Nicaragua

Programas y políticas de Daniel protegen a las familias nicaragüenses

Entre estos programas destacan los acuerdos con ALBA-PETROCARIBE, el subsidio a la energía eléctrica, al transporte y el abastecimiento de alimentos a través de ENABAS, entre otros

Redacción Central |


Entre estos programas destacan los acuerdos con ALBA-PETROCARIBE, el subsidio a la energía eléctrica, al transporte y el abastecimiento de alimentos a través de ENABAS, entre otros

Las políticas del Gobierno del Comandante Daniel Ortega frente al alza en los precios internacionales del petróleo y de los alimentos han estado dirigidas a la protección de los sectores de menos ingresos y en buscar las alternativas para paliar el complejo panorama mundial.

Según el Informe Nicaragua Triunfa una economía de la escala y apertura de la nicaragüense no tiene como escapar de los efectos de alzas internacionales del petróleo y de los alimentos tan fuertes.

Sin embargo, las políticas y los programas del Comandante Daniel Ortega protegen el presupuesto de las familias nicaragüenses, particularmente de las más pobres, frente a los efectos negativos del alza de los precios del petróleo y de los alimentos.

Entre estos programas destacan los acuerdos con ALBA-PETROCARIBE, el subsidio a la energía eléctrica, subsidio del transporte y abastecimiento de alimentos a través de ENABAS, entre otros.

Nicaragua, gracias a los acuerdos petroleros de ALBA y PETROCARIBE, paga 50 por ciento de la factura petrolera a 90 días, el restante 50 por ciento es un crédito a 25 años con dos años de gracia y 2 por ciento de interés anual.

Sin el acuerdo, se tendría que pagar el 100 por ciento de la factura petrolera al contado, lo que afectaría el crecimiento económico con aumento del empleo y reducción de la pobreza, los programas sociales y los subsidios a las familias más pobres.

Por otro lado, el presidente Daniel destinó un préstamo a cero por ciento de interés a largo plazo para subsidiar la tarifa eléctrica para el resto de 2011 y defender las empresas y familias nicaragüenses del impacto del aumento del precio del petróleo sobre el costo de producción de la energía eléctrica.

El subsidio tiene como objetivo fundamental proteger el presupuesto familiar de manera directa, a través de la tarifa eléctrica y la canasta básica de manera indirecta.

La protección de las actividades económicas evitará que los costos más altos de producción y comercialización sean trasladados a la canasta básica. También defiende el empleo de [email protected] trabajadores en las empresas.

En cuanto al subsidio al agua, los consumidores del vital líquido que consumen menos de 30 m3 por mes y los jubilados reciben un subsidio normal, mientras que la protección del presupuesto familiar se realiza también a través del subsidio del transporte colectivo de Managua y el transporte interurbano y selectivo. Todos los días, cada vez que una persona sube al bus paga C$2.50 de tarifa de la ruta, beneficiándose con un subsidio de C$1.75 cada vez.

En cuanto al abastecimiento de alimentos, ENABAS realiza intervenciones selectivas cuando los precios de alimentos básicos se disparan, procurando el abastecimiento y precios justos a la población. Esto se realiza a través del acopio de alimentos a nivel nacional, aumento de importaciones y revisión de las exportaciones.

En 2008, cuando el precio del frijol se disparó hasta los C$25 la libra, ENABAS intervino abasteciendo a los puestos a nivel nacional con frijol a C$10 la libra. Igual proceso sucedió en el 2010, ya que se logró bajar el precio del frijol.

Todos estos subsidios otorgados por el Gobierno del Comandante Daniel protegen significativamente el presupuesto familiar de las familias pobres de Nicaragua. lo cual tiene un mayor valor en la presente situación de crisis de precios de petróleo y de alimentos, evitando que las alzas tengan impactos negativos peores sobre los más vulnerables de la sociedad nicaragüense.

También puede contarse como parte de esa política la entrega del Bono cristiano socialista y solidario a trabajadores de menores ingresos del Estado.

En tal sentido, todos los trabajadores del Estado que ganan menos de C$5,500 mensuales reciben el Bono Cristiano, Socialista y Solidario de C$530.00, por lo que mensualmente reciben el bono un total 152 081 trabajadores.

El Informe Nicaragua Triunfa señala que el total de subsidios directos para una familia de cinco miembros en Managua, con ingresos de C$5,000, recibe C$1,680 en subsidios directos al año, lo que representa el 34% de sus ingresos. A la vez, el valor de la salud gratuita y educación gratuita (comprende a los cobros de la “Autonomía Escolar”) representa C$10,377.62 al año, o sea casi dos meses de ingresos para la familia con ingresos menores a C$5000 mensuales.

Datos a tener en cuenta

El precio del petróleo al día de hoy, 11 de marzo de 2011 es de US$101.48 por abril para el crudo WTI y US$114.08 por barril para el crudo Brent. A su vez, los precios de los alimentos han alcanzado niveles históricos. El índice mundial de alimentos de la FAO ha llegado a 236 puntos en febrero de 2011, lo que representa un incremento del 2,2 % respecto a enero y el nivel más alto (tanto en términos reales como nominales) desde que el Índice comenzó en enero de 1990.

Los efectos negativos del alza en el precio del petróleo y de los alimentos se reflejan en el incremento y profundización de la pobreza en los países más vulnerables. Según el Banco Mundial, cerca de 44 millones de personas en los países en desarrollo han entrado en pobreza desde junio pasado, y se aproxima a los niveles de 2008, ya que nuevamente hay 1000 millones de personas con hambre.

Entre el 28 de enero de 2010 y el 4 de marzo de 2011 los crudos WTI y Brent experimentaron aumentos de 46.4% (US$33.09) y de 57% (US$42.09), respectivamente (Ver Figura 1).

 

Entre los factores más importantes que explican el alza en los precios del petróleo está la crisis en el norte de África y Oriente Medio, la debilidad del dólar frente a monedas como el Euro, como consecuencia de la devaluación del dólar por emisión monetaria, así como la especulación.

Según el gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn (Declaraciones en Panamá el Feb-28-2011), es posible que el precio del petróleo suba a US$110-US$120 por barril, con efectos negativos en la velocidad de recuperación de la economía mundial, de prolongarse el alza por más de dos meses.

Hay que recordar que en julio 2008, el precio del petróleo llegó a los US$147 por barril, debido a factores especulativos previos a la crisis financiera y económica del capitalismo global. Actualmente, con la guerra en Libia y conflictos en otros países árabes, existe el riesgo de que se repita dicho fenómeno.

Las alzas en los precios internacionales de los alimentos

El alza en los precios del petróleo es uno de los factores transitorios que explican el alza en el precio de los alimentos, tanto por el aumento en los costos de producción, como en la utilización de una buena parte de las cosechas para la producción de biocombustibles dado su alto precio a los productores. Se suma a ello, la devaluación del dólar por emisión monetaria de US$900 mil millones en septiembre 2010 y junio 2011 que incide en los precios del petróleo y en el de los alimentos, cuyos precios están denominados en dólares, así como las débiles cosechas en Rusia y Australia por factores climáticos.

Desde el punto de vista estructural, existe una mayor demanda por alimentos de economías emergentes en rápido crecimiento. A la vez, varios bienes agrícolas se han convertido en una alternativa para inversionistas que buscan rentabilidades favorables o colocarse en activos que consideran más seguros ante la devaluación del dólar, han influido también en el aumento de sus precios. La especulación es otro factor a tomar en cuenta.

Hasta el 7 de febrero, los bienes agrícolas aumentaron un 7,6% en circunstancias que las materias primas en general lo hicieron en 3,5%. La especulación es otro factor a tomar en cuenta.

Las repercusiones del alza de precios de los alimentos en América Latina son serias. Hay un impulso a la inflación debido a que los productos alimenticios constituyen un gran componente de las canastas básicas de consumo en la región, afectando a los sectores más pobres de la sociedad.

El Índice Mundial de Alimentos de la FAO de diciembre 2010 alcanzó un nivel mayor que el pico de Julio 2008. La tendencia alcista fuerte es notoria desde Junio 2010 (Ver Figura 2).

 

 

El Índice de Precios por Producto (Ver Figura 3) indica que el azúcar es el que ha tenido la mayor alza, llegando en diciembre 2010, a cuatro veces su precio promedio en el periodo 2002-2004. También han tenido fuertes alzas los aceites, grasas y cereales.

Cabe señalar que por el lado positivo, las alzas de los precios de los alimentos que produce Nicaragua benefician a nuestros productores y nuestras exportaciones.

 

 

Los precios del trigo aumentaron en un 50% después de junio 2010. El maíz y la soya sobrepasaron los niveles de julio 2008.

El Relator Especial de Naciones Unidas sobre el Derecho a la Alimentación, Sr. Olivier de Schutter, ha declarado que, Vivimos el comienzo de una crisis alimentaria similar a la de 2008.

también te puede interesar