Nicaragua

Nicaragua en OEA: Soberanía sobre Río San Juan no está en discusión

Reiteró la disposición al diálogo y a la solución pacífica del conflicto mientras el Secretario General de OEA, José Miguel Insulza, reconoció en su informe que Nicaragua no ha invadido territorio de Costa Rica y respaldó el llamado a la reunión de la Comisión Binacional para el diálogo

Redacción Central |

Reiteró la disposición  al diálogo y a la solución pacífica del conflicto mientras el Secretario General de OEA, José Miguel Insulza, reconoció en su informe que Nicaragua no ha invadido territorio de Costa Rica y respaldó el  llamado a la reunión de la Comisión Binacional para el diálogo

El embajador Dennis Moncada, representante de Nicaragua ante la Organización de Estados Americanos (OEA) reiteró este martes,  ante el plenario del Consejo Permanente de esa instancia,  que la soberanía nicaragüense sobre el Río San Juan no está en discusión.

En su intervención, recordó que el presidente Daniel Ortega planteó  no es conveniente que esta situación de conflicto provocada por Costa Rica  se siga escalando y que intervengan terceros países. “La solución tiene una vía clara que es el dialogo, la reactivación de la Comisión Binacional para realizar el amojonamiento pero hasta el momento el gobierno de Costa Rica se resiste a delimitar de forma clara los hitos fronterizos establecidos en los tratados internacionales”, subrayó.

Moncada señaló que el informe del Secretario General de la OEA, José Miguel  Insulza ubica en la dimensión correcta el punto del diferendo entre Nicaragua y Costa Rica. “Costa Rica pretende hacer una especie de diversionismo, utilizando una serie de recursos para no enfocar el problema esencial que está planteado”, dijo Moncada.

Añadió que están partiendo de una ficción, “su ficción tiene que ver conque los estamos invadiendo, conque estamos violentando su soberanía, conque nuestras fuerzas están en territorio costarricense, lo cual todos sabemos que no es cierto”,

Moncada negó categóricamente las acusaciones de Costa Rica de que se estén  realizando acciones contra el narcotráfico en territorio tico e instó al país vecino a iniciar  las labores de amojonamiento (delimitación de frontera) para resolver el conflicto limítrofe.

“Nicaragua rechaza y no admite las afirmaciones de la representación de Costa Rica en el sentido de que se somos un país agresor y que nuestras fuerzas armadas están violando su soberanía”, enfatizó el embajador.

Apuntó que la defensa de la soberanía y la integridad territorial de Nicaragua, en este caso el Río San Juan, no es un tema de discusión  para Nicaragua sino “una cuestión de principios y un derecho irrenunciable del pueblo nicaragüense”.

“La defensa que Nicaragua hace de su Río San Juan y sus límites fronterizos es sobre la base de los derechos que le asisten mediante el Tratado Jerez-Cañas, el Laudo Cleveland, el Laudo Alexander y la  sentencia de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), de La Haya del 13 de julio de 2009”, reiteró.

El  embajador, en su intervención ante el Consejo, expresó que los diferentes grupos del narcotráfico y el crimen organizado son los más interesados en sostener estas diferencias entre los dos países.

Moncada dijo que preocupa que la situación planteada hoy por Costa Rica haya sido generada por narcotraficantes que operan en la zona.  

“Preocupa por cuanto ellos al ser golpeados por la Policía y el Ejército de Nicaragua utilizaron falsas denuncias ante las autoridades de Costa Rica informando que tropas de Nicaragua estaban invadiendo territorio costarricense lo que cual era completamente falso y porque  conociendo los tentáculos del narcotráfico internacional estemos ante una nueva variante del narcotráfico incidiendo en temas de seguridad y en temas de relaciones diplomáticas binacionales”, agregó.

“Nicaragua rechaza y no admite las afirmaciones de la representación de Costa Rica en el sentido de que se somos un país agresor y que nuestras fuerzas armadas están violando su soberanía”, enfatizó el embajador.

Manifestó  que la defensa de la soberanía y la integridad territorial de Nicaragua, en este caso el Río San Juan, no es un tema de discusión  para Nicaragua sino una cuestión de principios y un derecho irrenunciable del pueblo nicaragüense.

Moncada aseveró que las bases jurídicas que sustentan el derecho de Nicaragua sobre el Río San Juan no están basadas en cartografía ni en mapas sujetos a la verificación en el terreno, sino en los Tratados y Laudos que definen de forma clara nuestra frontera.

“Nos preguntamos por qué Costa Rica hizo circular a los honorables representantes de este Consejo Permanente mapas viciados y manipulados, ya que borraron la leyenda que especifica que dicho mapa no ha sido verificado en el terreno, por consiguiente son mapas que no son fiables porque no reflejan con precisión los límites fundamentados en los tratados y laudos internacionales”, cuestionó.

Recordó que desde el momento mismo de la creación de la Comisión Binacional Nicaragua ha propuesto a Costa Rica retomar las acciones de densificación y amojonamiento de acuerdo a los instrumentos jurídicos internacionales.

“Sin embargo ahora observamos cómo días después de las declaraciones emitidas por la excelentísima señora presidenta de Costa Rica Laura Chinchilla y otros funcionarios del gobierno en las que aceptaron reunirse bilateralmente con Nicaragua y en el que se disponían  a reactivar el mecanismo de la comisión binacional y de la subcomisión de densificación de mojones, pretenden condicionarla al retiro de nuestras fuerzas armadas ubicadas en sectores fronterizos de nuestro territorio nicaragüense para combatir al narcotráfico y al crimen organizado”, agregó.  

Señaló que Costa Rica “ha guardado silencio” negándose a suscribir las actas de los 137 mojones ya definidos, de los cuales sólo suscribieron 17.

“También debemos dejar claro, señor presidente, señores representantes, que un ultimátum no resuelve nada. Nicaragua no admite ultimátum. Nosotros aceptamos el diálogo, la negociación, y la búsqueda de soluciones pacificas a los diferendos”, concluyó.

Moncada calificó como objetivo el informe brindado por el Secretario General de ese organismo, José Miguel Insulza, luego de su visita a Nicaragua y Costa Rica este fin de semana, para facilitar un diálogo entre las dos naciones.

Moncada, entrevistado vía teléfónica por los periodistas Alberto Mora y Erving Vega, a través de Multinoticias, Canal 4, señaló que el informe de Insulza ubica en la dimensión correcta el punto del diferendo entre Nicaragua y Costa Rica.

Costa Rica asegura que nuestro Ejército ha invadido lo que ellos llaman “isla Calero” y exigen el “retiro” de las tropas de este territorio. Para complementar su argumento, los ticos presentaron ante la OEA un video que resume su posición referente a este tema. Sin embargo, al parecer  motivó a Insulza a tomar la palabra y hacer las aclaraciones pertinentes.

“Yo pregunté específicamente en Nicaragua por la isla Calero. Me dijeron que la isla Calero era de soberanía costarricense y que Nicaragua no cuestionaría jamás eso  Lo que pasa es que al plantear el tema del caño que va desde la laguna hasta el Río (San Juan), naturalmente eso afecta el trozo superior, el más alto, una punta de la isla Calero”, dijo.

En este sentido, aclaró que la recomendación que hace la OEA de retirar fuerzas armadas donde su presencia pueda crear tensión “no nos estamos refiriendo a la isla Calero,  que tiene 180 Km. cuadrados, si no me equivoco,  nos estamos refiriendo a la finca Aragón que tiene alrededor de tres kms cuadrados, que son además de pantanos. Y por lo tanto, no son, como lo dijo el señor embajador (costarricense) 20, 30 ó 40 soldados, no pueden ser más porque no tendrían donde estar esos soldados si fueran mas”, dijo Insulza.

“No se puede instalar en el pedazo que se podría provocar tensión un batallón porque esto es un pantano, en el lenguaje más común se le dice un suampo, pero en realidad hoy día se usa la palabra humedal, que es más ligada a los modernos conceptos ecológicos”, refirió.

Asimismo, aclaró que no existen bases nicaragüenses o costarricenses en la zona de la controversia, y que su recomendación de ninguna manera pretende obstaculizar la lucha contra el narcotráfico que lleva a cabo Nicaragua.

“La soberanía de la mayor parte de la isla Calero no está en cuestión”, insistió.

El vicecanciller Valdrack Jaentschke, quien también participó del panel periodístico, señaló que Nicaragua en la OEA dejó claro que nuestras fuerzas armadas no han invadido ningún territorio y que Insulza respaldó y reconoció tal hecho.

“Insulza interrumpe, entra y dice ‘que Nicaragua no está invadiendo’, eso es lo que yo leo de Insulza, porque él habla de la laguna, el habla del caño y dice que al norte de eso y eso todo mundo sabe que eso es Nicaragua”, refirió el vicecanciller.

“El secretario general lo decía, que nosotros estamos en territorio nacional, estamos operando en territorio nacional, las bases nicaragüenses están operando en territorio nacional y creo que fue importante esa aclaración que hizo el secretario general. Nicaragua está en su territorio operando”, dijo Jaentschke.

Reiteró que Nicaragua no acepta un ultimátum hecho por Costa Rica, y determinó que ese país lo que quiere en esencia es “abusar de la OEA, queriéndolo convertir como si fuera un tribunal, lo cual obviamente no puede ser aceptado. La OEA no es el foro adecuado competente para resolver un diferendo fronterizo, eso debe quedar totalmente claro”.

también te puede interesar