Nicaragua

Realizan acciones de educación ambiental en Granada

Directivos de la Fundación Cocibolca y la empresa Unopetrol intercambiaron con los niños que habitan en las faldas del Volcán Mombacho

Redacción Central |

Directivos de la Fundación Cocibolca y la empresa Unopetrol intercambiaron con los niños que habitan en las faldas del Volcán Mombacho

Los directivos de la Fundación Cocibolca y la empresa Unopetro realizaron intercambio simbólico  con los niños que habitan en las faldas del Volcán Mombacho, en el departamento de Granada.

Los adultos regalaron mochilas cargadas de útiles escolares, pero los pequeños debieron entregar sus huleras o resorteras con las que se dedican a la caza de animales silvestres, dentro del área declarada Reserva Natural en septiembre de 1983.

La iniciativa surgió hace más de cinco años con el propósito de desaparecer esos instrumentos de destrucción muy comunes en la zona, según manifestó Mauricio Aranda, Gerente General de Unopetrol Nicaragua.

Nosotros apoyamos a la Fundación Cocibolca desde el 2007, a través de un proyecto de educación ambiental dirigido a las escuelas primarias. A los niños y niñas los preparamos con toda la información de la flora y fauna de la región, y les explicamos que este es un ecosistema que se debe proteger, porque sus padres tienen trabajo gracias a la existencia de este ecosistema. Además, ellos serán el futuro de esta reserva.

Comentó que las aves (179 especies nativas y 47 migratorias) constituyen las especies más atractivas para los pequeños depredadores y por tanto, son las más perjudicadas. Para ellos las huleras son una diversión, pero no se percatan de que realmente son un arma de destrucción de la fauna; pájaros y lagartijas.

Dicho proyecto incluye a unas diez escuelas rurales localizadas dentro del área natural del Mombacho, que también han sido beneficiadas con otros planes.

En esta ocasión entregaron útiles a 55 estudiantes de tercero a quinto grado de Primaria, pero antes, nos donaron el terreno donde está construida la escuelita de Poste Rojo, en la comunidad que se llama igual, indicó la directora de la escuela Poste Rojo, profesora Ilda Rosa Acuña Pérez.

Los asistentes aprovecharon para inaugurar un pequeño monumento creado –precisamente– con las huleras que en años anteriores les fueron decomisadas a los estudiantes. La obra de arte quedó instalada en la entrada de las oficinas principales de la Fundación Cocibolca.

también te puede interesar