Nicaragua

Jamás se romperán los lazos que unen a los pueblos de Sandino y Fidel

Así afirmó el vicepresidente cubano Ramiro Valdés al hablar en la Plaza La Fe

Daniel Ortega y Ramiro Valdéz
El vicepresidente cubano comandante Ramiro Valdés, afirmó que en la actualidad Nicaragua y los pueblos que sufrieron represión de la tiranía yanqui se encuentran unidos en un nuevo contexto alentador. | Jairo Cajina

Redacción Central |

Así afirmó el vicepresidente cubano Ramiro Valdés al hablar en la Plaza La Fe

El vicepresidente cubano comandante Ramiro Valdés,  afirmó que en la actualidad Nicaragua y los pueblos que sufrieron represión de la tiranía yanqui se encuentran unidos en un nuevo contexto alentador.

Valdés, quien habló durante la celebración del 31 Aniversario de la Revolución Sandinista en Plaza La Fe, en Managua, explicó que las naciones de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) han formado un bloque que avanza decididamente por la soberanía política, la reivindicación de los recursos populares y  las propuestas nacionalistas, democráticas y de justicia social.

“Ya la unidad y la integración no son sueños remotos, sino proyectos en marcha, comos los que se ejecutan en el marco del ALBA, es decir en un creciente proceso de coordinación política y defensa de nuestros intereses”, argumentó , ante  más de 500 mil personas que se concentraron este 19 de Julio.

El vicepresidente cubano añadió que no hay que hacerse ilusiones de que el camino está despejado. “El capitalismo y el imperialismo acrecientan el peligro de nuevas guerras que pudieran conducir al punto del arma nuclear y llevar al mundo a consecuencias impredecibles”, indicó.

Valdés explico que, como hace muchos años, se enfrenta una guerra ideológica. Recordó que después de 1990, “en Nicaragua el imperio y la oligarquía quisieron destruir las conquistas sociales y las obras de justicia que había levantado la Revolución  pero no pudieron ni podrán nunca apagar el espíritu revolucionario, ni sepultar el ideal sandinista de las clases populares y combativas de este pueblo que hoy ha vuelto a colocar al Frente Sandinista y al querido Daniel Ortega al frente del gobierno de Nicaragua”.

El también ministro de Informática y Comunicaciones de Cuba señaló que hay que trabajar duro para salir adelante. Aseguró que Cuba, bastión de las luchas latinoamericanas, se mantiene firme y cada día mejor preparada para su defensa y  no habrá fuerza que pueda doblegarla.

“Pueden tener certeza que muchos peligros podremos enfrentar unidos. Muchas cosas podrán cambiar en el futuro, pero jamás se debilitará la hermandad y la solidaridad entre Nicaragua y Cuba. Jamás se romperán los lazos que unen a los pueblos de Sandino y Fidel”, afirmó.

también te puede interesar