGFOR que refiere de unas 156 mil 689 manzanas sembradas de frijol rojo.

De esta cifra, de acuerdo al Ministro Ariel Bucardo se puede perder alrededor de 38 mil manzanas  por exceso de lluvia o cualquier otra eventualidad ambiental, lo que reseña que se cosecharán unas 118 mil 501 manzanas a nivel nacional.

De este total de cosecha, ENABAS estaría acopiando entre un 12 y 10 por ciento, acción que se realiza en diversos municipios del país, como el caso de la comunidad WanaWas en Río Blanco.

Los pequeños productores señalan que en este esfuerzo por sacar la producción para que sea consumida por los nicaragüenses, tiene mucha importancia los caminos productivos, algo que sabe muy bien el director del IDR, Pedro Haslam, quien asegura que en este 2011 se tiene contemplado rehabilitar unos 50 kilómetros en las comunidades productivas del municipio de Río Blanco. Esta cifra se sumaría a los 246 kilómetros ya reparados en esta zona en los primeros cuatro años del Gobierno Sandinista.

“Antes eran unos lodazales que costaba salir, era puro lodo, ahora pasamos en seco, ahora trepan mas vehículos”, destaca doña Gisel García, al remarcar la rehabilitación del principal camino productivo de WanaWas, así como de otros que circundan la zona y que llevan al municipio de Río Blanco.

Y que es desde WanaWas, el gobierno está llevando progreso a todas las comunidades y caseríos, tanto que una cuadrilla de ENATREL está instalando postes para llevar el tendido eléctrico a decenas de familias que habitan en estos lugares y que durante 16 años los gobiernos derechistas les negaron  la electricidad.

“Yo pienso comprar una refrigeradora para ayudarme. Me siento tranquila y alegre, ya teniendo luz las cosas son más fáciles para hacer todo en el hogar tengo tres años de vivir aquí y deseábamos tener esa luz, ahora dentro de muy poco será una realidad”, comentó García.

también te puede interesar