Nicaragua

Diferendo entre centroamericanos nos lastima a todos, dijo canciller mexicana

Dio la bienvenida a delegaciones de Nicaragua y Costa Rica para el diálogo incondicional

Patricia Espinosa
La canciller mexicana, Patricia Espinosa, afirmó este lunes que un diferendo entre hermanos centroamericanos lastima a todos los países. | Internet

Redacción Central |

Dio la bienvenida a delegaciones de Nicaragua y Costa Rica para el diálogo incondicional

La canciller mexicana, Patricia Espinosa, afirmó este lunes que un diferendo entre hermanos centroamericanos lastima a todos los países.

Espinosa dio la bienvenida a las delegaciones de Nicaragua y México que llevan a cabo en Cuernavaca, México, un diálogo incondicional del cual son facilitadotes los gobiernos mexicano y guatemalteco.

Reproducimos las palabras pronunciadas por la Secreteria de Relaciones Exteriores de México:

Señor Haroldo Rodas,

Ministro de Relaciones Exteriores de Guatemala;

Señor Melvin Sáenz,

Jefe de la Delegación de Costa Rica;

Señor Dennis Moncada,

Jefe de la Delegación de Nicaragua;

Queridos amigos:

Sean todos ustedes muy bienvenidos a México y a la ciudad de Cuernavaca, afamada por su magnífico clima y por el carácter hospitalario de sus habitantes. Se trata de un espacio idóneo para los propósitos que nos han convocado el día de hoy.

Es muy grato para mí compartir con el señor Ministro de Relaciones Exteriores de Guatemala, Embajador Haroldo Rodas, esta ceremonia de bienvenida del Ejercicio de Facilitación de Guatemala y México con Costa Rica y Nicaragua. Para el gobierno de México es realmente un honor asumir, junto con Guatemala, la tarea de generar este espacio en el que Costa Rica y Nicaragua podrán acercarse mediante la convivencia y la comunicación.

Los países de Centroamérica tienen para México un carácter entrañable y no podemos permanecer indiferentes ante acontecimientos que afecten su tranquilidad o su bienestar. Sabemos bien que el entendimiento entre naciones y la estabilidad en la región es condición necesaria para el desarrollo y la prosperidad de nuestros pueblos.

Es por ello que México no fue indiferente ante el drama que vivió Centroamérica en los años ochenta del siglo pasado y que, de manera respetuosa y solidaria, procuró brindar su apoyo a los esfuerzos por restablecer la paz y sentar bases firmes para el desarrollo en naciones que consideramos, con toda convicción, hermanas.

Hoy no vivimos las condiciones de violencia que imperaron entonces en la región, pero México tampoco puede ser indiferente a las diferencias surgidas recientemente entre dos naciones cercanas no sólo desde el punto de vista de la geografía, sino también por razones históricas y culturales.

Señor Canciller:

Un diferendo entre hermanos centroamericanos que genera tensiones y polariza posiciones, nos lastima a todos;

Una diferencia fronteriza entre vecinos, afecta el avance de la integración centroamericana, justo en momentos en que, tras medio siglo esfuerzos, ésta se encuentra en una fase de logros y avances concretos.

Una disputa de esta naturaleza y seriedad, desvía la atención y distrae recursos de cuestiones prioritarias como la promoción del desarrollo, es decir, de mejores condiciones de vida para las sociedades de los países involucrados en esta disputa.

Hoy, Costa Rica y Nicaragua, a pesar de lo sensible de la situación, no han dado paso a la violencia y han canalizado la búsqueda de una solución por la vía jurídica, recurriendo a la Corte Internacional de Justicia.

El derecho debe imperar siempre, y estamos convencidos de que este Ejercicio de Facilitación puede contribuir a que el proceso iniciado ante la Corte de La Haya se conduzca, por encima de convicciones e intereses nacionales, en un ambiente de respeto y concordia entre las partes.

No es intención de México ni propósito de este Ejercicio de Facilitación, pronunciarse sobre el tema de fondo que ocupa la parte central del diferendo entre Costa Rica y Nicaragua.

El objetivo de México es contribuir a que este “diferendo sobre ciertas actividades fronterizas” como lo ha denominado la Corte Internacional de Justicia, pueda encauzarse hacia la solución que mejor convenga a las partes en un clima de distensión política.

México ofrece, junto con esta sede, su compromiso histórico con el derecho internacional y con la solución pacífica de las controversias, así como su convicción de que, por encima de las diferencias, deben prevalecer la voluntad de diálogo y los intereses comunes de una relación entre vecinos.

Señor Ministro;

Señores delegados:

El Presidente Felipe Calderón Hinojosa me ha pedido hacerles llegar su amistoso y cordial saludo y la garantía de que la actuación de México, en su condición de facilitador, se caracterizará por su apego a la más absoluta imparcialidad y neutralidad con relación a las partes.

Transmitan ustedes a la Presidenta Laura Chinchilla y al Presidente Daniel Ortega, el reconocimiento de México por aceptar la oferta de los presidentes Felipe Calderón y Alvaro Colom para participar en este ejercicio de distensión a través de la diplomacia. El que nos encontremos hoy todos aquí es ya un primer logro. Demos algunos pasos más a lo largo del día y construyamos con base en este primer pequeño avance, la solución que, estoy segura, todos deseamos.

Sean ustedes muy bienvenidos.

también te puede interesar