Nicaragua

Suspensión de Libia en CDH es paso hacia deslegitimación del sistema multilateral, dijo Nicaragua

Expresó también profunda preocupación por acusaciones costarricenses contra nuestro país basadas en falsedades

Consejo de Derechos Humanos
La representación de Nicaragua ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, rechazó la suspensión de Libia de este órgano del sistema de Naciones Unidas, a la vez que expresó su "profunda preocupación" por las acusaciones costarricenses, realizadas en ese mismo foro, de falsa invasión y ocupación territorial nicaragüense. | Internet

Redacción Central |

Expresó también profunda preocupación por acusaciones costarricenses contra nuestro país basadas en falsedades

La representación de Nicaragua ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, rechazó la suspensión de Libia de este órgano del sistema de Naciones Unidas, a la vez que expresó su “profunda preocupación” por las acusaciones costarricenses, realizadas en ese mismo foro, de falsa invasión y ocupación territorial nicaragüense.

“Ayer (este martes) el imperio logró una vez más un paso hacia la deslegitimación del sistema multilateral. En vez de tender la mano a un país hermano en dificultad, lo deja caer en el abismo de la indefendibilidad”, expresó en su discurso Carlos Robelo, representante de Nicaragua ante ese Consejo.

“Si los países poderosos creen que estos tipos de medidas son la solución ideal para  este tipo de crisis, significa que ellos se tendrían que autosuspender para ser consecuentes con sus decisiones”, añadió.

Además, reiteró que el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, que preside el Comandante Daniel Ortega Saavedra, “sigue solidario con un país que está sufriendo un costo altísimo en vidas humanas y sigue creyendo que el pueblo libio, junto al líder de su revolución Muammar Gadafi, tendrán la fuerza para levantarse y seguir aspirando, sin injerencias e intervenciones extranjeras, a una patria mejor”.

En otro orden, Robelo expresó la “profunda preocupación” de Nicaragua “por las graves acusaciones de invasión y ocupación territorial, hechas  ante este Consejo por el hermano país del sur (Costa Rica)”.

Nicaragua señaló que no cabe traer un tema tan delicado para nuestros pueblos ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, más aún cuando ya la Corte Internacional de Justicia en La Haya se está ocupando en estos días del caso.

“Lamentamos que un Gobierno que se jacta de democracia desarmada, fomente ante este órgano el odio y el desprestigio, justo cuando esta misma semana se juramentaba ahí a 260 nuevos efectivos militares que se suman al ejercito encubierto que resguarda la frontera con Nicaragua. Un país que aspira a ser miembro de este Consejo no debe utilizar la amenaza de una latente agresión militar contra el otro”, acusó nuestro país.

A continuación, el discurso íntegro del representante de Nicaragua, Carlos Robelo ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU:

Señor Presidente:

La lucha por la paz y el establecimiento de un orden internacional justo, son compromisos irrenunciables de la nación nicaragüense. Por ello, Nicaragua se opone a todas las formas de dominación y explotación colonialista e imperialista y es solidaria con todos los pueblos del mundo que luchan contra la opresión y la discriminación. Concibe para ello, el consenso, el diálogo y la cooperación como las herramientas fundamentales para fortalecer el sistema internacional de promoción y protección de derechos humanos, capaz de responder ante aquellas situaciones que atentan contra los derechos y libertades de nuestros pueblos.

Ayer el imperio logró una vez más un paso hacia la deslegitimación del sistema multilateral. En vez de tender la mano a un país hermano en dificultad, lo deja caer en el abismo de la indefendibilidad. No sería más sano que una institución como las Naciones Unidas, que al fin y el cabo somos nosotros, los países del mundo, trate con sus socios de ser más constructiva que destructiva, trate de unir más que separar, trate de sembrar el amor y no el odio. Por qué en el siglo XXI tenemos que seguir siendo sumisos a los gobiernos capitalistas, victimas de sus irrefrenables deseos de expansión y colonización?

No se puede permitir seguir fomentando el doble rasero en una institución como la ONU que ya padece en su carta magna de serios déficit de democracia, ejemplo claro que vemos en la conformación del Consejo de Seguridad.

Nicaragua ha expresado en varias ocasiones su total desacuerdo sobre la suspensión de Libia como miembro del Consejo de Derechos Humanos pero, responsablemente, y con mucha angustia, ha dejado pasar el tema de la suspensión de Libia en Nueva York el día de ayer, y esto, no por cobardía, sino porque mi Gobierno ha hecho del diálogo su bandera y su fortaleza, y no quiere que una posición rígida pueda determinar una disminución o interrupción del diálogo que es la puerta principal hacia la democracia. Al mismo tiempo, si los países poderosos creen que estos tipos de medidas sean la solución ideal para solucionar este tipo de crisis, significa que ellos se tendrían que auto suspender para ser consecuentes con sus decisiones.

Mi Gobierno sigue solidario con un país que está sufriendo un costo altísimo en vidas humanas y sigue creyendo que el pueblo libio, junto al líder de su revolución Muammar Gadafi, tendrán la fuerza para levantarse y seguir aspirando, sin injerencias e intervenciones extranjeras, a una patria mejor.

Señor Presidente,  

Nicaragua expresa su profunda preocupación por las graves acusaciones de invasión y ocupación territorial, hechas ayer ante este Consejo por el hermano país del sur.

Consideramos que traer un tema tan delicado para nuestros pueblos vecinos en un foro como este Consejo, no cabe, aun más cuando ya la Corte Internacional de Justicia en La Haya se está ocupando en estos días del caso. Lamentamos que un Gobierno que se jacta de democracia desarmada, fomente ante este órgano el odio y el desprestigio, justo cuando esta misma semana se juramentaban ahí a 260 nuevos efectivos militares que se suman al ejercito encubierto que resguarda la frontera con Nicaragua. Un país que aspira a ser miembro de este Consejo no debe utilizar la amenaza de una latente agresión militar contra el otro.

Concluyo reiterando el firme compromiso y voluntad de Nicaragua de continuar trabajando en la construcción de un mundo más justo y solidario y abogando por la defensa de los derechos y libertades de todos los pueblos.  

Nicaragua agradece desde ya el voto de confianza de la comunidad internacional al elegirnos nuevamente como miembros de este Consejo, en mayo próximo en Nueva York.

 Muchas Gracias.

también te puede interesar