Nicaragua

Daniel a Laura Chinchilla: Esperemos con un encuentro fraternal, fallo de la CIJ

En gesto sin precedente, propone se celebre el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, y firmar un acuerdo para que los dos países trabajen juntos tras aceptar la decisión de la Corte Internacional de Justicia

Redacción Central |


En gesto sin precedente, propone se celebre el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, y  firmar un acuerdo para que los dos países trabajen juntos tras aceptar la decisión de la Corte Internacional de Justicia

El Presidente de Nicaragua, Comandante Daniel Ortega Saavedra, en un gesto sin precedente en la historia de los diferendos entre los dos países, propuso este sábado a la Presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, un encuentro fraternal el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, para esperar el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

La invitación incluye se realice en la frontera común o en cualquier lugar decidido por la mandataria costarricense y allí mismo se suscriba un compromiso de trabajo conjunto para armonizar las relaciones bilaterales y retomar planes y propuestas de la agenda binacional.

El texto de la carta del Presidente Daniel es el siguiente:

 

Managua, 5 de marzo del 2011

Señora Presidenta de Costa Rica

Doña Laura Chinchilla

Excelentísima Señora Presidenta:

A través de nuestro Embajador Harold Rivas hemos conocido de las advertencias de la Cancillería costarricense sobre posibles actuaciones de grupos provocadores en contra de las Sedes Diplomáticas de nuestro País en la hermana Costa Rica.

Al lamentar profundamente que en esa nación hermana, el aliento a la xenofobia provoque alertas y alarmas de ese tipo, nosotros queremos reiterar a usted que en Nicaragua, la situación y el ánimo de los nicaragüenses en relación a Costa Rica, es totalmente diferente.

Nuestro Gobierno ha asegurado a [email protected] nicaragüenses que en este diferendo que, desafortunadamente y  en contra de la voluntad de Nicaragua, nos ha apartado de la Mesa de Diálogo, no nos guía ningún sentimiento de animadversión al pueblo o Gobierno de Costa Rica, a quienes consideramos parte de la Unión Centroamericana que nos corresponde trabajar para, algún día, consolidar un Frente común contra la pobreza, y en dirección a alcanzar mejor calidad de vida para las familias, para la juventud, para las mujeres de nuestra Región Centroamericana.

El próximo 8 de Marzo, Día Internacional de la Mujer, Nicaragua y Costa Rica esperan la primera respuesta de la Corte Internacional de Justicia sobre el diferendo de los últimos meses.  Nuestro país, nuestro pueblo, han permanecido y permanecerán en calma y en plena disposición de acatar lo que el Máximo Tribunal de Análisis y Resoluciones sobre diferencias entre países, dicte en este caso. A lo largo de estos meses, nuestro pueblo ha mantenido tranquilidad y cordura en el reconocimiento a la Autoridad de un Tribunal Superior al que Nicaragua, desde un inicio, solicitó recurrir, para analizar y proponer soluciones sobre los temas de fondo, como ha ocurrido ya en otros casos, momentos y circunstancias.

Quiero recordarle que no es Nicaragua quien ha incumplido las Sentencias y Mandatos de la Corte Internacional de Justicia. Son otros países los que han desconocido Resoluciones históricas, que les han conminado a indemnizar al pueblo de Nicaragua por daños incalculables y perjuicios a la vida de todo un pueblo, órdenes del Máximo Tribunal que todavía no se acatan.

Al celebrarse este 8 de marzo el día en que el mundo rinde homenaje a las luchas de las mujeres por Equidad y Derechos, en primer lugar deseo felicitar a la Primera Mujer Presidenta de Costa Rica, y en usted, a su Pueblo, por este avance histórico. Me permito, igualmente, invitarle a realizar un Encuentro fraternal, que muestre al mundo el ejemplo de dos países, cuyos líderes pueden reunirse a esperar, con serenidad y compromiso, la respuesta de la Corte Internacional. Podríamos reunirnos en la frontera común, o donde usted indique, para esperar juntos, Costa Rica y Nicaragua, esa Resolución, y ahí mismo suscribir el compromiso de trabajar para armonizar nuestras relaciones, y retomar los Planes y Propuestas que en nuestra Agenda Binacional siguen pendientes de un acuerdo y una disposición, que nuestros pueblos necesitan y demandan.

Estoy haciendo extensiva esta invitación a los Hermanos Gobiernos de México y Guatemala, para que consideren acompañarnos en esos momentos trascendentales, ratificando así el pleno respaldo de Mesoamérica al entendimiento y la cooperación indispensables entre nuestros Pueblos y Gobiernos.

Reitero a usted la seguridad de que, en Nicaragua, no se alienta ningún tipo de sentimiento adverso a esa fraternidad que nos toca construir cada día entre [email protected] [email protected] centroamericanos para hacer realidad la vida digna y próspera que nuestras Naciones, nuestros Pueblos, nuestras Familias, y sobre todo nuestra Juventud, merecen.

La saluda, con el espíritu de Hermandad Centroamericana, que unió a nuestros Próceres en Gestas Históricas que afianzaron, Independencia, Libertad y Soberanía de nuestros Pueblos.

Daniel Ortega Saavedra

también te puede interesar