Nicaragua

Subsidio a energía protege nivel adquisitivo del pueblo

Medida de Daniel es preocupación por los pobres, afirmó el viceministro de Hacienda, Iván Acosta

Redacción Central |

Medida de Daniel es preocupación por los pobres, afirmó el viceministro de Hacienda, Iván Acosta

El viceministro de Hacienda, Iván Acosta, dijo que con medidas como el subsidio a la tarifa energética, el Presidente Daniel Ortega quiere dar protección, en primer lugar, a los sectores empobrecidos por las políticas neoliberales, pero además a toda la economía nacional.

Acosta calificó como una medida atinada la decisión del Presidente Daniel Ortega de extender el subsidio a la tarifa de energía mediante una gestión de cooperación que garantice la contención de los precios en el país.

“Es la única forma para lograr que los sectores empobrecidos, los sectores con menos oportunidades tengan capacidad de seguir viviendo, consumiendo, comprando sin tener que reducir sus niveles adquisitivos”, dijo Acosta en el programa En vivo de Multinoticias, Canal 4.

Recordó que normalmente en los países capitalistas las recetas ante la escalada de los precios, es trasladar ese incremento al consumidor, y no necesariamente a las industrias.

Al final los que están en la casa son los que pagan los platos rotos de los conflictos por el petróleo y todos los golpes de la economía terminan impactando directamente en el último eslabón de la cadena que son los consumidores, observó el viceministro de Hacienda.

Indicó que la falta de previsión ante el alza constante de los precios del petróleo es responsabilidad de los gobiernos neoliberales que gobernaron en Nicaragua 17 años, los cuales no se preocuparon por cambiar la matriz energética del país, aún sabiendo que el petróleo podría escasear y los precios incrementarse constantemente como ocurre actualmente.

Es hasta que asumió el Comandante Daniel  la Presidencia que no sólo se restauró la infraestructura energética que estaba deteriorada, sino que se procedió a iniciar cambios profundos en la matriz energética, para reducir el consumo de petróleo en esas operaciones.

“Eso garantiza en el largo plazo estabilidad en los precios energéticos y estabilidad en la producción”, dijo.

“La estrategia del país es tener una matriz energética bajo recursos renovables y sobre todo una estrategia que garantice la seguridad energética del país”, añadió.

El viceministro de Hacienda expresó que el Comandante Daniel Ortega ha estado atento y el gabinete económico se ha mantenido en sesión permanente, buscando alternativas, préstamos blandos, bajos intereses, recursos externos para asegurar que este año se logre contener la espiral alcista de precios que afectan a todos los países.

Estimó que la extensión del subsidio anunciado esta semana por el mandatario nicaragüense beneficiará a más de siete mil industrias y 49 entidades comerciales, pero lo más  importante es que también tendrá impacto en toda la economía del país. Entre otras cosas no afectará las actividades de exportación y las productivas.

Acosta resaltó que, a pesar de las tensiones generadas por los precios del petróleo, el desempeño económico del país muestra tendencias positivas que podrían confirmar los pronósticos de que 2011 iba a ser mucho mejor que 2010.

Consideró que si los primeros dos meses del año marcan una buena tendencia de crecimiento-ingreso, de la actividad exportable, aduanera y el ingreso tributario entre otros aspectos, se podrían confirmar los pronósticos hechos a finales de 2010.

Informó que los niveles de exportación de enero y febrero de este año, han sido 30 por ciento superior a enero y febrero del 2010, el ingreso tributario ha mostrado un alza producto del incremento de la actividad económica y también la actividad aduanera tiene un buen arranque.

Reiteró que, actualmente, lograr el equilibrio económico es un asunto muy complejo por el vaivén de los precios del combustible y las crisis. Además nuestro país ha enfrentado tres crisis: la de la energía, la de los alimentos y la financiera.

Dijo que en esta situación hay que crear condiciones para hacer más eficiente el sistema y cuidar el uso de los recursos.

Recordó que la energía hay que cuidarla, está escasa y cara. Por ello instó a todos los sectores, Gobierno, empresa privada y población a que ante la crisis energética se propongan un profundo programa de ahorro y austeridad en el consumo de energía y en particular de los combustibles.

Hay países que han tomado medidas drásticas, por ejemplo, que solo salgan a circular los vehículos con placa impar un día y los pares otro día. “Hay que pensar en medidas creativas que impacten en el ahorro de combustible”, recalcó.

Sin embargo, no descartó que la situación de los precios pueda volver a la normalidad en los próximos meses, por lo menos al nivel en que estaban en 2010, lo que disminuiría el impacto sobre la economía nacional.

Esto también permitiría un buen cierre de quinquenio para Nicaragua, lo que sería una buena muestra de la gestión del presidente Daniel Ortega.

“El comandante Ortega ha dicho que la última opción sería trasladar el precio al consumidor o a la población”, comentó el compañero Iván Acosta.

también te puede interesar