Bono Solidario es resultado del ingreso de Nicaragua al ALBA

FMI tiene compromisos de desembolso con nuestro país, dijo Antenor Rosales

Antenor Rosales - Presidente del BCN
El presidente del Banco Central de Nicaragua (BCN), Antenor Rosales, se encargó de aclarar que la existencia de dicho Bono, aceptado con alegría por los trabajadores ya que representa una ayuda importante para sus necesidades familiares, existe a causa de una decisión política del gobierno sandinista y muy especialmente del comandante Daniel. managuartv.com

FMI tiene compromisos de desembolso con nuestro país, dijo Antenor Rosales

El Bono Solidario que por decisión del presidente de la Republica, Daniel Ortega, se entrega a unos 150 mil trabajadores en todo el país no está ni estará sobre la mesa en las negociaciones de Nicaragua con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El presidente del Banco Central de Nicaragua (BCN), Antenor Rosales, se encargó de aclarar que la existencia de dicho Bono, aceptado con alegría por los trabajadores ya que representa una ayuda importante para sus necesidades familiares, existe a causa de una decisión política del gobierno sandinista y muy especialmente del comandante Daniel.

Está fuera de las responsabilidades estatales del país y es el resultado del ingreso de nuestra nación en la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), explicó en entrevista concedida al periodista Ervin Vega del programa Estudio 24 Horas de TNS.

“No está en el Presupuesto Nacional, no son recursos que generan obligaciones para el Estado, no es una partida que en el futuro pueda disponerse de las mismas a partir de las reservas que Nicaragua va creando mes a mes.  O sea el Bono, indiscutiblemente, está fuera de la esfera gubernamental, desde el punto de vista de su impacto, de las cifras que, como gobierno, Nicaragua lleva”, enfatizó.

Rosales afirmó que este tema no es sujeto de discusión directa en las rondas de negociaciones que se llevan a cabo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), ya que el país aborda con este organismo temas de políticas generales, no de medidas particulares.

“En realidad los elementos, actores y fenómenos de naturaleza económica que tengan incidencia en la vida nacional, obviamente que son observados por parte del FMI; las formas, sí, en que están presentes, no necesariamente es o son a través de una discusión específica sobre el tema”, añadió.

“El BCN en particular es la entidad que por ley lleva el registro de la deuda externa, y no existen en los libros del BCN ningún registro de deuda externa ligado a la entrega de ese Bono por parte de una entidad privada como es CARUNA”, señaló.

“En todo caso sí es sujeto de la discusión en la medida que analizamos el impacto en los salarios de los nicaragüenses”, aclaró.

Rosales afirmó que el Gobierno busca cómo balancear la responsabilidad de mantener una política fiscal y macroeconómica de acuerdo a nuestras limitaciones, con el compromiso de ajustar los salarios a la realidad del país.

“Obviamente que desde el punto de vista frío, técnico, es posible llegar a una conclusión de que no hay que incrementar salarios, pero desde el punto de la realidad sí tenés que decirlo: con eso (actuales salarios) en ninguna parte del mundo se sobrevive”, observó.

“Vamos a cumplir con tener un clima de estabilidad macroeconómica, vamos a cumplir con tener un compromiso de política hacendaria y fiscal que verdaderamente responda a una política de consolidación fiscal, de sanidad financiera; pero también hemos dicho que existen otras alternativas, como es el caso del ALBA, que permiten que se realicen medidas que ayuden y complementen decisiones que en materia gubernamental nosotros hemos tomado”, dijo.

En relación a las proyecciones económicas que maneja esta institución, Rosales afirmó que se está vigilando el comportamiento de los precios de los alimentos, ya que la inflación en nuestro país está muy ligada a este rubro.

Afirmó que aún y cuando la cosecha de postrera se viera disminuida, la proyección es que la inflación no sobrepasaría el siete  por ciento estimado para este 2010.

“De tal manera que aunque se incrementen un poco los precios de los alimentos, aún así Nicaragua mantendría su compromiso de no sobrepasar el siete por ciento de inflación” afirmó.

En relación al crecimiento económico del país, Rosales aseguró que se mantienen las proyecciones estipuladas por el BCN.

“Tenemos un crecimiento económico en Nicaragua, gracias a los trabajadores, productores y exportadores nicaragüenses, y obviamente no podemos menos que sentirnos muy satisfechos y saludarnos”.

El presidente del Banco Central  afirmó que, en las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI). este organismo también adquiere compromisos con nuestro país, que en este caso se refieren al desembolso de 36 millones  de dólares.

Rosales, durante su comparecencia en el programa Estudio 24 Horas, señaló que este compromiso lo adquiere el FMI al verificar el cumplimiento por parte de nuestro país del programa acordado con este organismo.

“Recordemos que este proceso de negociación con el FMI es de doble vía, no es solamente Nicaragua adquiriendo compromisos, el Fondo también tiene un compromiso con Nicaragua. ¿Cuál es ese compromiso? La entrega de los recursos que en el programa están contemplados”, afirmó.

“Hay que precisar que los compromisos que Nicaragua había adquirido para esta etapa del programa han sido cumplidos satisfactoriamente”, recalcó.

En el actual momento de la negociación, según Rosales, se discute el tema de la reforma presupuestaria de este año y las bases para el Presupuesto del año 2011.

“Estamos empeñados en lograr una visión conjunta del Presupuesto Reformado para el año 2010, (también) estamos discutiendo las bases del Presupuesto del año 2011, en donde lo fundamental es tener un déficit que se ajuste a las realidades de Nicaragua, teniendo en cuenta que el 2011 es un año electoral, y que en todos los años electorales se produce un incremento del déficit fiscal , dado el costo que tienen las elecciones”, explicó.

El presidente del Banco Central señaló que la reforma presupuestaria podría contemplar la incorporación a los ingresos del país de las proyecciones de recaudación del año, que rondarán los  mil 450 millones de córdobas.

Indicó que esta reforma se está discutiendo con el FMI, “en el entendido de que es una Reforma Presupuestaria que se ajusta a lo que ya nosotros habíamos acordado desde el mes de marzo” con esta institución, señaló Rosales.

El funcionario señaló que nuestro país tiene que tener un presupuesto balanceado, pero también financiado, “o sea que tengamos los recursos para efectivamente programar una ejecución de gastos” para el 2011.

En este sentido, dijo que si bien era cierto el Gobierno ha tenido que tomar medidas muy duras y difíciles debido a la crisis internacional, Nicaragua ha logrado satisfacer los compromisos con el FMI y las principales demandas de los nicaragüenses.

“En el año 2011 esa realidad debe continuar expresándose pero con un nuevo elemento, y es que hay un gasto electoral, ese gasto electoral siempre ha tenido un comportamiento específico, claro, y creemos que este año también debe contemplarse ese gasto con las dimensiones y en la proyección que siempre ha manifestado en años electorales anteriores”.

En relación al tema de la eventual reforma al Instituto Nicaragüense de Seguros y Reaseguros (INSS), para garantizar su fortalecimiento financiero, Rosales afirmó que el compromiso es presentar una propuesta en este sentido primeramente a los nicaragüenses.

“Existe un trabajo ya preparado en esto que obligatoriamente tiene que ser discutido con todos los sectores nacionales, para posteriormente discutir con el FMI en qué medida la comunidad internacional podría ayudar a que ese proceso transformador y paulatino que debe darse en Nicaragua, sea una realidad”, recalcó.