Nicaragua

Declaración de Cartagena favorece a golpistas hondureños y Nicaragua NO firma

Nuestro país demandó cese a persecución política en Honduras, retorno del ex presidente Manuel Zelaya y retiro de cargos públicos a participantes del golpe

Orlando Gómez
Nicaragua anunció este lunes que no firmará la Declaración de Cartagena que se aprobará en la XII Cumbre del Mecanismo de Diálogo y Concertación de Tuxtla desarrollado en Colombia. | elpueblopresidente

Redacción Central |

Nuestro país demandó cese a persecución política en Honduras, retorno del ex presidente Manuel Zelaya y retiro de cargos públicos a participantes del golpe

Nicaragua anunció este lunes que  no firmará la Declaración de Cartagena que se aprobará en la XII Cumbre del Mecanismo de Diálogo y Concertación de Tuxtla desarrollado en Colombia.

La razón es que no fue aceptada la posición de principios  reclamada por Nicaragua para que fuera adoptada por esa instancia y que incluía la demanda del cese de la persecución política en Honduras, el retorno al país del ex presidente Manuel Zelaya y el retiro de los cargos públicos de quienes participaron en el golpe de Estado de junio del 2009.

“Nicaragua no adhiere a esta declaración al no aceptarse ninguno de los argumentos que nosotros consideramos válidos para el tema de Honduras”, manifestó Orlando Gómez, Director de las Américas de la Cancillería de la República, vía telefónica a Multinoticias, Canal 4, desde Cartagena, donde se encuentra en representación del gobierno nicaragüense.

Gómez señaló que la delegación de Nicaragua intentó introducir el tema desde este domingo, pero al toparse con la inflexibilidad de quienes “controlan la cumbre” y de los  países centroamericanos que se han “coludido” con la posición de los golpistas, se decidió no firmar la declaración.

El texto que Nicaragua pretendía introducir dentro de la declaratoria decía  lo siguiente: “Insistir ante las autoridades de Honduras al más alto nivel para que garanticen el retorno a su país del ex presidente José Manuel Zelaya Rosales con plenas garantías y derechos. Asímismo insistir para que cesen las amenazas y el hostigamiento a los miembros del Frente Nacional de la Resistencia Popular y pedir el retiro de los cargos públicos de aquellos miembros del gabinete que tuvieron una participación activa y beligerante en el golpe del pasado 28 de junio”.

Nicaragua, a través de sus argumentaciones, hizo una valoración histórica de la afectación que está teniendo el  golpe de Estado para el ámbito centroamericano y la integración regional, pero sobre todo para la propia democracia hondureña, y rechazó la “visión rosa de la democracia hondureña” que presentó la viceministra de Relaciones Exteriores de este país, apuntó Gómez.

también te puede interesar