Nicaragua

La derecha inscribe candidaturas en medio de trifulcas internas

Enrique Quiñones será candidato presidencial de la Alianza Liberal Nicaragüense pero el presidente de ese grupo sigue sin verlo con buenos ojos y las divisiones lo confirma como potencial derrotado en las elecciones

Redacción Central |

Enrique Quiñones será candidato presidencial de la Alianza Liberal Nicaragüense pero el presidente de ese grupo sigue sin verlo con buenos ojos y las divisiones lo confirma como potencial derrotado en las elecciones

En medio de fuertes contradicciones internas entre el presidente de la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), Alejandro Mejía Ferreti, y el diputado Enrique Quiñónez, este último fue inscrito como candidato a la Presidencia, en fórmula con la ex miembro del PLC Diana Urbina.

Quiñónez y Urbina fueron inscritos por Mejía Ferreti, quien horas antes, en conferencia de prensa, acusó al candidato presidencial (sin mencionarlo) de haber boicoteado las negociaciones con el sector de la Iglesia Asamblea de Dios, que habría dispuesto a Elizabeth Rojas para integrar la fórmula.

Las contradicciones entre Mejía Ferreti y el grupo de Quiñónez tienen su origen en la decisión de excluir de la lista de candidatos a diputados a los actuales legisladores Ramiro Silva, Ramón Macias y Alejandro Ruiz.

Voces internas en ALN señalan a Quiñónez de autoritario y prepotente, junto a Álvaro Somoza Urcuyo, (aquel de la familia de dictadores)  jefe de campaña de la organización política, quien prácticamente aconsejó al primero eliminar de la lista de candidatos a legisladores, a Silva, Macías y Ruiz.

Las diferencias llegaron al punto que Quiñónez amenazó con renunciar a su postulación  sino se le daba luz verde para decidir en torno a la lista de legisladores a proponer.

Mejía, visiblemente molesto,  se levantó de la mesa donde se brindaba la conferencia, mientras Quiñónez anunciaba a Diana Urbina como su compañera de fórmula, algo que no agrada del todo al presidente del ALN. Urbina resultó electa diputada por el Parlamento Centroamericano (PARLACEN) bajó la casilla del PLC.

“No es el respaldo de una persona lo que me preocupaba, me preocupa el respaldo de mi partido y la Junta Directiva nacional ha hablado y me ha dado el total respaldo y las manos libres”, dijo Quiñónez en alusión a las diferencias con Mejía Ferreti.

“Hay debilidades a lo interno, no supimos negociar con los evangélicos, tengo que reconocerlo”, señaló Mejía Ferreti, al revelar las contradicciones.

Lo cierto es que las contradicciones internas en ALN, iniciaron precisamente cuando fue nombrado Álvaro Somoza Urcuyo como jefe de campaña de Quiñónez y haber expresado fuertes críticas contra el grupo de Silva, Macías y Ruiz.

Por otra parte, un grupo de unas 30 personas acompañó al ex ministro de Educación del gobierno derechista de Enrique Bolaños, Miguel Ángel García y a Elizabeth Rojas, como la fórmula de la Alianza por la República (APRE), quien de última hora declinó participar junto a Quiñónez.

Rojas, en breves declaraciones, acusó a Quiñónez de haber cambiado a última hora los acuerdos, que contemplaban agregar en la lista de candidatos a diputados a líderes cristianos en posiciones “ganadoras”.

Durante las inscripciones se notó una reducida concurrencia de respaldo a estos candidatos derechistas, que de esta manera ya consuman la división que mantienen por prebendas e intereses personales y se confirman como potenciales derrotados en las elecciones de noviembre.

también te puede interesar