Nicaragua

Daniel: Nicaragua ha enfrentado históricamente intentos expansionistas de otras naciones

Daniel expuso al Secretario General de la OEA el arrebato de territorio al país en el siglo XIX y la batalla librada por Nicaragua ante los tribunales internacionales en defensa de la soberanía nacional

Rosario, Daniel e Insulza
Daniel expuso al Secretario General de la OEA el arrebato de territorio al país en el siglo XIX y la batalla librada por Nicaragua ante los tribunales internacionales en defensa de la soberanía nacional. | Jairo Cajina

Redacción Central |

Daniel expuso al Secretario General de la OEA el arrebato de territorio al país en el siglo XIX y la batalla librada por Nicaragua ante los tribunales internacionales en defensa de la soberanía nacional

Una importante y detallada exposición de la histórica batalla de Nicaragua en defensa de su soberanía nacional frente los grandes intereses extranjeros expansionistas que le han arrebatado territorio y pretenden continuar haciéndolo, fue hecha por el Presidente de la República, comandante Daniel Ortega, al Secretario General de la OEA, José Miguel Insulza.

Los contundentes argumentos de Daniel fueron expuestos en ocasión de la reciente visita de Insulza a nuestro país como parte de la gestión que le fue encomendada de favorecer un diálogo con Costa Rica, ante la negativa del gobierno de esa nación a reconocer los límites territoriales existentes entre las dos naciones.

Daniel detalló parte de la historia nicaragüense y cómo los mencionados intereses expansionistas de otras naciones, arrebataron territorio al país en el siglo XIX y ratificó  los principales argumentos con los cuales Nicaragua, desde los tribunales internacionales, ha defendido la soberanía nacional.

Durante la exposición, presentada en una edición especial del noticiero Multinoticias y difundida por el 19Digital, el comandante Daniel estuvo acompañado por la compañera Rosario Murillo, coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía; el Jefe del Ejército de Nicaragua, General Julio Cesar Avilés Castillo; y el Comisionado General y Subdirector de la Policía Nacional, Carlos Palacios. También estuvieron presentes el embajador permanente de Nicaragua ante la OEA, Dennis Moncada y el comandante Edén Pastora, quien se encuentra al frente de las obras de limpieza del Río San Juan.

El encuentro entre el Presidente Daniel e Insulza se realizó el sábado en horas de la tarde en las oficinas de trabajo de la Presidencia de la República.

Avilés Castillo, por su parte, brindó una amplia disertación sobre los constantes trabajos que el Ejército realiza en la zona de San Juan de Nicaragua en contra del narcotráfico, planes que se ejecutan desde hace muchos años. La Policía Nacional también expuso los programas  de esa institución en contra del flagelo de la droga.

En el transcurso de la reunión a Insulza y su delegación se mostraron mapas, documentos científicos y técnicos del trabajo de limpieza del Río San Juan y sobre todo se hizo referencia a los diferentes tratados internacionales y laudos en los cuales Nicaragua se basa para la defensa de su soberanía.

Estos mismos tratados y laudos permitieron que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya ratificara el año pasado que nuestro país tiene el sumo imperio sobre el Río San Juan.

El comandante Daniel, Avilés y Pastora manifestaron que Nicaragua tiene la fuerza de ley de los tratados internacionales y por lo tanto no se permitirá que se siga arrebatando territorio nicaragüense  como aconteció en el pasado.

El mandatario recordó que Nicaragua ha perdido territorio producto de las contradicciones históricas con el colonialismo británico, español y los intereses expansionistas. “Son acontecimientos que tienen larga data, son de siglos”, agregó.

Mostrando un mapa de Nicaragua del siglo pasado, explicó a Insulza cómo esos intereses  provocaron que los territorios de Guanacaste y Nicoya (10,141 kilómetros cuadrados) fuesen arrebatados y luego ocurriera lo mismo con Mokoron (25 mil kilómetros cuadrados).

Guanacaste y Nicoya fueron arrebatados por Costa Rica y Mokoron por  Honduras. En total, la entonces provincia de Nicaragua contaba con 165 mil kilómetros cuadrados antes de ser cercenados ambos territorios y anexados a los países antes mencionados.

Explicó que, ante esto, no es casualidad que Nicaragua y su pueblo tenga una actitud anticolonialista y antiimperialista, debido a que Estados Unidos históricamente tuvo una política intervencionista tomando decisiones por nuestra tierra.

Recordó que el Río San Juan en el siglo pasado sirvió de ruta de tránsito que fue conocida como la Ruta del Oro, utilizada por los norteamericanos  para cruzar de la costa este a la oeste de Estados Unidos, ya que el paso por su propia tierra era demasiado peligroso.

“Se dieron tratados, acuerdos, entre Costa Rica y los británicos decidiendo sobre territorio nicaragüense, se dieron tratados acuerdos entre Costa Rica y Estados Unidos también decidiendo sobre territorio nicaragüense, o sea una larga historia de conflictos territoriales limítrofes”, señaló Daniel a Insulza.

Reiteró que con Honduras también se han dado conflictos limítrofes que fueron resueltos por la CIJ por lo que Nicaragua tuvo que admitir la sentencia que favoreció a los hondureños.

Agregó que en medio de estas contradicciones,  Nicaragua también ha enfrentado conflictos con Colombia en los que este país logra apoderarse de la Isla San Andrés y Providencia cuando nuestra nación estaba siendo ocupada por tropas norteamericanas.

Daniel señaló que Colombia quiere seguir expandiendo su territorio a través de la plataforma continental y hasta ha hecho acuerdos con Costa Rica y Honduras, con el claro propósito de arrinconar a Nicaragua.

“El objetivo de Colombia, ha sido y sigue siendo reducir el espacio marítimo de Nicaragua”, señaló el Jefe de Estado, quien recordó que existe ya un fallo de la CIJ en la que rechaza esas pretensiones  de que el meridiano 82 fuera el límite marítimo de nuestro país.

Colombia de manera constante penetra a nuestro mar territorial con sus buques o barcos. “Ahí está planteada una batalla por el mar territorial”, sostuvo.

El comandante Daniel planteó que Colombia no respeta la sentencia de La Haya y por lo tanto, constantemente, invade nuestro territorio amparado en sus buques de guerra, al igual que Costa Rica, donde ciudadanos de esa nación realizan pesca ilegal en territorio nicaragüense.

Le dijo a Insulza y a su delegación que Nicaragua ha venido insistiendo con Costa Rica sobre la necesidad de acuerdos de delimitaciones que se fueran reflejando en los mapas, sobre todo la certificación de los mojones, a los cuales nuestros vecinos se han negado.

Agregó que la CIJ vino a finiquitar todas las discusiones o negociaciones que se habían dado con Costa Rica, dejando claro que el Río San Juan es de plena soberanía de Nicaragua y que tiene derecho a dragar o limpiar el río, algo que lo establecen los acuerdos, laudos, tratados y la misma sentencia del tribunal internacional.

Además, el mandatario nicaragüense explicó otros problemas limítrofes que tiene nuestro país en el Pacífico. Por un lado en la zona sur, donde Costa Rica, desde las costas de la región de Guanacaste y Nicoya, pretende dejar sin mar territorial a Nicaragua.

Además, los conflictos en el Golfo de Fonseca, donde ya la CIJ ha establecido que Nicaragua tiene el derecho sobre el mismo, aunque Honduras está solicitando que se le conceda una salida hacia la mar, propuesta que no es respaldada por El Salvador. A pesar de esto, recordó que los tres países declararon el Golfo como una zona de desarrollo y paz.

General Avilés: Costa Rica ha incursionado ilegalmente en territorio nicaragüense

El jefe del Ejército de Nicaragua, General Julio César Avilés Castillo, en su exposición ratificó que Nicaragua y sus fuerzas armadas no han invadido territorio costarricense, sino todo lo contrario, que ha sido la fuerza pública de ese país la que ha incursionado en nuestras tierras.

Avilés ratificó que los límites territoriales se definen por el tratado Cañas-Jerez de 1858, que fue ampliado por los laudos Cleveland y Alexander.

“Rechazamos las acusaciones de invasión por parte de nuestro Ejército. Nuestro Presidente ha sido claro y por el contrario Nicaragua tiene suficientes evidencias de las incursiones de personal de los aparatos de la fuerza pública armada de Costa Rica al territorio nacional”, señaló Avilés a Insulza.

Dijo que hay fuertes amenazas como las que refleja el diario La Nación, al citar al Ministro de Seguridad de Costa Rica, que planteó que los miembros del Ejército de Nicaragua saldrán del territorio que alegan que es suyo “por la fuerza o por la razón”.

“Esto a nosotros no nos intimida, somos prudentes ante esta situación, todas estas palabras de amenaza fueron acompañadas de imágenes en los medios de comunicación, nosotros hemos asumido una posición firme de la defensa de la soberanía nacional”, señaló el jefe militar al mostrar las imágenes de policías ticos bien apertrechados con fusiles de guerra.

“Nos acusan de incursionar a territorio tico, pero quienes lo hacen en el nuestro  han sido ellos”, refrendó Avilés mostrando imágenes de agentes de la OIJ de Costa Rica que ingresaron a territorio nacional en vehículos armados.

Mostró documentos de actas de entrega de oficiales de nuestro ejército a las autoridades de migración nicaragüenses, haciendo constar de la incursión de estos oficiales ticos de manera ilegal.

Destacó que las autoridades costarricenses han mostrado mapas donde claramente se lee la leyenda “este mapa no ha sido comprobado en el campo”, lo que ha sido obviado por Costa Rica.

“Es importante señalar que al mapa presentado (por Costa Rica) en la OEA le fue eliminada la leyenda que aparece también en el mapa de Nicaragua”, dijo Avilés.

“Costa Rica en sus pretensiones ignora su propia Constitución y antepone argumentos como los mapas presentados en la OEA”, señaló y  recordó que la Constitución tica establece que la frontera con Nicaragua se rige por dichos tratados y laudos.

“La sentencia de la Corte Internacional (de Justicia) del 13 de julio de 2009 estableció claramente que Nicaragua tiene el dominio y el sumo imperio del Río San Juan en todo su curso. La Corte concluye que Nicaragua tiene el poder de reglamentar el ejercicio por Costa Rica, se está refiriendo a los derechos limitados que le dio la Corte a Costa Rica”.

El general Avilés dijo que de 1994 al 2004 se lograron establecer 134 mojones en la frontera. No obstante, las autoridades ticas solamente han certificado 17.

Sostuvo que en la declaración conjunta de la séptima reunión binacional del 3 de octubre del 2008 en San José se estableció homologación de las coordenadas de los hitos de la frontera terrestre entre ambos países con miras a la certificación de mojones, pero esto no ha querido ser cumplido por el gobierno de Costa Rica.

Más adelante, lamentó que exista una campaña del lado tico sobre supuestos daños ambientales que ocasiona la limpieza del Río San Juan.

“La limpieza del Río San Juan no está causando ningún tipo de daño ambiental, por el contrario se persigue restablecer el caudal del Río San Juan y con ello favorecer el desarrollo sostenible”, explicó.

Puntualizó que en los años 50 del siglo pasado, Costa Rica desvió el caudal del Río San Juan hacia su territorio sacando nuestras aguas por el Río Colorado. Las operaciones de dragado de nuestros vecinos tardaron siete años, desde 1948 hasta 1955, tiempo en el cual no notificaron ni pidieron permiso, y tampoco hicieron un estudio del daño que estaban causando a nuestro Río.

También en los años 90 plantearon una estrategia de desarrollo de la zona fronteriza que incluía un canal paralelo al Río San Juan, con el propósito de desviar nuestras aguas.

Sobre la batalla que Nicaragua libra contra el narcotráfico internacional,  el Jefe del Ejército de Nicaragua le hizo ver a Insulza que se ha reconocido a nuestro país como la nación centroamericana que ha brindado mayores resultados contra la droga y el crimen organizado.

Producto de las operaciones realizadas en el 2009, alrededor de 300 toneladas de cocaína no pudieron llegar a su destino convirtiendo al país en un muro de contención en esta lucha de la que se benefician los países del norte.

Desde el 2000 al 2010 el aporte del Ejército de Nicaragua en esta batalla es de una gran cantidad de droga incautada, además de incautación de medios aéreos, armas, y fuertes cantidades de dinero.

“El narcotráfico es la principal amenaza a la seguridad centroamericana”, dijo Avilés.

Destacó que las fuerzas armadas siempre han desarrollado planes contra los carteles de la droga en la frontera sur y que nunca ha habido presencia de las autoridades ticas en la zona que ahora reclaman.

“Siempre hemos hecho patrulla en nuestros mares territoriales, en nuestro Río San Juan, en sus lagunas, caños y desaguaderos, pero ahora los medios de comunicación social y la campaña desplegada en Costa Rica pretenden hacer ver una visión contraria a lo que nosotros estamos señalando”, refirió.

Mencionó que la familia de nicaragüenses que dicen ser costarricenses, y que “denunciaron” al Ejército de Nicaragua, son parte de una banda conocida como Los Tarzanes, a quienes pertenecen Marcos Reyes y sus hermanos. Estos acusaron al comandante Edén Pastora de haber ingresado al territorio golpeando a los trabajadores y maltratando al ganado.

Avilés mostró cédulas de estos ciudadanos de la familia Reyes donde se demuestra que son nicaragüenses y que forman parte de una banda de narcotraficantes en confabulación con sicarios colombianos y hondureños.

Mencionó que esta banda de los Reyes se involucró con otra conocida como Los Reñazcos, para asesinar a policías en Bluefields en el 2004. El jefe militar aseguró que los Reyes son sujetos de alta peligrosidad.

A pesar de estas dificultades, en el mes de julio de 2010 se han capturado dos mil 756 kilos de cocaína que provienen de Costa Rica, en septiembre otros 380 kilos de estupefacientes, en las que están involucrados hondureños y colombianos, entre otros operativos que dejaron la incautación de importantes alijos de droga.

“No es la primera operación del mes de octubre, nosotros de manera sostenida y de manera permanente operamos en esa parte de nuestro territorio”, dijo Avilés.

Reiteró lo que ha dicho el comandante Daniel al invitar a Costa Rica a establecer la comisión binacional y realizar el amojonamiento, ya que en estos tiempos no cabe el lenguaje belicista, sino la conversación y el dialogo.

“Consideramos que es conveniente que usted conozca que todos apoyamos plenamente la posición de nuestro Gobierno y nuestro Presidente, que hay consenso nacional de no permitir que nos arrebaten por la vía de hecho o procesos viciados nunca más una pulgada  del territorio de nuestro país”.

Por su parte, el comisionado mayor Esteban Guido, jefe de Investigación de Droga de la Policía Nacional, también explicó parte de las operaciones al Secretario General Insulza.   Subrayó que uno de las primeras orientaciones del Gobierno Sandinista a la Policía Nacional fue ejecutar una lucha frontal contra el narcotráfico y crimen organizado.

Seguidamente, manifestó que tras asumir el Gobierno Sandinista se ha logrado un ascenso significativo en las incautaciones de droga, “nosotros (le) llamamos un avance cuantitativo en el tratamiento al crimen organizado y narcotráfico”.

Dijo que la orientación no solamente incluye dirigir esfuerzos a la incautación de droga, sino también a erradicar a las células del crimen organizado que pretenden formar base social en el país, la mayor cantidad de las cuales fueron localizadas en la zona limítrofe con Costa Rica.

“La base fundamental, la base que ellos tenían de apoyo logístico, estaba radicada en San Juan de Nicaragua”, dijo Guido.

Con base en ese trabajo de quiebre de células del narcotráfico, el jefe antidroga manifestó que se han capturado 12 mil 334 ciudadanos nicaragüenses masculinos y tres mil 382 mujeres, así como 646 extranjeros masculinos y 93 mujeres de diversas nacionalidades. Estos datos no incluyen ciudadanos que operan de forma desorganizada.

Manifestó que para poder entender la célula que integran la familia Reyes, es necesario abordar toda la ruta que recorre esa organización, que surge en Colombia, liderada por un sujeto conocido como El Abuelo, quien es uno de los herederos del cártel del Valle y  actualmente produce la cocaína y abastece a grupos ligados al cártel del Golfo.

Mencionó otros sujetos que forman parte de esa cadena de narcotraficantes, que incluye ciudadanos panameños, costarricenses, nicaragüenses, hondureños, colombianos, es decir una gran cadena que desemboca en San Juan de Nicaragua.

Señaló que Los Tarzanes tienen todo un diseño de vigilancia hacia las autoridades de la Fuerza Naval desde Corn Island.

“Cuando la Fuerza Naval está enfilada en dirección a una lancha del narcotráfico, ellos despliegan dos o tres lanchas en la misma dirección para perder la dirección de la lancha objetivo y la lancha cargada es evacuada y las otras lanchas desde Corn Island comienzan a circular para desviar la atención de la  que va en persecución de los narcotraficantes”.

Guido señaló que la Policía Nacional, en todos sus operativos contra los Reyes, siempre han mantenido al tanto a las autoridades de Costa Rica. Dijo que la organización de narcotraficantes trató de conseguir armas para su seguridad, pero se logró incautarles 49 fusiles en los Cayos Perlas.

El comandante Edén Pastora, manifestó que mientras Costa Rica y sus autoridades sigan sin reconocer el tratado Cañas-Jerez, los laudos Cleveland y Alexander, existirá este problema limítrofe.

“Aquí la solución es que Costa Rica comience a hablar del laudo Cleveland, del laudo Alexander, y del tratado Cañas-Jerez, que son claros, meridianos, y nos sorprende por qué el gobierno, las autoridades costarricenses, no hablan de estos documentos que son la base de la paz”, dijo Pastora.

Agregó que la razón que Nicaragua encuentra para que Costa Rica no mencione estos tratados y laudos, es  el escándalo mediático  generado por los narcotraficantes, han exacerbado los ánimos del pueblo costarricense a tal extremo que ahora el gobierno de Laura Chinchilla no puede salir reconociendo que nuestro país tiene la razón.

“El Laudo es claro, Punta de Castilla es el inicio de la frontera, nunca históricamente Costa Rica había pasado de aquí (muestra un mapa) jamás había entrado en esta zona, y el laudo sigue tan claro como un sol de mediodía, la frontera es la margen derecha de Harbor Head o laguna de los Portillos”.

Dijo que Nicaragua está apegada a lo que señalan los laudos y tratados, por lo tanto la llamada Laguna de los Portillos es parte del país.

“La frontera entre Nicaragua y Costa Rica no la dictó un mapa, la dictan los laudos, los acuerdos y por eso es que nosotros no estamos dispuestos a seguir perdiendo territorio”, señaló Pastora.

“Nosotros aceptamos lo que digan los acuerdos internacionales, no queremos quitarle una pulgada de tierra a Costa Rica, que nos respeten la pulgada de tierra a nosotros”.

Criticó además a Costa Rica por pretender engañar a la OEA con mapas cercenados, e ignorando la existencia de los acuerdos internacionales que definen de forma clara la frontera.

también te puede interesar