Nicaragua

Sistema educativo nicaraguense fortalecido a todos los niveles

Presidente del Consejo de Universidades reconoció la labor en ese sentido del Gobierno Sandinista y el respeto mantenido a la autonomía universitaria

Redacción Central |


Presidente del Consejo de Universidades reconoció la labor en ese sentido del Gobierno Sandinista y el respeto mantenido a la autonomía universitaria

El Presidente del Consejo Nacional de Universidades (CNU), ingeniero Telémaco Talavera, reconoció que bajo el Gobierno Sandinista, a partir del año 2007, se registró un fortalecimiento importante del sistema educativo del país a todos los niveles como resultado del esfuerzo gubernamental en garantizar el carácter gratuito y de calidad de la enseñanza.

En sus declaraciones, el programa En Vivo, de Canal 4, que conduce el periodista Alberto Mora, Talavera  planteó que el papel de la educación superior pública ha sido respetado plenamente.

El también rector de la Universidad Nacional Agraria (UNA) reconoció los beneficios que la educación superior publica ha tenido y tiene con un gobierno que,  además de respetar el seis  por ciento del Presupuesto General de la República que le corresponde por mandato constitucional,  contribuye a cerrar las brechas dejadas por las políticas neoliberales en el sistema educativo.

Es por todo lo anterior que la comunidad universitaria pública y particularmente las autoridades de la UNAN-Managua, invitaron al Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega Saavedra, a brindar la lección inaugural de esta Alma-Mater.

Talavera manifestó que ese respaldo no es casual, es parte del compromiso histórico del FSLN para con los nicaragüenses y que está siendo materializado  por Daniel.

Recordó que es con el triunfo de la Revolución Popular Sandinista en 1979, que la educación superior deja de estar restringida para sectores que viven en la pobreza, incluso es con el FSLN y Daniel, que las puertas de las universidades en el mundo se abren para jóvenes nicaragüenses.

“Es en los años 80 que se abren las puertas de la educación superior, para que deje de ser elitista, para que deje de estar restringida, se abren también las puertas del mundo para los jóvenes universitarios y más de tres  mil jóvenes estuvieron en muchos países del mundo, sobre todo en ese entonces, el bloque socialista, cosas que jamás pudiera haber sido, sin el triunfo de la Revolución Popular Sandinista”, recordó Talavera.

Recordó las luchas que fueron protagonizadas por la comunidad universitaria en la dictadura de Anastasio Somoza y su familia, epopeyas que quedaron para la historia, como la llamada masacre estudiantil del 23 de julio, fecha en la que cuatro estudiantes universitarios de la UNAN-León fueron asesinados y otro centenar resultaron heridos por las balas de la Guardia Nacional.

“La universidad ha sido fuente de cambios, fuente de revolución y fuente de transformación social”, sostuvo Talavera al destacar el rol que ha tenido la comunidad universitaria en todo este proceso democrático instaurado tras el derrocamiento de Somoza.

Recordando la historia reciente, el funcionario, manifestó que tras el triunfo del pueblo el 19 de Julio de 1979, el Frente Sandinista en el Gobierno de Reconstrucción Nacional, realiza una de las más grandes batallas por la educación: la Gran Cruzada Nacional de Alfabetización; y además inicia transformaciones en el sistema educativo, incluyendo las universidades.

“Se dio todo un fortalecimiento, muchas de las instalaciones actuales que tienen las universidades fueron construidas en el periodo de los 80, equipamiento tecnológico, especialistas, un apoyo real que hubo a la educación superior”.

Sin embargo lamentó que tras la derrota del FSLN en 1990, el modelo a favor de la educación fue truncado en lo que Talavera calificó como una guerra de los gobiernos neoliberales contra las universidades públicas.

“Desde 1990 al 2006 comienza una guerra contra la educación pública, el analfabetismo vuelve otra vez a subir sus niveles, entra un proceso de la privatización primaria y secundaria y una guerra a muerte contra la educación superior pública, y a muerte real porque hubieron muertos”, recuerda Talavera al mencionar a los universitarios Roberto González, Porfirio Ramos y Jerónimo Urbina, los cuales murieron defendiendo en las calles el seis por ciento que se negaban a cumplir los gobiernos neoliberales de Violeta Chamorro, Arnoldo Alemán y Enrique Bolaños.

Estos tres mandatarios lanzaron a la Policía Nacional a reprimir a los universitarios que luchaban por defender la Constitución Política de Nicaragua, en una batalla sobretodo de principios.

“Se estaba atentando de manera real para destruir la educación superior pública, porque simplemente no se comulgaba con la visión social que tenía, porque contrario a promover la articulación del sistema educativo se promovía la confrontación entre la educación dirigida por el Ministerio de Educación y la Educación Superior, por eso decimos que fue con sudor y sangre esa defensa, sangre que nunca debió haberse derramado si se hubiera cumplido la ley, si se hubiera pensando en el papel que juega la universidad pública”.

Recordó que en el 2002, a pesar que los gobernantes de turno atacaban la educación superior pública, el rector de la UNAN-León, en ese entonces, el doctor  Ernesto Medina, invitó al ex presidente Enrique Bolaños a brindar la lección inaugural.

“El ingeniero Enrique Bolaños negó siempre el seis por ciento, hizo una guerra contra la universidad publica. En una ocasión fue invitado a la apertura del Foro Nacional de Rectores y lo que llegó fue a atacar a la universidad, una guerra frontal, incluso se nos amenazó con cárcel a los mismos rectores y en ese momento no escuchamos ninguna voz de las que ahora se escuchan criticando”.

Recalcó que en la primera etapa de la Revolución hubo una relación armónica entre la educación técnica y superior, algo en lo que se está trabajando para cerrar las brechas existentes y que fueron heredadas por las políticas implementados por Chamorro, Alemán y Bolaños..

Destacó que en los últimos cuatro se ha respetado el seis por ciento, incluso se ha dotado de equipamiento y laboratorios, entre otros beneficios a las universidades.

“El Presidente Daniel Ortega llegó y contrario a lo que hizo por ejemplo el ex presidente Bolaños cuando lo invitamos al Foro Nacional de Rectores, que llegó prácticamente a hacer una guerra contra la universidad, el Presidente Daniel llegó, primero a reconocer la sangre derramada, la lucha histórica, la importancia de la educación en general, inclusive a dar un apoyo adicional al que ya se ha dado”, dijo.

Talavera señaló nuevamente el fondo de becas especiales de 294 millones de córdobas, equivalentes a unos 12 millones de dólares aprobados por el Comandante Daniel, en el marco de cooperación de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA).

El rector universitario dijo que ese comité estará integrado por representantes del Ministerio de Educación, de los estudiantes, CNU, con el objetivo de ampliar el número de estudiantes beneficiados.

Aseguró que, en las diferentes universidades públicas se han beneficiado a casi 100 mil estudiantes de todos el país, entre los que se incluyen becados internos y externos, a estos últimos se les brinda una ayuda económica.

“Es un hecho histórico, además del cumplimiento al seis por ciento, el respeto real a la autonomía universitaria, el apoyo decidido a la educación superior y también este hecho histórico que se estén poniendo recursos adicionales para favorecer a los jóvenes nicaragüenses”.

también te puede interesar