Nicaragua

Unión, amor, tolerancia debe inspirar el Día de los Santos Difuntos

El pueblo acudió a los cementerios a honrar a fallecidos nunca olvidados

Día de los Santos Difuntos en Nicaragua
El pueblo nicaraguense celebra hoy el Día de los Santos Difuntos llegando con cariño y recordación junto a quienes fallecieron pero nunca son olvidados. | Jairo Cajina

Redacción Central |

El pueblo acudió a los cementerios a honrar a fallecidos nunca olvidados

El pueblo nicaraguense celebra hoy el Día de los Santos Difuntos llegando con cariño y recordación junto a quienes fallecieron pero nunca son olvidados.

Miles de personas, en cementerios limpios, ordenados y bien cuidados, acudieron este martes  a los camposantos, flores en mano y sentimientos muy profundos en el corazón.

El cura párroco de la Iglesia La Merced en el barrio Larreynaga, padre Antonio Castro Granados,  se pronunció por la unidad, el amor y la tolerancia como sentimientos que debe inspirar en las familias el Día de los Santos Difuntos.

“El hecho de celebrar a los difuntos es para unificar, fortalecer, la unidad y el amor o la tolerancia”, refirió el padre Castro al reflexionar sobre esta conmemoración que la Fe cristiana realiza desde el año 1500 d.C..

“Los difuntos no significan los muertos, porque los muertos es una figura, porque para la fe cristiana la muerte no es el final, sino que es una transformación, un paso, una transformación de esta vida que es corruptible a una vida que es incorruptible, esta vida que es temporal a una vida que es eterna, que es relativa, una vida que es absoluta, que es Dios”, reflexiona.

El sacerdote manifestó que el tema de la resurrección se expresa, precisamente, en “nuestra Fe Cristiana, en que Cristo resucitó, no se quedó entre los cementerios, no se quedó clavado en la cruz, sino que vence a la muerte, vence a la cruz y al sepulcro con la Resurrección”.

Agregó en sus declaracionesque resucitar significa suscitar una realidad nueva, diferente, transformar, ver la vida y la historia; eso es lo que celebramos, lo que conmemoramos a nivel de Fe Cristiana, a nivel de Iglesia, todos los creyentes. Para los que creen, la muerte es el paso. Ya Jesús lo dice en el evangelio de Juan ‘el que cree en mí aunque este muerto tiene vida eterna.

Sostuvo que mientras uno tiene vida va muriendo día a día, ya que “para morir no esperamos el último día, cada día vamos muriendo, nuestra energía, capacidad, fuerza, etc.. ¿Pero qué pasa? Vamos también suscitando una realidad nueva porque vamos dejando vida en otros que vienen detrás de nosotros”.

El sacerdote afirmó que las conmemoraciones del 2 de noviembre está llena de signos de amor: como la flor, que es un signo que representa la amistad, el cariño y el amor.

“Todo muerto, todo ser querido que se muere, que parte, yo pienso que su herencia, su testamento, es, como lo dice Jesús a los discípulos, que todos sean uno, que permanezcan en la unidad. El difunto une y acerca a toda la familia, a los amigos, a los compañeros, vecinos, etc.”, concluyó el padre Castro.

también te puede interesar