Tratados firmados ratifican soberanía de Nicaragua sobre el Río San Juan

El representante de Nicaragua en La Haya y embajador ante los Países Bajos, Carlos Arguello, agregó que si Costa Rica no está dispuesta a respetarlos es esa instancia la adecuada para resolver cualquier diferendo.

Carlos Arguello
Carlos Arguello en la Corte Internacional de La Haya daylife.com

El representante de Nicaragua en La Haya y embajador ante los Países Bajos, Carlos Arguello, agregó que si Costa Rica no está dispuesta a respetarlos es esa instancia la adecuada para resolver cualquier diferendo.

El representante de Nicaragua ante los Países Bajos y la Corte Internacional de La haya, Carlos Arguello, dijo este viernes que si Costa Rica no está dispuesta a respetar los acuerdos y laudos existentes  es la Corte Internacional de La Haya la instancia a las cual corresponde determinar problemas limítrofes.

Argüello, En entrevista brindada a Radio Nederlands,  manifestó que para nuestro país “es cosa juzgada” el nuevo diferendo que Costa Rica denuncia por el Río San Juan.

La afirmación de Argüello se basa en los diferentes tratados y laudos que firmaron ambas naciones, en la que se ratifica la plena soberanía de Nicaragua sobre el Río San Juan, patrimonio natural y orgullo de nuestra nación.

Esta es la entrevista al embajador Argüello, brindada a Radio Nederlands:

Pregunta: ¿Elevará definitivamente Nicaragua ante la Corte Internacional de Justicia el diferendo por el Río San Juan?

Carlos Argüello: Si Costa Rica no está dispuesta a respetar los laudos que fijaron la frontera, el lugar más adecuado para resolver ese tema es acá, en La Haya y ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ). Esa es la decisión que se ha tomado en Nicaragua. La realidad es que para nosotros esto es cosa juzgada hace ciento diez años, cuando se fijaron los límites exactos de la frontera. Francamente no hay motivo de discusión, menos en ambientes políticos. Si se quiere una resolución definitiva, lo único es una revisión oficial en la Corte Internacional de Justicia.

Pregunta: ¿Por qué razón continúan estos desencuentros entre San José y Managua, cuando la CIJ falló hace un año sobre el diferendo por el río San Juan?

Carlos Argüello: El pronunciamiento de la CIJ de hace un año se refería únicamente a la navegación en el Río San Juan. Costa Rica insistía que sus policías, la fuerza pública costarricense, podía andar armada en el río nicaragüense, y la CIJ resolvió que eso no era así. En aquel caso no se trataba de discutir límites. El tema de los límites se resolvió, en definitiva, por el laudo Cleveland y luego, para fijar en concreto la línea de límite, Cleveland determinó que fuera el general Alexander que lo hiciera. Él fijó exactamente los límites completos entre Costa Rica y Nicaragua en 1898. Es algo que está determinado. Lo que ha faltado y Nicaragua ha insistido repetidamente con Costa Rica, es que se termine el amojonamiento. Es decir, fijar los límites en concreto en la tierra. Los límites exactos están dados por el laudo Alexander, pero eso tiene que traducirse en un trabajo de amojonamiento en la tierra, lo que ha faltado.

Pregunta: ¿Por qué Costa Rica rechaza esta insistencia de ustedes?

Carlos Argüello: Francamente habría que preguntarle a ellos. Desde hace muchos años, y no desde el gobierno actual, se viene insistiendo en el amojonamiento y nunca se ha terminado. Y en realidad es lo que ha ocasionado este tipo de conflictos.

Pregunta: ¿A partir de estos límites no es posible hablar en términos de invasión por parte de Nicaragua en la Isla Calero, la cual Costa Rica reclama como suya?

Carlos Argüello: No se invadido ninguna isla. Todo lo que está sucediendo es en territorio de Nicaragua. Está clarísimo. Cuando esto se vaya a ver por un tribunal imparcial, la situación se va a despejar, de igual modo que quedó muy claro que los costarricenses no pueden navegar armados ni disponer del Río que es de Nicaragua, igualmente va a quedar definitivamente establecido cuál es el territorio nicaragüense. Para todo aquel que pueda leer el laudo y verlo sobre el terreno, podrá entender lo que nosotros estamos defendiendo.

Pregunta: Cuando Ud. habla en términos de un tribunal imparcial se refiere a la CIJ. ¿Por qué el presidente Daniel Ortega se muestra tan contrario a que sea la OEA la que se pronuncie sobre este tema?

Carlos Argüello: El problema es que este no es un asunto político que deba ventilarse en ambientes diplomáticos como la OEA. Creemos que es una situación jurídica, resuelta hace 110 años y que no se va a cambiar o discutir en términos políticos. Se trata de establecer la realidad jurídica sobre el terreno, algo que le corresponde a la CIJ. Este órgano es el más indicado.

Pregunta: Que los diputados oficialistas y de oposición de todas las bancadas del Congreso de Nicaragua y que incluso la misma asociación de empresarios nicaragüenses hayan cerrado filas con el gobierno del Presidente Daniel Ortega, es algo que realmente no se ve todos los días. ¿Por qué ahora sí?

Carlos Argüello: Porque es un asunto nacional. Por eso es digno de todo apoyar lo que le corresponde al país como nación. Creo que esa es la razón por la cual todos están firmes en este asunto. Aquí no estamos discutiendo temas políticos, se trata de la soberanía nacional.