Nicaragua

Nicaragua avanza en reducción de desigualdades y pobreza extrema

Gobierno sandinista logró mejorar la alimentación de sectores más vulnerables

Redacción Central |

Gobierno sandinista logró mejorar la alimentación de sectores más vulnerables

Programas de hondo sentido humano y la sostenida decisión de reducir las desigualdades en nuestro país tuvieron un éxito importante en el área de alimentación a la población y especialmente a los sectores más vulnerables.

Las estadísticas señalan que entre 2005 y 2009 el quintil más pobre incrementó su consumo de 6.20 por ciento  a 6.84 por ciento, mientras el quintil más rico disminuyó su consumo de 47.20 por ciento  a 44.51 por ciento indicando mejoras en los sectores más pobres.    

Por otra parte, el consumo per cápita anual  entre el 2005 y 2009 subió en 12 por ciento con respecto al valor medio de consumo per cápita del 2005, lo que reflejaría que este indicador es una de las causas del decrecimiento de la pobreza general y un éxito trascendente en ese empeño.

El consumo de calorías al día de la población se ha incrementado de 2,187 en 2001 a 2,268 en 2009.

La reducción de la proporción de personas desnutridas en la población total, según el informe de la FAO del 2009, ha sido notable, pasó del 52 por ciento, entre 1990-1992, a 21  por ciento en 2004-2006, logrando así el cumplimiento del Objetivo de la Cumbre Mundial sobre la Alimentación de reducir a la mitad, entre 1990-92 y 2004-2006, el número de personas subnutridas.

En otro orden vinculado con esos avances, el trabajo del Gobierno del Comandante Daniel Ortega para el mejoramiento de la salud de la población ha logrado ir aumentando el número de niños nacidos vivos que sobrepasan los  dos mil 500 gramos, es decir, que nacen con el peso adecuado.

En 2006 este indicador representaba el 76 por ciento del total de nacidos vivos, ya para 2009 se había incrementado hasta el 81 por ciento, lo que significa un avance de cinco  puntos porcentuales.

Todos estos datos demuestran que  las políticas y programas del Gobierno Sandinista, dirigidos al rescate de las capacidades productivas de los pobres y a garantizar el consumo mínimo de calorías por cada nicaraguense, se ha mejorado el nivel de vida de la población en extrema pobreza.

también te puede interesar