Nicaragua

Gobierno cumple sus promesas y otras tres familias humildes tienen casa digna

Le fueron entregadas por la Promotoría Solidaria a nombre del Gobierno

Redacción Central |


Le fueron entregadas por la Promotoría Solidaria a nombre del Gobierno

El Gobierno Sandinista siempre cumple sus planes y uno de ellos es garantizar viviendas dignas a quienes durante todos los gobiernos neoliberales conocieron apenas las más difíciles condicione sde vida.

La promesa del Presidente Daniel Ortega Saavedra de desaparecer las casas de cartón y plásticos es una realidad para los nicaragüenses más necesitados. Tres familias humildes del Distrito V de la capital, vieron restituidos sus derechos a un hogar digno, con la entrega que le hizo el Gobierno, a través de la Promotoría Solidaria, de Viviendas Solidarias.

Doña María Ofelia Ruiz es una de las beneficiadas con su nueva vivienda en el barrio Francisco Salazar. Ella aseguró que se siente muy feliz, porque después que su vida no ha sido fácil, no puede creer que ahora tenga un hogar digno.

Ella en medio de la pobreza parió nueve hijos, de los cuales uno nació con capacidades diferentes. Sostuvo que desde muy joven trabajó fuerte para dar el alimento a cada uno, pero nunca le alcanzaba el dinero para mejorar su humilde vivienda. Fue así como el tiempo pasó y todos sus otros hijos crecieron, se casaron, se fueron y se quedó únicamente con Sergio Aguirre, su hijo con dificultades físicas,  de 32 años de edad.

Pero este jueves, María dio gracias a Dios y al presidente Daniel Ortega Saavedra por la entrega de las llaves de su nueva vivienda solidaria y digna.

Dijo que lo más triste era la incomodidad en que vivía con su hijo, quien pasaba postrado en una hamaca, en algún rincón de la casa vieja, sin embargo aseguró que ahora tiene el espacio y libertad donde acomodarse.

“Estoy muy feliz, nunca me esperé esta casa, después de andar rodando con mi hijo. Le doy muchas gracias al presidente Ortega y al gobierno que me han ayudado tanto”, dijo sollozando.

El vecino de doña María, el joven Antonio Ruiz Rojas, es la otra persona beneficiada con una vivienda solidaria en el mismo barrio. Él también tiene una discapacidad. Antes se dedicaba al servicio de vigilancia en una empresa y hace un año atrás unos delincuentes robaron en el punto donde trabajaba y lo hirieron dejándolo en una silla de ruedas.

El salario que tenía aunque no era suficiente para mejorar las condiciones de su casa, al menos le permitía comprar los alimentos de su numerosa familia.

En la actualidad son sus familiares quienes le apoyan, pero había perdido la esperanza de mejorar su casa. Sin embargo, la solidaridad de sus vecinos y el pueblo organizado fueron la clave para poner en conocimiento a las autoridades sobre la difícil situación y para que el Presidente Ortega orientara la construcción de su vivienda solidaria.

Ahora Antonio no se cansa de dar gracias a Dios y al Presidente Ortega por recibir esa bendición,  como la califica. “Es una dicha tener esta nueva casa que nuestro presidente Daniel  me ha regalado, por eso pido a Dios que lo siga bendiciendo hoy, mañana y siempre. Quiero decirle que lo llevo en mi corazón y que espero que siga ayudando a familias pobres”.

Por otra parte la humilde casa de ripios de doña Elda Espinal, fue consumida totalmente  por un incendio. Sin embargo el apoyo del Gobierno Sandinista no se hizo esperar. El comandante Daniel Ortega también orientó a la Promotoría Solidaria, encargada de la construcción de las viviendas  que la beneficiaran con una.

“Estoy completamente feliz, doy gracias a Dios y por la respuesta inmediata que tuve de nuestro Comandante Ortega”, dijo Elda.

Aseguró que ora a Dios para que lo bendiga  y  le permita continuar en el gobierno y continúe ayudando de corazón a los pobres y a quienes realmente lo necesitan.

también te puede interesar