Nicaragua

Rosario: Nuestro Modelo permite luchar por la Justicia y estar organizados para atender cualquier cataclismo

Estamos listos, estamos preparados, tenemos un Ejército que ha venido fogueándose en la atención a los desastres y un Sistema para la Atención y Mitigación.

Redacción Central |


Estamos listos, estamos preparados,  tenemos un Ejército que ha venido fogueándose en la atención a los desastres y un Sistema para la Atención y Mitigación.
» Somos un proyecto revolucionario que libra batallas todos los días

La compañera Rosario Murillo Zambrana, coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, en una sesión de trabajo con el Comité de Campaña de Granada, el pasado 11 de marzo, analizó la situación planteada por el terremoto y tsunami que azotó el territorio de Japón, sus consecuencias para el resto de la Humanidad y la preparación alcanzada por Nicaragua, en el marco del Modelo Sandinista, el cual permite a nuestro pueblo, además de luchar por la Justicia, estar preparado para enfrentar cualquier cataclismo.

A continuación, el texto completo de la intervención de la compañera Rosario en dicha sesión de trabajo:

Buenas tardes compañeros, vamos a empezar. Nos tocó ir a presentar las condolencias por esta tragedia que está viviendo el pueblo japonés; los cables hablan ya de más de 100 mil desaparecidos, lo cual seguramente se va a convertir en más de 100 mil muertos, y eso es apenas la cifra inicial. 1,500 muertos certificados, pero según la televisión hay más de 100 mil desaparecidos. Ayer vimos en televisión, una transmisión histórica digo yo, porque es la primera vez en la Historia que se transmite un fenómeno de ese tipo mientras está desarrollándose.

Más o menos eran como la 1:30 de la mañana, estábamos viendo televisión, porque hemos estado dándole seguimiento cercano a las noticias en el mundo árabe, y rompieron la programación en la BBC, donde estaban centrados en los intereses imperiales del día, presentar a su manera la lucha que se está librando en Libia; rompieron para informar que se acababa de dar ese terremoto que, primero informaron era de 7.9, después que era de 8.4; luego que era 8.9, y ahora ajustaron y dicen que es 9.1. O sea, igual al terremoto que destruyó Sumatra y las costas de Tailandia con el tsunami, en el 2004.

En Sumatra, el eje de la Tierra se movió 6 centímetros, aquí se movió 10 centímetros. Esa es una alteración profunda, que tiene que ver con otras catástrofes que pueden generarse; tiene que ver después con cambios que se den en los ritmos de la Naturaleza y que no hacen sino confirmar que estamos enfrentados a una tragedia… el Cambio Climático. Algunos científicos dicen que el Cambio Climático, la Tierra lo protagoniza, porque la Tierra es un Ser Vivo, eso es lo que la Ciencia ha venido confirmando. No es que la Tierra no siente, no percibe; la Tierra se estremece, cruje, vive, como cualquier otro Ser.

Que la Tierra se autorregula con Cambios Climáticos cada cierto tiempo, dicen algunos científicos, y que esto es parte de esos procesos, sólo que ahora, acelerados por la acción humana que ha roto todavía más los equilibrios. Sin embargo, hay quienes dicen que a estas alturas es muy difícil que podamos hacer mucho más que mitigar.  Es decir, si la Especie Humana queremos seguir viviendo, lo que tenemos que hacer es cambiar nuestros patrones de vida. Para mitigar los daños. Por eso es que nosotros hablamos tanto de cambiar el Sistema Capitalista, porque es la sobrevivencia de la Especie la que está en juego. Porque la verdad es que mientras más consumimos, más desbaratamos la Tierra, el Planeta.

Estas catástrofes… dicen que en el Japón nunca ha habido un terremoto de esta magnitud, y eso que en Japón tiembla todos los días, donde los edificios están construidos para resistir terremotos enormes. Pero no sólo es el terremoto, sino que es el tsunami, y para eso no estamos tan protegidos. Porque además hemos venido destruyendo todos los ecosistemas, destruyendo las costas, que son la protección natural; hemos venido arrancando los manglares, los arrecifes coralinos, para construir grandes proyectos turísticos, hemos venido despojando al Océano de sus mecanismos de limpieza, y ¡el resultado es catastrófico!

Entonces, con el eje de la Tierra moviéndose así, tan dramáticamente, estamos expuestos a más cataclismos. Esa es la verdad. Y por eso es que nosotros, siendo previsores y responsables, tenemos que comprometernos con un Modelo, donde la participación de la ciudadanía es clave para la sobrevivencia, no sólo en la defensa del Medio Ambiente, para mitigar, sino a la hora de los desastres.

Cuando no hay una sociedad organizada, que atienda las convocatorias… Nosotros, ayer, a las tres de la mañana estábamos hablando con el General Pérezcassar, porque ya tenemos la experiencia de que, habiendo un terremoto en el Pacífico, todo el Pacífico se activa con alertas o alarmas para tsunami. Entonces, nos empezamos a comunicar, y desde la madrugada estábamos listos, porque tenemos un Modelo en el que estamos profundamente, estrechamente coordinados. Es un Modelo que nos permite hacerle frente a los desafíos de este Mundo; que nos permite luchar por la Justicia, por la Equidad, y al mismo tiempo estar organizados para atender previsoriamente todos estos cataclismos.

Hay cataclismos sociales también. El neoliberalismo ha sido un cataclismo social. Nosotros, en un Modelo como éste, lo que garantizamos es la Estabilidad, la Gobernabilidad, la Tranquilidad; el que la gente pueda ir, poco a poco, mejorando su vida, viviendo con tranquilidad, que es lo que los pueblos quieren. A la par que también, cuando estás articulado, porque estás cohesionado, organizado, el Ejército, otras Instituciones de Gobierno, la Alcaldía, la población, y esto, lo permite un Modelo como el nuestro, un Modelo de Poder de la Ciudadanía, inmediatamente te activas.

Cuando el General Pérezcassar y Alejandro hablaron en los noticieros, ya nosotros teníamos todo el dispositivo listo a lo largo de la costa. Y lo tuvimos listo para una tragedia en el primer nivel, o sea, no nos preparamos para centímetros de agua, nos preparamos para metros de agua, por si venía con toda la fuerza con que golpeó a Japón. Por supuesto que aquí, ese tipo de catástrofe puede ser mucho más destructiva, en términos de vidas humanas, porque nosotros somos más frágiles, más vulnerables. Si ahí, que tienen tanto desarrollo en infraestructura, los golpea mucho; a nosotros nos golpea más porque, cuánta gente vive de manera tan frágil, en las zonas costeras, esos hermanos que tenemos que desplazar cuando se dan este tipo de alertas, de alarmas.

Por eso es que nosotros no nos cansamos de decir que un Modelo como el que el Frente propone, es un Modelo para la Seguridad Humana, para el Desarrollo Humano; y por eso no nos cansamos de decir que los sandinistas tenemos la responsabilidad y el compromiso de trabajar para que en Nicaragua, no sólo se establezca la Justicia Social, no sólo haya Equidad, no sólo vayamos en un proceso alcanzando más Bienestar para la familia, sino que juntos podamos trabajar para defendernos… ¿de qué? Ahora no nos tenemos que defender de ninguna guerra, gracias a Dios eso quedó enterrado totalmente en el pasado. Pero estas catástrofes son terribles.

Nunca se había visto fenómenos de tal magnitud. Esta semana, o sea, en menos de un mes, hubo un terremoto devastador en Nueva Zelandia; hubo un terremoto en Chile, en días pasados; uno en China; uno en Tokio, creo que de 7.4. Lo que pasa es que en esas ciudades japonesas, si no hay tsunamis, los edificios son muy fuertes, y resisten. Y ahora esto, que todavía no se cuenta realmente, no se puede dimensionar la tragedia, tanto en términos de vidas, como en términos de todo lo que es la inversión humana, científica, técnica… ahí, por ejemplo, los cultivos son altamente tecnificados y se perdieron grandes extensiones de cultivos, lo vimos en la tele-visión.

Y qué perfección de Sistema, que a los minutos pudieron los periodistas tomar helicópteros para filmar, por primera vez en la Historia, un tsunami, cuando viene en el mar. Porque están organizados a tal nivel, que se da el terremoto e inmediatamente viene la alerta de tsunami, y al instante puedes tomar todas las previsiones, en el sentido, por lo menos, de salir a ver cómo socorrer. Porque para el tsunami, a estas alturas, el estado de nuestras costas en el Mundo, no nos permite protegernos, lo que podemos salir es a atender la emergencia o a filmar, como hicieron ayer.

En este mundo estamos, compañeros; en ese mundo que vibra, con luchas, con intervenciones, con injerencias, con reclamos justos, con más presencia de Mujeres y Jóvenes, demandando Derechos en las calles; con tragedias y catástrofes, que antes les llamábamos naturales, ahora ya sabemos que no son naturales, son producidas por nosotros mismos en gran parte. Este tipo de fenómenos, cuando son naturales, se dan de acuerdo a lo que son los ciclos en los que se mueven las placas, en que hacen erupción los volcanes, cada tantos años, cada período. Ahora todo eso está completamente enloquecido, es imposible decir que cada 30 años va a haber un temblor fortísimo… ¡eso es imposible! Puede ser incluso, dentro de 15 días otro terremoto ahí mismo, ¡perfectamente! en el mismo lugar.

Por eso es que el Comandante está ahorita diciéndonos que no desactivemos, que esperemos hasta las 9 de la noche, porque nunca se sabe si estas réplicas, pueden generar un movimiento de aguas, y nosotros ya estaríamos desactivados. Tenemos que esperar hasta que esté totalmente calmo, y no haya ninguna señal, e igual estar listos, para medianoche volvernos a montar, por-que aquí vivimos de alarma en alarma. Esa es la realidad.

Pero lo importante es que estamos listos, estamos preparados, que tenemos un Ejército que ha venido fogueándose en la atención a los desastres; un Sistema para la Atención y Mitigación. Yo digo que podemos prevenir más muertes en la medida en que estamos ahí más rápidamente con la Defensa Civil, con el SINAPRED, con otros Organismos de Gobierno, y todo eso, articulado con el Poder Ciudadano y las Alcaldías. De ahí la importancia también de que hubiese más Alcaldías en manos del Pueblo, porque eso tiene que ver con estas Redes de Defensa de la vida, que tenemos que asegurar en todas partes.

De cara a lo que es nuestra batalla de este año, que no se aleja de todas estas batallas, al contrario, está inmersa en ellas; venimos haciendo encuestas, investigaciones en cada Departamento del país. Yo les hice llegar a través de la Secretaria Política, la encuesta del Departamento de Granada, donde vemos que no tenemos tanto crecimiento como quisiéramos tener. Tenemos crecimiento, pero no tanto como quisiéramos o deberíamos. Y cuando digo quisiéramos, es porque corresponde con la demanda y la necesidad del pueblo de Nicaragua, no que quisiéramos personas particulares; no es capricho de nadie, no es para el poder personal de nadie, en términos de protagonismos.

Es porque el Pueblo de Nicaragua exige continuidad de un Proyecto Cristiano, Socialista y Solidario, que le ha venido beneficiando ya, y que no podemos nosotros, porque no trabajemos a la altura de la demanda del Pueblo, poner en riesgo. Nosotros tenemos la obligación de ganar esta Elección con el máximo de votos, porque ese máximo de votos nos va a garantizar también mayoría Legislativa, que a la vez nos va a garantizar un avance más fluido, y más rápido de los Programas y Proyectos del Gobierno.

Nosotros hemos estado parqueados muchas veces, ustedes lo saben, por semanas y hasta meses en la Asamblea Nacional… que nos bloquean Presu-puestos, nos bloquean Proyectos, Programas. Necesitamos agilizar, dinamizar, porque estamos com-prometidos con esa transformación del país, y esa transformación no puede ser demasiado lenta. La urgencia de la gente es grande, la gente sigue estando pobre. Nosotros hemos venido reduciendo el índice de pobreza, pero la gente sigue vivien-do en pobreza. Mucha gente que ha estado en pobreza, empobrecida por el Sistema Capitalista, por el neoliberalismo, sigue empobrecida.

Pero sí tenemos beneficios o Derechos Restituidos, visibles, que nos atraviesan a todos… la gratuidad en la Salud, la gratuidad en la Educación, los subsidios, la política de subsi-dios a los alimentos, a la energía. Todo lo que nos permite mantener el salario a las familias, a diferencia de otros países donde la gente tiene que salir a la calle a reclamar incrementos salariales, porque van subiendo los alimentos, y los salarios no suben, se mantienen igual. Aquí, en el Modelo de Consenso que tenemos con la Empresa Privada, se han venido también articulando, dos veces al año, los ajustes salariales de rigor.

Nosotros tenemos que ganar, para seguir transformando la realidad económica, social y política del país, desde este Modelo que garantiza protagonismo a las Mujeres, a los Jóvenes, a los hombres, a las familias. Hemos dicho que nuestro Modelo está centrado en la Familia y en la Comunidad, que todos somos protagonistas. Y queremos ganar esta Elección desde ese protagonismo, y queremos ganar esta Elección con el Frente Sandinista, no con la publicidad, ni con los medios de comunicación, sino con el Frente Sandinista. Porque eso es lo que nos va a permitir constatar, a la hora de contar los votos, que toda esa gente que movilizamos en las calles y en las plazas, va a votar.

Nosotros hemos sido muy buenos para llenar plazas, va  uno a las actividades de Campaña, a cierres de Campaña, y es impresionante la cantidad de gente que movilizamos; pero después, no la llevamos a votar, porque damos por hecho que esa gente va a votar por su cuenta, y eso no es verdad, ¡ni los sandinistas vamos siempre a votar! Tenemos que ocuparnos de llevar a votar a nuestros compañeros sandinistas, en primer lugar. Porque si sólo con los Militantes Sandinistas de nuevo ingreso y los Militantes que estaban recibiendo nuevamente su carnet, sumamos más de 1 millón 300 mil, sólo con eso y su familia, ganaríamos la Elección con mayoría abrumadora. Pero el problema es que mucha gente se confía, y dice… “¿para qué voy a ir a votar si el Frente va a ganar?” Y no va, y nosotros no nos ocupamos de llevarla.

Por eso decimos, la garantía de que trabajemos desde el protagonismo de la ciudadanía, la garantía de que llenemos las urnas de votos con todos los sandinistas y todos los que nos quieran acompañar en este Proyecto, es el Tendido Político del Frente Sandinista, es la organización del Frente en la Comunidad, desde el barrio; es la organización del Frente, deponiendo los egoísmos… ¡y ahí sí! los protagonismos que no son ni funcionales, ni propios de un Movimiento Revolucionario.

No podemos estar luchando entre nosotros por quién manda, porque usualmente la batalla es… ¿quién es el Secretario Político? ¿Quién es la Secretaria Adjunta? ¿Quién es el Secretario de Juventud? Nos matamos por eso, y dejamos totalmente descuidado el Tendido Político; no nos ocu-pamos de ir a buscar a los hermanos y hermanas sandinistas que viven en esa Comunidad.

Nosotros ¡necesitamos trascender todo eso! porque necesitamos organizar al Frente Sandinista del Siglo XXI, que no sólo sea Maquinaria Electoral que se organiza en Agosto para ir a elecciones en Noviembre, llenar las calles, llenar las plazas, y aún así,  ¡ni siquiera llevar a votar a todos los sandinistas! Y a veces, también, tener una debilidad profunda en el Tendido Electoral, que es otro de los grandes problemas que estamos atacando desde ahora, no en Agosto ni en Septiembre, ¡desde ahora! porque el Tendido Electoral és la garantía de nuestros votos!

No podemos ir a una elección exitosa si no te-nemos un buen Tendido Político y un buen Tendido Electoral; las dos cosas son igualmente necesarias, y el compromiso de asegurar esas condiciones es de todo el Sandinismo en un Departamento, y sobre todo, de lo que llamamos la Dirección Política, en ese concepto de trabajo en equipo, que el Comandante y el Congreso ratificaron hace unos pocos días, donde estamos las Mujeres, los Jóvenes, los varones, y la Comunidad, que es el Poder Ciudadano. Nosotros no podemos seguir excluyendo ni discriminando a nadie, ¡no podemos ser excluyentes!

Tampoco podemos creer, que sólo los mayores tienen autoridad. Todos tenemos el deber de impulsar este Frente Sandinista del Siglo XXI, que necesita la energía, la vitalidad, el vigor de la Juventud; la sabiduría y la experiencia de los más grandes; y la energía complementaria de las Mujeres. Si no, no seríamos representantes de toda la sociedad. Sólo así, representando a todos los que de una u otra forma tienen la experiencia de vida social completa, es que podemos incorporar las distintas formas de pensar, las distintas formas de vivir, todas las vivencias, los sentimientos, las emociones… la identidad de Pueblo.

El Pueblo no es sólo masculino, ni es sólo adulto mayor, ni es sólo de mediana edad, ni es sólo joven, ¡es todo! Tenemos la obligación, como representantes revolucionarios de todo un pueblo, de incorporarnos todos a la Dirección Colectiva, al trabajo conjunto, y a la responsabilidad de asegurar estas condiciones mínimas, para que el Frente sea ese Partido del Siglo XXI, que moviliza, incorpora, integra, que lleva a votar, que asegura esos votos, los defiende, y que después continúa participando desde la Comunidad; continúa promoviendo la participación desde la Comunidad, porque la batalla no se acaba el 6 de Noviembre. La lucha sigue… hay que seguir cambiando el país.

Hay que seguir proyectando y promoviendo legislaciones nuevas, que se cumplan, no nuevas que que-den archivadas. Hay que seguir promoviendo y proyectando Presupuestos, acordes con la realidad económica del país y a la demanda creciente de todos los sectores. Hay que seguir cambiando Nicaragua dentro de esa lógica Cristina, Socialista y Solidaria, que el Frente ha asumido como propia. Entonces, exige de mucho, mucho trabajo, mucha voluntad, mucha energía, mucho sacrificio, y sobre todo, nos exige escribir una Historia Nueva.

Si nos quedamos dando vuelta, diciendo que somos lo que somos, porque no lo podemos cambiar… hay muchos lugares donde los compañeros nos dicen: es que aquí hemos sido así toda la vida, somos especiales, ¡aquí no hay nadie que sea especial! Ni Granada, ni Chontales, ni Boaco es especial. Aquí lo que es especial, es el compromiso con el Pueblo de Nicaragua. No me van a decir a mí que no se puede hacer más, cuando hay todas las condiciones para crear el Partido que la gente necesita; el Partido que crea en el cambio que está promoviendo. Decimos que estamos cambiando Nicaragua… pero “nosotros somos especiales y no podemos cambiar, ni podemos cambiar la correla-ción de fuerza, porque ahí somos muy, pero muy especiales”. ¡Eso no es así!

Contra ese discurso se rebela, no las personas, ¡el Pueblo! Si ese discurso se hubiese adoptado en el año 77, 76, 73… o más atrás, desde que se fundó el Frente, que cumple 50 años, en este 2011… Si hubiéramos sido tan especiales, porque éramos tan débiles, o tan cobardes, que no podíamos enfrentarnos a la Guardia… ¡jamás hubiéramos ganado en el enfrentamiento a la dictadura! Pero aquí tuvimos gente capaz de soñar, capaz de deponer ambiciones; tuvimos gente capaz de desprenderse totalmente, ¡de dar la vida! Tuvimos gente capaz de pasar décadas en la cárcel; tuvimos gente capaz de escribir desde la cárcel, y animar y alentar a los que estábamos afuera, contándonos sobre lo que venía, y cómo pronto íbamos a ser libres… ¡tuvimos gente capaz de hacer la Revolución!

Y nosotros no nos podemos quedar atrás hoy, cuando las condiciones son óptimas para librar las batallas revolucionarias, ¡óptimas! Porque no tenemos ahora la dura realidad de los años 80, cuando los Cuadros Políticos del Frente Sandi-nista tenían que ir a reclutar jóvenes para ir a la guerra, y luego a entregar, a sus madres, com-pañeros caídos. Esos eran los Secretarios Políticos del Frente, en los años 80, ¡y se enfrentaron a eso!

Y aquí, nosotros sacamos 40 y pico por ciento, cuando el Imperio nos enfrentó a la oligarquía. 40 y pico por ciento de conciencia revolucionaria sandinista, en medio de un montón de muertos y de todo tipo de carencias por los bloqueos. 40 y pico por ciento, a pesar de que nos decían, que si ganaba el Frente volvía la guerra, ¡porque la guerra ya la había ganado el Frente Sandinista!

Todo eso de que doña Violeta trajo aquí la Paz… ¡es mentira! ¿Cuál Paz trajo doña Violeta? Si aquí lo que empezó con esa señora y su Gobierno, fueron 16 años de enfrentamientos y de muertes por falta de salud, por hambre; de arrebatarle las empresas a los trabajadores; de mandar a los muchachos a dejar de estudiar, de volver al analfabetismo, porque los padres no tenían con qué pagar; privatizaron la Salud, la Educación. A esa guerra, a esa otra forma de guerra, es que nos mandó el Imperio.

Pero el Frente siguió resistiendo, luchando, enfrentándose… ¡y volvimos! 16 años durísimos, con mucho sacrificio, muchos muertos por falta, precisamente, del compromiso con la Salud y con el Bienestar de las mayorías. Y el trabajo de los sandinistas en todo el país, aunque no era ya el trabajo sistemático, tan organizado como en los años 80, permitió que ganáramos y que estemos hoy en el Gobierno nuevamente, replanteándonos el Proyecto Revolucionario en ¡condiciones mucho mejores! 109 Alcaldías en poder del Frente San-dinista, el Pueblo con el Frente Sandinista; medios de comunicación que nos permiten tener más influencia. Programas y Proyectos Sociales desde el Gobierno, que son muy efectivos. Tan efectivos que hasta los mismos candidatos de las derechas están diciendo que los van a mantener.

Esa es la realidad, eso es lo que hemos hecho. Eso es lo que se puede hacer cuando hay voluntad, compromiso, pero sobre todo, desprendimiento; cuando no hay pleito entre nosotros mismos por ver quién es más protagonista que otro. Ese es el daño terrible que nos hizo el Capitalismo Salvaje… trasladarnos los valores del Sistema, el egoísmo… si no soy yo, no es nadie. Entonces, vengo y hasta me organizo con grupos de choque, para ir a responder cuando se trata de aplicar cambios necesarios para fortalecer deter-minadas áreas del trabajo político. Todo eso lo hemos vivido, y eso no corresponde con la lógica de un Movimiento Revolucionario.

Lo único que corresponde con la lógica de un Movimiento Revolucionario, y de Militantes Revolucionarios, es asumir los desafíos de cada momento, sobre todo si tomamos en cuenta, como decía, que estas condiciones que tenemos hoy, no las hemos tenido en los últimos 20, 30 años. Esa es la verdad, porque en los años 80 ¡era durísimo! La guerra… ¡cómo golpeaba a las familias nicaragüenses en general! una guerra impuesta, precisamente, para desgastar el Proyecto Revolucionario.

Lo increíble es que este Frente Sandinista, ha logrado ponerse de pie, combatir, luchar de distintas formas, con este liderazgo del Coman-dante Daniel, y trascender todos los desafíos ¡con Victorias…! Por eso decimos: ¡Vamos por más Victorias! Porque aunque no lo sepamos medir, no lo sepamos leer, cada uno de los momentos, cada una de las etapas de nuestra Revolución, han sido etapas de Victorias para el pueblo… Victorias morales.

Ese Fallo de la Corte Internacional de Justicia… ¡la única vez que la Corte ha fallado contra los Estados Unidos! dándole la razón a Nicaragua. El Comandante Daniel anoche leía extractos, ¡eso es histórico! Esa es una Victoria Moral del Pueblo de Nicaragua. Por eso decimos que hemos ido de Victoria en Victoria; y por eso decimos que nuestros Militantes no pueden sino tener ese mismo coraje, esa misma disposición de Lucha y de Victoria; esa misma integridad, esa misma cualidad, porque tenemos que honrar la Memoria, la Gloria del Frente Sandinista de Liberación Nacional, con cada paso, con cada tarea cumplida, con cada Misión asumida.

¡Estos son Nuevos Tiempos! Tiempos de grandes desafíos en otro campo: el campo de las ideas, el campo electoral. Ahora no estamos exponiendo la vida; ahora no van muchachos a morir a la montaña a manos de la Contrarrevolución armada, finan-ciada por el Imperio. Hay una historia de lucha detrás de cada uno de nosotros; hay una lumino-sidad que no podemos apagar, no tenemos derecho a apagar; tenemos que asumir, son nuestras ban-deras.

Nosotros vamos por más Victorias, en todo el país, y confiamos plenamente en [email protected] compañ[email protected] que asumen al Frente Sandinista como el Tesoro Patrimonial del pueblo nicaragüense, y están dispuestos a caminar con esas banderas, para hacer realidad todos los sueños de los Héroes, de los Mártires y del pueblo nicaragüense en general. Esa es la ruta.

Las dificultades que podamos tener como equipo, son mínimas, en relación a la inmensidad del reto que tenemos por delante. Imagínense que se despiertan ustedes el 7, o que no se acuestan ya, porque les van a decir que se perdieron las elecciones, ¡porque los sandinistas no supimos defender este Proyecto y este Gobierno! Ese dolor, yo no sé si lo podemos aguantar a estas alturas de nuestras vidas, los que ya vivimos el otro. Yo le digo a los compañeros, inspírense en ese dolor, para no permitir que la derecha vuelva al Gobierno en Nicaragua. Para hacerlo absolutamente imposible!

La derecha se ve inspirada porque ellos están con todas las ganas de volver al Gobierno, para seguir robando. A nosotros, que nos inspire aquel dolor, aquel sufrimiento, y los 16 años de muerte, de destrucción, de hambre, de analfabetismo, en Nicaragua. ¿Queremos volver a ver aquellas marchas de los campesinos hambreados que venían desde Matagalpa, a reclamar comida, despojados de las tierras que la Revolución les había dado? ¿Queremos volver a ver a la gente vendiendo sus cuatro pulgadas de tierra a los patrones de antes? Porque mucha gente le vendió a los mismos patrones, porque nunca recibieron financiamiento para poder trabajar esas tierras.

Ahora hemos venido logrando que la gente se legitime como [email protected] en el campo y la ciudad, y no queremos que les arrebaten ese derecho. No queremos que les invaliden los títulos de propiedad, que lo pueden hacer, ¡ya lo hicieron una vez! No queremos que mueran más niños al nacer; nosotros hemos logrado disminuir notablemente la mortalidad infantil. No queremos que vuelvan las epidemias.

¡No queremos que vuelva la oscuridad…! Porque a muchos ya se nos olvidó cómo estaba Nicaragua cuando llegó al Gobierno el Frente Sandinista… Sin luz no hay trabajo, no hay inversión, no hay turismo, ¿quién va a venir a Nicaragua, ustedes que viven en una ciudad esencialmente turística, si no hubiera luz? ¿Con qué energía van a desarrollarse los Proyectos? Nosotros pudimos resolver el problema de la energía; tenemos el reto de resolver el problema del agua, donde jamás se invirtió en 16 años, y sabemos que hay grandes carencias. No lo negamos, no lo ocul-tamos. Porque, además, no las creamos nosotros, aunque sí las asumimos como desafío.

Hemos avanzado, pero la destrucción del Sistema de agua potable era tan grande, que nos toca años para reponerlo, porque también está la falta de recursos. Pero aquí lo que hay es mucha voluntad, y un Gobierno con Políticas sensibles, Políticas Sociales, verdaderamente comprometidas a fina-lizar con la pobreza… ¡tenemos el compromiso de acabar con la pobreza!

La pobreza no es una bandera para ir a pedir reales, como es el caso de otros Gobiernos. La pobreza no es una bandera para que me financien, como es el caso de algunas ONG; que todos sabemos cómo operan, y todos sabemos que son punta de lanza del Modelo de dominación Imperial. Nos reparten centavos, nos captan gente hasta de nosotros mismos para que “agarren” centavos, y además, para que nos peleemos por esos centavos; pero además, las condicionan, les dicen que no pueden participar en política.

Para eso sirven ciertos ONG, para quitar base a los Movimientos Revolucionarios. Contado por Rigoberta Menchú en Guatemala, donde ella era gran amiga, fundadora de una cantidad de ONG; y ahora que está construyendo su Movimiento Polí-tico me dice: “toda esa gente que yo atrincheré en las ONG, ahora me dicen que ni siquiera me pueden dar la firma, porque son apolíticas.”  ¿Apolíticas? Ese es un Proyecto político para debilitar a los Movimientos Revolucionarios. Y la pobreza es una bandera, les paga, es rentable, porque le sacan millones para uso y beneficio personal, a la llamada “lucha contra la pobreza”.

Nosotros sí  estamos comprometidos, porque tenemos compromiso de Humanidad; comprometidos para acabar con la pobreza en Nicaragua. Un Gobierno comprometido con la Restitución de Derechos a todos los sectores. Nosotros alfabetizamos, encontramos al país otra vez, sumido en la ignorancia, y ya lo llevamos al 3%. ¿Lo ha hecho la derecha en Nicaragua? Nosotros vamos por el Sexto Grado Universal, ¿se lo ha propuesto la derecha en Nicaragua?

Ayer el Comandante anunció becas; tenemos ya 16 mil jóvenes becados en las universidades, pues habrá muchos más becados con los Programas de 12 millones de dólares, que él anunció ayer, con apoyo del ALBA. Porque nosotros sí creemos en la Educación, porque creemos en la Dignidad Humana, y creemos que la persona debe recuperar su Dignidad y sus Derechos, para ser verdaderamente libre.

Y a eso estamos dedicados, tiempo completo, día y noche, con mucha mística, con mucho compromiso, con mucha seriedad. Viendo todo el tiempo cómo distribuimos los centavos para estirarlos… mucha gente de otros países, se queda absolutamente pasmada, cuando ve lo mucho que se hace aquí, con tan poco que tenemos. Por supuesto que no llegamos a todos los que quisiéramos alcanzar; pero creemos, estamos seguros, que en esta Se-gunda Etapa del Gobierno, Cristiano, Socialista y Solidario, con votos en mayoría también para la Asamblea Nacional, podemos acelerar los procesos.

Por eso es que es tan importante que no sólo convenzamos a todos los sandinistas, en primer lugar, y después a todos los que nos quieran acompañar. En este momento hay mucho empresario, mucho emprendedor, mucho productor que nos acompaña, y hay que asegurar que nos acompañe, con-vencerlo de ir a votar, porque es hasta por su propio interés. Aquí, lo más importante, en este Mundo que describíamos al inicio, es la Estabilidad. Un país con Estabilidad, un país con Paz Social, con gobernabilidad, un país donde no hay conflictos, o batallas que cuestan tantas vidas, es un país que está en el camino del éxito, y el éxito para nosotros es el Bienestar de la gente. El éxito no es que se hagan más ricos los ricos, es que haya Justicia Social, que la gente viva mejor, que se eduque y tenga alegría porque está sana.

Todo eso es parte de lo mismo, es decir, no podemos hablar sólo, o de Bienestar Material o de Ideales y Valores, porque el Ser Humano está com-puesto por todos los aspectos, y lo esencial es tener la Fuerza, el Optimismo, la Confianza, todos los días; la Fé, para levantarte a hacer cosas, a seguir aportando, a seguir cambiando el país, y a seguir enfrentando el desafío de continuar, de seguir, de enfrentar todos los embates de la derecha mediática, y estas derechas po-líticas que se están perfilando cada vez más con sus figuras agotadas, pálidas, desencajadas, marchitas, borrosas, sin propuestas, sin credibilidad!

Pero nosotros, ¿qué es lo que tenemos? Esa tradición, esa cultura, ese orgullo, de un Sandinismo que trajo la Democracia a Nicaragua, que trajo la Paz a Nicaragua, y que ha traído los cambios que permiten a la gente, ahora, recuperar su voz, hablar con alegría, con dignidad, hablar con optimismo… enfrentarse al futuro con optimismo. Esos somos nosotros, y tenemos mucho qué mostrar, en términos de logros: Alfabetización, Educación, Salud, Titulación, Energía, Financiamiento, Inver-sión Turística, Inversión en General, Comercio Justo, Complementario con el ALBA; Comercio Justo con la Federación Rusa; diversificado el mercado; Comercio con los Estados Unidos, aunque no es justo, pero comercio pues.

Nosotros tenemos logros, no tenemos para qué atacar a nadie. Porque tenemos muchos avances qué mostrar. Macroeconómicamente hemos avanzado nota-blemente. Lo que pasa es que a la gente que está en pobreza, le llegás a hablar de una macroeco-nomía saludable, y obviamente, no lo va a entender; y no es conveniente, porque la gente está en pobreza. No puede entender que vaya creciendo la economía y no le lleguen más beneficios o más derechos. Entonces, tenemos que centrar nuestro discurso en la experiencia social, vital, cultural, de la mayoría de los nicaragüenses.

Mostrar todos estos logros, pero a la par decirles: sabemos, estamos conscientes que tenemos que hacer mucho más. Pero hay cosas de las que todo el mundo se beneficia, y entre ellas, la Energía, la Educación, la Salud, y la recuperación de la voz, el voto, el protagonismo, la Dignidad de [email protected] nicaragüenses.

Repito que, problemas siempre van a haber, pero si tenemos la capacidad de proyectar las grandes tareas, las grandes misiones, los grandes éxitos de nuestra Historia, por encima de nuestras gran-des o nuestras pequeñas miserias humanas, ¡vamos a triunfar! En la vida cotidiana, todos los seres humanos estamos hechos también de miserias, porque todos tenemos cualidades y defectos; pero colectivamente, este Frente Sandinista, como Movimiento Social, Político, como Movimiento Revolucionario, tiene tantas Victorias, tanta Dignidad y Orgullo sobre sus espaldas, que eso tiene que llenar nuestros corazones de energía, de compromiso, de decisión para trabajar cada día mejor, y para defender el Proyecto que tenemos, sin atacar a nadie, y mucho menos buscar justificaciones o muletillas, para no hacer lo que nos toca hacer a cada uno de nosotros, que es enfrentarnos al reto, asumirlo y cumplir las tareas.

Tenemos que cumplir las Resoluciones del Congreso, incorporarnos todos, Mujeres, Jóvenes, Adultos, Comunidad, en la Dirección Colectiva del Frente. Tenemos que completar el Tendido Político y hacer realidad la vivencia de las Asambleas Sandinistas de Campaña, que empiecen ya a identificar a toda la gente que podría votar por nosotros, en primer lugar, [email protected] sandinistas en cada Comunidad. Tenemos que hacer realidad la planificación de un trabajo de comunicación directa hacia esas familias a partir de más o menos mitad de año, no ahorita. A [email protected] sandinistas sí hay que buscar cómo incorporarlos desde ya; a todos los que, por distintas razones, estén desactivados o alejados.

Hacer los planes desde ya, para movilizar a los votantes, a las votantes, el día de la elección; asegurar desde ya el Tendido Electoral con los mejores Cuadros, los más leales, los más fieles,  los más comprometidos, y por supuesto, que tengan cédula. Tenemos que continuar haciendo trabajo con la Juventud, con las Mujeres, con las Familias; con lenguajes distintos, con lenguajes convincentes. Porque cuando uno habla con la verdad, uno está convencido, y uno puede convencer; cuando no tenés la verdad en tus manos, se nota, es flojo tu discurso, mucho menos que podás transmitir confianza o entusiasmo, o que seás creíble, ¡es muy difícil!

Queríamos, en primer lugar, esbozarles esto que hemos venido tratando con todos los Consejos Sandinistas Territoriales de Campaña, ya llevamos cuatro Departamentos; expresarles la preocupación por el trabajo en el Departamento, y decirles que nosotros confiamos en la capacidad de ustedes para trascender las dificultades, para trabajar como equipo, para no quedarse retozando en lo que son las pequeñas miserias, para llenarse de orgullo saludable, para no culparnos unos a otros. Lo más fácil es… ¡Ah! es fulano, es zutano, ¡eso no resuelve! Lo único que resuelve es trabajar, sin atacarnos, sin enemistarnos, sin atrincherarnos, porque estamos trabajando por el Bien Común. Decimos: “Unidos por el Bien Común,” y entre nosotros, algunas veces no nos unimos, o no queremos saber lo que es el Bien Común.

Creo que hace falta una reflexión profunda sobre nuestros Valores, sobre nuestra Historia, sobre quiénes somos, de dónde venimos, para dónde vamos. Y hace falta también, recordar con insistencia, esa mañana terrible del 26 de febrero, ¡para que no se repita! Es lo que a uno lo puede disponer, a sacar toda la energía que tiene en su mente, en su corazón, para estar Siempre Más Allá, como decía Sandino. Porque hay días que uno amanece cansado, pero uno ve cómo hace, y logra pasar el día, y hacer algo más, porque siempre se puede un poquito más. Siempre encontramos el recurso interior que se reproduce, ¡eso es real!

Y mientras uno más trabaja en el servicio al prójimo, más energía produce su corazón. Eso es así, se reproduce la energía vital. Mientras más nos quedamos en el rencor, en el resentimiento, en la apatía o en la indiferencia, nos enconchamos, nos paralizamos y hasta nos enfermamos. La gente contenta, es la gente que anda haciendo cosas todo el tiempo; no tiene lugar en su corazón para la depresión, para el resentimiento, porque está ocupada, está haciendo cosas, está entregada a una causa. Al Bien, a la Paz, al Prójimo.

La gente que se ocupa también de estar informada, de saber que desafíos como éstos hay en todo el mundo ahorita; eso también a uno le da mucho vigor… la comprensión de una lucha global, cada pueblo en su ritmo, en su proceso, en su identidad, en su cultura, pero cada pueblo luchando. No estamos solos en el mundo. Aquí nos toca defender los Procesos Revolucionarios para América Latina, para Nuestra América, y ese instrumento poderoso que se llama Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América, nos acerca y lleva a com-partir reflexiones y posibilidades, en todos los campos.

En esta semana tenemos reunión del Consejo Económico en Quito, la próxima semana del Consejo Social, y ahí se están viendo siempre, continuamente, nuevos Proyectos, como el que anunció el Comandante ayer, el de las becas… ¡12 millones de dólares en becas! en los próximos años, para los bachilleres de primer ingreso a las Universidades. Becas que serán canalizadas a un Consejo, donde el criterio va a ser el rendimiento académico de los estudiantes, básicamente de 80 para arriba. De manera que tengamos garantía, de que ese joven, va a recibir ese instrumento de poder, para ejercer el Poder del aprendizaje, del estudio, y luego del servicio a su Pueblo, a su Comunidad, a su Patria.

El trabajo es de todos los días, la lucha es de todos los días… esos son los imprescindibles, dicen, ¡los que luchan siempre! Aquí estamos para decir que somos de los imprescindibles, de los que luchamos siempre, para asumir las tareas de este año, ¡como si todos tuviéramos 15 años!

El llamado que yo les hago es a buscar sintonías entre ustedes, como equipos, y sobre todo, como Frente Sandinista, y no buscar excusas para las fallas. Siempre ha sido una característica de la gente menos evolucionada… los éxitos tienen padres, tienen hijos; las fallas son huérfanas.

Tenemos que trabajar con otra lógica, porque tenemos a nuestras espaldas y en nuestro corazón, todas las etapas de lucha del Frente Sandinista. Una Revolución como la nuestra, que nos ha permitido graduarnos de Revolucionarios en la lucha contra la dictadura, en la lucha contra la injerencia, la intervención armada que se dio en Nicaragua en los 80; en los 16 años de lucha contra el neoliberalismo, y ahora en la lucha por construir el Porvenir con Luz y con Verdad.

—– 0 —–

“Abajo” es un término que debemos ir erradicando… nosotros no vamos “abajo.” Miren, ustedes van a un barrio, y le dicen a la gente: yo vine aquí “abajo”… no, compañ[email protected], ¡la gente no está abajo! ¡Por favor! Esa es una concepción de la que hay que salir.

—– 0 —–

Recordemos que aquí no estamos como una secta de clandestinos, no estamos en las catacumbas. Tenemos dos canales de televisión, vamos a tener un tercero  que se abre en los próximos días. Ahí se difunde una cantidad de información, y lo que nos toca a nosotros es ir a platicar sobre lo que salió en el noticiero. Quiero dejar claro esto… No nos podemos convertir en una gran universidad para los Cuadros Políticos en un Año Electoral.

En el Año Electoral hay que salir a dar la Batalla por el Voto, hablando con sencillez. Yo estoy segura que cualquiera de los compañeros que está aquí, sabe que no había energía, porque lo hemos vivido. Si nosotros no vivíamos en Austria, ¡vivíamos aquí! Que no había energía, que no había salud, que no había educación. Eso es lo que hay que ir a compartir con la gente.

Y la televisión, y la radio, que tenemos varias también, nos apoyan porque todos los días están dando información de todo lo que se está haciendo. El problema es que si nos intelectualizamos, nos enredamos; esto no es para inte-lectuales. El Cuadro Político no se improvisa; el técnico, el intelectual, abunda… el Cuadro Político es el que tiene la capacidad para comu-nicarse con la gente, y para lograr que la gente comprenda y se sume. Ese es el Cuadro Político, para eso no se necesita mucho curso.

—– 0 —–

La información se las estamos dando tres veces al día; tenemos el Canal 4 y el Canal 8, bombar-deando de información 3 y 4 veces al día; tenemos las radios, y tenemos además, la información política directa del Frente a sus Cuadros. Pero esa es la interna nada más, porque todo lo que tiene que ver con lo que el Gobierno está haciendo, está en los medios.

Lo que tenemos que hacer es trabajar un poquito nosotros; ocuparnos de ver los noticieros, que lo hemos dicho tanto.  Los Cuadros del Frente son los primeros que tienen que estar pegados a la televisión, para ver qué es lo que sale ahí todos los días, para ir después a socializar, uso su palabra, con la gente, e invitarlos a que por lo menos vea los espacios de información, donde se habla de todo lo que está haciendo el Gobierno en todas partes… Por ejemplo, ahora tenemos más de 150 mil familias con zinc en vez de palma, en los techos. En medio de la pobreza terrible de este país, eso es un avance.

Pero para eso, hay que estar pendientes.  Eso no necesita mucho estudio… Lo que necesita es, sentarse, copiar en un cuaderno…  a ver, ¿qué es lo que ha hecho el Gobierno? Salud, Educación, Energía, Plan Techo, Títulos de Propiedad, Finan-ciamiento, las PYMES, el Turismo.  Usted hace su listita, y luego se ocupa, cada uno, de estar pendiente de la información que está saliendo continuamente.

Porque mientras más estereotipado, más lejos del corazón de la gente. El lenguaje tiene que ser directo, así como vivimos, así hablamos, y así logramos convencer a la gente. Pero si llegamos con un lenguaje de universidad, de cátedra… en primer lugar, lo primero que hacemos es que la gente desconfíe, porque el que llega envolviendo con palabras, lo que está es ocultando, lo que quiere es tapar algo. A veces, con el palabrerío lo que se pretende ocultar es que no estamos convencidos nosotros mismos.

Pero cuando nosotros estamos convencidos de corazón, sabemos que lo hemos hecho bien, que necesitamos hacerlo todavía mejor, y para eso tenemos que ganar. Porque es bien sencillo, esto no es de intelectualismo; no estamos en un nivel de sofisticación; no estamos en Suecia, no estamos en Finlandia… estamos aquí, hoy. Aquí las cosas son bien simples; somos nosotros, los Seres Humanos, los que somos complicados a veces.

—– 0 —–

Es muy importante que cuando nos veamos a nosotros mismos, sepamos ser autocríticos. Porque si nosotros sólo expresamos nuestros deseos, pero no vemos la realidad… nosotros estamos llenos de buenos deseos, todos queremos ser más fuertes, más unidos, más articulados, más organizados ¡ese es el deseo! Lo que se atraviesa entre nuestros deseos y la realidad, son desgraciadamente, los defectos del Ser Humano, los Seres Humanos somos cualidades y defectos, en el mundo estamos.

Si no vemos que, de alguna manera, hemos sido más atravesados por una serie, digamos de, no voy a decir defectos, voy a decir, fallas que no son propias del Sandinismo, que tenemos que trabajar; si no lo vemos, el problema es que podemos creer que vamos muy bien, y no le damos la importancia que tiene al trabajo que hay que hacer para atender los problemas que pueden crearnos más problemas, sobre todo, que pueden llevarnos a no ganar las elecciones.

Es decir, tenemos todas las condiciones para que en Granada se gane la elección  ¡y se gane bien! Porque además, hay que ganar con contundencia. Si no nos vemos en la dificultad, si no enfrentamos la dificultad, y si decimos que estamos más unidos, más organizados, y mejor que nunca, no estamos reflejando toda la realidad. Estamos seguros que nosotros podemos salir muy alto, trabajando bien, deponiendo los egoísmos, y viendo los problemas. Porque el problema hay que verlo, para atenderlo; si sólo hacemos un discurso triunfalista, todo está bien, estamos mejor que nunca, ¡no vemos los problemas!

Yo sé que ese es un buen deseo, pero por encima del buen deseo, tiene que estar el realismo. Yo necesito trabajar mejor, y para trabajar mejor tengo que ver dónde está el problema, para buscar cómo, en equipo, resolverlo.

—– 0 —–

Quiero puntualizar que el llamado que estamos haciendo, es a trabajar directamente con la gente, de persona a persona; con la gente que ha recibido Derechos. Quisiera corregir un poco el enfoque de la compañera, porque tenemos que hacerle ver a la gente, que son sus Derechos, ¡no son favores! No les estamos regalando nada. Nosotros estamos en la obligación, como Gobierno. Lo que pasa es que hay Gobiernos que no asumen sus obligaciones y, precisamente, esa es la diferencia entre los Gobiernos de derecha y nosotros. Nosotros asumimos la obligación de servirle al Pueblo.

Para eso queremos continuar en el Gobierno, para seguirle sirviendo al Pueblo, en una política de Restitución de Derechos. Porque el Pueblo no es mendigo, el Pueblo tiene Derechos; aquí lo explotaron inmisericordemente, y estamos en una situación de retroceso económico-social, que en estos cuatro años hemos logrado medio corregir. Queremos seguirlo haciendo, y trabajar más rápi-damente, y para eso queremos mayoría en la Asamblea. Pero es una política de Restitución de Derechos.

La mujer que ha recibido el Bono, lo ha recibido ¡porque tiene Derecho…! no porque nosotros seamos buena gente. Somos revolucionarios, y por eso vamos y trabajamos con la mujer como sujeto económico, asignando una cantidad mínima de Bonos. Sí nos ha hecho falta, en esa compañera, con esa familia, hacer un trabajo, para que, uno, asuma su rol protagónico, porque otro de los problemas que hemos tenido en el Programa del Bono, es que hay compañeras que no lo asumen, y lo están manejando los varones, los esposos, los hermanos, y son los financieros. Y la compañera, dueña del Bono, le pide al esposo o compañero hasta para ir a comprar una gaseosa. Esos problemas los hemos tenido, y tenemos que resolverlos.

Pero para resolverlos tenemos que atender a esa compañera políticamente, y para eso es que queremos un Tendido Político… porque es un Tejido Político y Social que nos permite estar trabajando todos los días con la gente… No necesitaríamos encuestas, porque ya estamos en la Comunidad, y esos equipos pueden trasladarle al Frente Sandinista a nivel nacional, las inquietudes, los sentimientos, rechazos, porque también hay rechazos de la gente.

Pero como no estamos, dejamos de estar en la Comunidad, entonces tenemos que recurrir a hacer encuestas, para ir a ver qué siente la gente, cómo percibe. La idea es estar aquí, quedarnos con ese Tendido Político construido, que nos permite estar consultando permanentemente todo. Incluso, hemos hablado de Parlamentos Populares, donde reunamos a la gente para aportar, con ideas, iniciativas, proyectos, que llevemos a la Asamblea Nacional.

Estamos proponiéndonos una transformación pro-funda de la sociedad, que le devuelva a la gente su Poder; pero todo tiene que enmarcarse en una perspectiva de Derechos… ¡la gente tiene Derechos! Cuesta mucho, porque algunos compañeros me dicen: es que la gente mucho pide. Sí, pero la gente que te pide, es gente que está en pobreza. Hay gente que es complicadita, que siempre va a estar pidiendo aunque no tenga necesidad primaria. Eso existe también, pero en general, cuando alguien te está planteando una necesidad es porque la tiene.

Es un Derecho que tiene realmente esa persona, de vivir con Dignidad, y nosotros tenemos el deber de Restituirle el Derecho a vivir con Dignidad, sólo que es un proceso. ¡Ya quisiéramos nosotros haber logrado más! Pero les digo que lo que hemos hecho en cuatro años, no lo ha hecho ningún Gobierno de la derecha en los 16 años, o antes… con las Mujeres, con la Juventud, en términos de Derechos Restituidos; en términos de Conciencia alzada; en términos de perspectiva de la Vida, de Compromiso con el Pueblo y con la Revolución. Todos esos son avances que se van midiendo.

Creo que es importante que vayamos centrándonos en los enfoques que tenemos que hacer, a la hora que vamos a trabajar con la gente. Porque si vamos a restregarle a la gente que le estamos haciendo favores, ¡no caemos bien! Tenemos que hacerle ver que es su Derecho y que seguimos promoviendo Restitución de Derechos. Eso es lo que queremos.

—– 0 —–

Nosotros tenemos mucha confianza en esta generación de jóvenes que se están forjando en las tareas de hoy; porque si antes nos tocaba ir a poner en riesgo la vida, ahora nos toca defender este Proceso de otra manera. Una manera de defender este Proceso es lograr la Unidad dentro del Frente, y trabajar con Amor.

Una manera de defender este Proceso es activarnos en función de demostrar la fortaleza del Frente y de los sandinistas. No puede ser que mientras nosotros estemos discutiendo entre nosotros, o disgregados como dice la compañera, la derecha se pasee por todo el país, exhibiendo sus banderas pagadas por los dólares de los Imperios, porque los europeos también participan en eso.

Debemos estar claros que las luchas de hoy, esas luchas, esa movilización, esa agitación que tenemos que hacer, esa presencia en las calles, todo eso es parte de la defensa de este Proceso. Y hay que vivirlo, hay que protagonizarlo, hay que movernos.

Tenemos que trabajar para disponernos, y disponer a la gente al espíritu de Campaña, que nos lleva a trabajar con creatividad, con alegría. Nosotros no somos la derecha, no estamos queriendo des-truir; la derecha quiere destruirnos, y nosotros, lo que queremos es construir, lograr más apoyo, más fortaleza, más crecimiento para el Frente Sandinista, para el Proyecto de Justicia, Cristiano, Socialista, Solidario. Ese es nuestro trabajo; más votos, para poder avanzar en la recuperación económica y social del país. Nosotros estamos construyendo. No destruimos nada ni a nadie !  No tenemos por qué o para qué !

Nuestra lucha en las calles tiene que tener ese espíritu, esa imagen, de creatividad, de alegría, de construcción, de confianza y de firmeza revolucionaria. Todo eso es parte de este trabajo. Cuando nosotros nos movilizamos, inconscientemente también se movilizan otras mentes, otros corazones, porque nos están viendo que estamos dando la batalla, ¡que hay que dar la batalla! Y también mucha gente aprende a ver esto como el Proceso que és. Tenemos que centrarnos en los avances, en defender esos avances, y en proponer esta ruta de Campaña y de Victoria, con [email protected] nicaragüenses [email protected], para que logremos avanzar más rápido.

Compañeras y Compañeros: Confiamos plenamente en que estos intercambios, estos llamados que nos hacemos unos a otros, nos van a servir para fortalecer el trabajo; para cohesionarnos, sabiendo que no tenemos más derecho que el de la Victoria. El deber y el derecho de ganar, eso es lo que tenemos, y para eso tenemos que estar por encima de todo lo pequeño, lo mezquino, lo pre-cario, lo mediocre, eso no es para nosotros.

Y lograr que la gente se encienda con Fé, con Esperanza, con Confianza, con Entusiasmo… ¡Esta tiene que ser una Campaña muy entusiasta! Porque ¡tenemos tanto que exhibir en términos de éxitos! no puede ser una Campaña de reclamos, ni de amarguras, ni de continuar atacándonos unos a otros, echándole culpas uno al otro… ¡no!

Tenemos muchos logros que presentar, mucha esperanza que construir, y estamos llenos, estoy segura que estamos llenos de Espíritu de Victoria, pero eso hay que practicarlo, no sólo pensarlo, no sólo sentirlo, sino ponerlo en práctica todos los días.

Quiero agradecerles que vinieran, agradecerles la espera.  En medio de todas estas catástrofes naturales y luchas, compañeros y compañeras, está la Vida, nosotros defendemos la Vida, y defendemos el Derecho que tiene todo el pueblo de Nicaragua a vivir, y a vivir con Dignidad, con Bienestar, a construir el Bien Común, en primer lugar, desde la Unidad de los Sandinistas, que es el tesoro que tenemos. Gracias, compañ[email protected]

también te puede interesar