Nicaragua

Nicaragua dice NO a ultimátum tico y llama a abrir espacios de entendimiento

Vicepresidente de la República pide a mandataria costarricense un cese inmediato en la guerra verbal desatada por ese país y reiteró la soberanía nicaraguense sobre nuestro Río San Juan

Jaime Morales Carazo
Vicepresidente de la República, Jaime Morales Carazo, dio un contundente NO al ultimátum dado por el gobierno de Costa Rica para la retirada de los efectivos del Ejército de Nicaragua que se encuentran enfrentando al narcotráfico en la zona de Río San Juan. | El 19 Digital

Redacción Central |

Vicepresidente de la República pide a mandataria costarricense un cese inmediato en la guerra verbal desatada por ese país y reiteró la soberanía nicaraguense sobre nuestro Río San Juan

Nicaragua, en la voz del vicepresidente de la República,  Jaime Morales Carazo, dio un contundente NO al ultimátum dado por el gobierno de Costa Rica para la retirada de los efectivos del Ejército de Nicaragua que se encuentran enfrentando al narcotráfico en la zona de Río San Juan.

Paralelamente, volvió a llamar a la apertura de los espacios de entendimiento para resolver el diferendo fronterizo existente, reclamando la terminación de la guerra verbal desatada por los medios de difusión y funcionarios del vecino país contra Nicaragua.

En declaraciones dadas a la televisora norteamericana CNN denunció la campaña xenófoba reportada contra los nicaragüenses residentes en Costa Rica y dijo que “nos sentimos agredidos por una campaña sucia, muy baja, con tintes racista y xenofóbicos contra los miles de nicaragüenses que colaboran con el desarrollo de Costa Rica”.

Morales Carazo repudió las imputaciones hechas sobre una supuesta invasión y agresión a Costa Rica  porque “nosotros no podemos invadir nuestro propio suelo, es nuestra casa”.

Fue resaltante la forma señalada como manipuladora de la cual dio evidentes muestra la CNN cortando abruptamente  la entrevista con el Vicepresidente transmitida que fue titulada hablando del “conflicto” de Nicaragua con Costa Rica, mientras al transmitir otra con la presidenta costarricense, Laura Chinchilla, la calificó de “las opciones diplomáticas de Costa Rica con Nicaragua”.

“Yo sugiero respetuosamente a doña Laura (Chinchilla) que declaremos un cese al fuego en esta guerra verbal. A veces las palabras hieren más que las balas. Nosotros tampoco podemos aceptar que nadie condicione un ultimátum. Eso no es una expresión de interés de lograr verdaderamente un acercamiento, más bien crea distanciamiento y pone barreras”, agregó Morales Carazo.

También señaló que si bien es cierto Costa Rica “oficialmente” no tiene fuerzas armadas, sus órganos que ellos llaman “de policía” están fuertemente armados.

“Están mejor armados que nosotros, capacitados extraordinariamente bien, los vimos con equipos militares pesados, quitémonos caretas, hablemos con total franqueza”, exhortó.

Con respecto a la reunión entre los mandatarios de Nicaragua y Costa Rica, prevista para el 27 de noviembre, Morales Carazo dijo que el presidente Daniel Ortega siempre ha estado dispuesto al diálogo y al acercamiento entre ambos países.

Cabe señalar que Nicaragua ha llamado en reiteradas ocasiones a Costa Rica a conformar la comisión binacional para el amojonamiento de la frontera, no obstante el gobierno de este país ha rechazado la propuesta.

El vicepresidente también dejó claro el sumo imperio de Nicaragua sobre la zona en conflicto, lo cual está respaldado por el tratado Jerez-Cañas y por los laudos Cleveland y Alexander, y no por los mapas de Google como ha señalado el gobierno costarricense.

“Los tratados internacionales y los laudos  establecieron las coordenadas y los puntos de referencias, quien ha sido renuente y se ha resistido en una forma incomprensible, dando suspicacias, es Costa Rica”, señaló.

“Tenemos pruebas totalmente fundamentadas en el derecho, el fallo reciente de la Corte Internacional de Justicia de La Haya que definió la absoluta y total soberanía de Nicaragua en el rio”, agregó.

Morales reiteró que la zona en disputa se está convirtiendo en una especie de santuario para los narcotraficantes, y que las labores del ejército están encaminadas a frenar este flagelo.

también te puede interesar