Nicaragua

La limpieza del Río San Juan se está haciendo en territorio nicaragüense

Así lo constataron un grupo de ambientalistas, quienes comprobaron in situ las operaciones

Redacción Central |


Así lo constataron un grupo de ambientalistas, quienes comprobaron in situ las operaciones

Con el propósito de conocer los posibles daños ambientales en la zona, un grupo de organizaciones ambientalistas y académicas nacionales, vinculadas al tema ecológico, constataron in situ las operaciones de dragado en el Río San Juan de Nicaragua.

Las instituciones involucradas en este estudio son el CIRA-UNAN, Centro Humboldt, AMICTLAN, Hijos del Río y Fundación del Río.

Víctor Campos Cubas, subdirector del Centro Humboldt, confirmó la existencia de un documento de impacto ambiental elaborado por el Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales, (MARENA), algo que personas con intereses oscuros han pretendido hacer creer que no existía.

El estudio realizado ratifica que nuestro Río San Juan de Nicaragua recibe aporte de sedimentos y contaminantes de los ríos costarricenses que bajan de las cordilleras Guanacaste, Central y Tilarán.

Los ríos ticos, San Carlos y Sarapiquí, arrastran enormes cantidades de sedimentos. Existen estudios que indican que el Río San Carlos arrastra al día entre 103 toneladas y 864 toneladas de sedimento diariamente, mientras que el Sarapiquí arrastran hasta más de 1 mil 200 toneladas de sedimentos al día.

Los especialistas, tras la visita al lugar, concluyeron que cualquier intervención humana que modifique las condiciones naturales de cualquier sitio con fines económicos o sociales, causará algún tipo de repercusiones negativas o no deseadas sobre las condiciones naturales de la zona, y un proyecto de dragado no es excepción.

Asimismo señala que se encontraron evidencia de daños ambientales limitados en el territorio nicaragüense como impacto directo de las obras, pero que no se encontraron daños visibles sobre territorios extranjeros en el área del sitio de intervención del proyecto.

También conservaron el contraste entre nuestro territorio y el otro lado de la frontera tica, en donde se sustituyó la cobertura boscosa por pastos o monocultivos con fines agroindustriales, degradando sustantivamente uno de los ecosistemas de mayor producción biológica del mundo, como es el bosque húmedo y muy húmedo tropical.

Indicaron que el proyecto del dragado se encuentra amparado por la aplicación de la legislación existente, bajo la cual se otorgó un documento de Permiso Ambiental (Resolución Administrativa 38-2008), emitido por la autoridad competente, el Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales, en donde se establecen disposiciones correctivas y de mitigación para los impactos que eventualmente el proyecto producirá.

también te puede interesar