Nicaragua

Juan Pablo II fue un hombre que amó a Nicaragua, dijo Cardenal Obando

Mostró su regocijo por la próxima beatificación decidida por el Papa

Cardenal Miguel Obando y Bravo
Cardenal Miguel Obando y Bravo | César Pérez

Redacción Central |

Mostró su regocijo por la próxima beatificación decidida por el Papa

El Cardenal Miguel Obando y Bravo recordó emocionado que Juan Pablo II fue un hombre que amó a Nicaragua por lo que todo nuestro pueblo y sobre todo los católicos, deben alegrarse de que vaya a ser beatificado el próximo primero de Mayo.

Apuntó que el anuncio hecho en ese sentido por el Papa Benedicto XVI hace recordar que tuvimos tuvimos la dicha de tenerlo dos veces en Nicaragua porque era un hombre que quería mucho a los nicaragüenses

El Cardenal Obando y Bravo conoció al Papa Juan Pablo II un mes después de haber asumido el pontificado y recuerda que le pidió una audiencia y él se la concedió.   

“Yo nunca había platicado con Juan Pablo II pero cuando llegué me dijo en italiano: ‘Siéntate, hoy voy a hablar en italiano’ y te aseguro que dentro de un mes corregía su español y en efecto, dos meses después me recibió y me dijo: ‘Te acuerdas que te dije que iba a corregir tu español? Entonces hoy voy a hablar en español”, rememoró.

Recordó que en 1985 lo nombró Cardenal, hecho que significó una sorpresa para él.     “Yo le agradezco que me nombró Cardenal, no me lo esperaba y cuando me avisaron me sorprendí”, relató.             

Su Eminencia dijo que el Papa Juan Pablo II era un hombre con una gran serenidad, muy amigable, cordial, que sabía escuchar y dar aliento en los momentos difíciles.

“Él hablaba con una gran tranquilidad y una gran serenidad. Recuerdo cuando beatificaron a Sor María Romero, asistí a la ceremonia y estuve a la par de él. Un hombre que podría decir era mi amigo y espero que desde el Cielo esté rezando por nosotros que formamos parte de la iglesia peregrinante”, indicó.

Para Obando uno de los aportes más importantes que hizo el Papa Juan Pablo II a la Iglesia Católica fue su misión evangelizadora.

“El Papa Juan Pablo II fue un gran evangelizador, hizo una gran cantidad de viajes por el mundo, él quería que Cristo fuera conocido y amado. Un gran apóstol, un hombre que fue desgastando paulatinamente su vida al servicio de la Iglesia”, subrayó.

Asimismo destacó  su opción preferencial por los pobres y la virtud de perdonar.   

“El Santo Padre hizo una opción preferencial por los pobres, amaba a los pobres no solamente de palabra sino de hecho. El se relacionaba con los pobres y tenía la virtud de perdonar, recuerden que alguien lo hirió en la plaza de San Pedro y a esa persona la visitó en la cárcel y la perdonó. Un hombre que rezaba el Padrenuestro y los ponía en práctica, con los hechos y con las obras”, dijo.

El Papa Juan Pablo II nació en Polonia el 18 de mayo de 1920 y murió el dos de abril de 2005. Estuvo 26 años en el pontificado siendo el tercer Papa con más tiempo después de San Pedro y Pío IX.

“Juan Pablo II es uno de los líderes más influyentes en el siglo XX, hizo 129 visitas durante su pontificado y habló una gran cantidad de idiomas”, concluyó su Eminencia.

también te puede interesar