Nicaragua

Nicaragua condena intentos de distribuirse el territorio libio con claros fines petroleros

Afirmó en la Comisión de Derechos Humanos que una intervención militar extranjera provocaría mas derramamiento de sangre, caos y desestabilización

Redacción Central |


Afirmó en la Comisión de Derechos Humanos que una intervención militar extranjera provocaría mas derramamiento de sangre, caos y desestabilización

La vicecanciller de Nicaragua, Mari Rubiales, en su intervención ante  la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas, condenó los intentos de Estados Unidos y potencias europeas de intervenir militarmente en Libia y distribuirse el territorio de esa nación con claros fines de apoderarse de su petróleo.

Rubiales recordó que una agresión militar extranjera solamente provocaría en Libia más derramamiento de sangre, caos y desestabilización.

A continuación, el texto completo del discurso de Rubiales ante el plenario de la Asamblea General de la ONU:

Nicaragua, como país sobreviviente de repetidas agresiones y ocupaciones militares de una potencia extranjera, que han tenido un costo altísimo en vidas humanas nicaragüenses, aboga y seguirá abogando por la paz y la reconciliación.

Donde quiera que sea y bajo cualquier circunstancia, el diálogo y la negociación entre hermanos es el único camino viable para resolver los conflictos internos, garantizando la soberanía y la integridad de la nación y de su territorio.

A Nicaragua le preocupa enormemente la pérdida de vidas humanas, de civiles inocentes,  y en este caso en particular lamentamos profundamente las pérdidas de vidas humanas libias, pais con el que Nicaragua ha mantenido estrechas relaciones.  Confiamos en la capacidad y sabiduría del pueblo libio y de su liderazgo, encabezado por Muammar Ghadaffi,  para resolver sus problemas internos y encontrar una solución pacífica de manera soberana, sin injerencias e intervenciones militares extranjeras de ningún tipo ni bajo ninguna justificación.

Es por eso que nos preocupa profundamente la arremetida mediática feroz a la que está siendo sometida Libia y su pueblo.   Las noticias son contradictorias, utilizadas al antojo de los grandes centros de poder, no hacen más que incitar a más violencia y a tratar de justificar una agresión e intervención militar extranjera que, únicamente,  provocaría mayor derramamiento de sangre y un mayor caos y desestabilización, situación que abrirá las puertas, una vez más, a aquellos que quieren apoderarse de los cuantiosos recursos petroleros del pueblo libio.

Asímismo, Nicaragua quiere dejar constancia de que la aplicación de esta medida, la suspensión de Libia del Consejo de Derechos Humanos, no solo no abona a la solución de la crisis interna que está viviendo el pueblo Libio sino que sienta un mal precedente. Suspender a un país de sus derechos como miembro del Consejo de Derechos Humanos, de manera precipitada y en base al tipo de informaciones que hemos visto en los medios, crea precedentes para aquellos países que han hecho de la selectividad el vector principal de su política exterior.

Estos mismos países que se hacen los ciegos a sus propias violaciones masivas de derechos humanos y pretenden que todos nosotros las ignoremos son los que invaden nuestros pueblos, montan cárceles clandestinas.  Esa doble moral es rechazada y condenada por Nicaragua.  Violación de Derechos Humanos es la perpetrada en contra de los pueblos árabes y palestinos, en contra de Nicaragua como fue presentada a través de la decisión que tomó la Corte Internacional de Justicia, violación de Derechos Humanos es la que se da en contra de los cinco héroes cubanos.

Por último Señor Presidente, Nicaragua hace un llamado a la calma, a dejar de lado la doble moral y la hipocresía, a retomar la negociación y el diálogo. Nicaragua abriga la esperanza de que el pueblo libio alcance la paz en el pleno ejercicio de su soberanía nacional.

también te puede interesar