Nicaragua

Inversión de 62,6 millones de dólares para rehabilitar Hidroeléctricas

Son las plantas Centroamérica y Carlos Fonseca Amador que extenderán su vida útil, consumirán menos petróleo y ahorrarán 45 millones de dólares anuales

Redacción Central |

Son las plantas Centroamérica y Carlos Fonseca Amador que extenderán su vida útil, consumirán menos petróleo y ahorrarán 45 millones de dólares anuales

El gobierno sandinista oficializó este sábado el plan de rehabilitación de las plantas hidroeléctricas Centroamérica y Carlos Fonseca Amador, cada una con producción de 50 MW,  cuya materialización extenderá su vida útil y permitirá al país un ahorro anual de 45 millones de dólares en el consumo de petróleo.

La firma de los contratos para llevar adelante este proyecto con un costo de 62,6 millones de dólares significa un paso de trascendencia en el cambio de la matriz energética de la nación.

La Empresa Nicaraguense de Electricidad (ENEL) dijo que el proyecto cuenta con el apoyo financiero del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) y tendrá una duración de 35 meses.

El Proyecto Rehabilitación/Modernización de las Plantas Hidroeléctricas, administradas y operadas por ENEL, tiene un monto aproximado de 62.6 millones de dólares a ser ejecutados por la empresa Franco Tosi Meccanica SpA, que suministrará los bienes y equipos, y la empresa IBERINSA, en las tareas de supervisión.

La Planta Hidroeléctrica Centroamérica se encuentra ubicada en el departamento de Jinotega y la planta Carlos Fonseca Amador en el departamento de Matagalpa. Con el proyecto se pretende extender por otros 25 años la vida útil de dichas plantas, garantizando la generación hidroeléctrica de 438 Gwh/anuales con mayor seguridad, que equivale a un 16 por ciento de la generación total del Sistema de Interconectado Internacional.

Otro de los beneficios adicionales de este proyecto será que el país dejará de importar anualmente 947 mil 957 barriles equivalentes de petróleo, con lo cual se obtendrá un beneficio adicional de ahorro de importación equivalente a unos  45 millones de dólares anualmente, explicó ENEL.

La puesta en marcha de este proyecto forma parte del compromiso adquirido por el gobierno sandinista de transformar la matriz eléctrica e incorporar energía renovable para mitigar la crisis  por el incremento desproporcionado de los precios del petróleo que impactan en la economía y el desarrollo nacional.

también te puede interesar