Nicaragua

Restituidos los derechos a los beneficiarios de las leyes de la propiedad

Ese ha sido uno de los principales logros del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional de Nicaragua, que ha sido aplicado por la Intendencia de la Propiedad

Redacción Central |

Ese ha sido uno de los principales logros del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional de Nicaragua, que ha sido aplicado por la Intendencia de la Propiedad

La Intendencia de la Propiedad de la Procuraduría General de la República ha trabajado arduamente en los últimos tres años en restituir los derechos a los beneficiarios de las leyes de la propiedad, Leyes 85, 86, 88, desmovilizados de las armas y demandantes de tierras a nivel nacional.

Como parte de su labor para dar cumplimiento a las orientaciones del Comandante Daniel, esa institución gubernamental realizó un cambio estructural y radical en su visión y misión, como base sustancial para resolver el problema de fondo en cuanto a la propiedad en Nicaragua.

Una información de la Intendencia y a la que tuvo acceso la Redacción Central de La Voz del Sandinismo, precisa que la perspectiva institucional de los gobiernos neoliberales en abierta corrupción estatal, era la de obstaculizar los procesos de regularización de la tierra para arrebatar los beneficios otorgados por la Revolución a miles de campesinos y familias nicaragüenses.

Sin embargo, la llegada al poder de Daniel y el Frente Sandinista en enero de 2007 trajo nuevos aires a esa administración lo que permitió, tanto en la parte urbana como en la rural, establecer una excelente relación institucional con la población, logrando la participación de los beneficiarios.

De esta manera se iniciaron las visitas a los barrios, municipios y comarcas, y ha sido clave en esos procesos la participación de los Gabinetes del Poder Ciudadano, líderes comunales y resto de las instituciones involucradas en la problemática de la propiedad.

La Intendencia señaló que con la emisión de títulos de propiedad en el área urbana y rural a favor de la pareja conyugal o en su caso a nombre de la mujer o del núcleo familiar, se está dando una respuesta histórica a la incorporación de la mujer campesina al agro y a la mujer de la ciudad al derecho de tener una casa digna y que pueda desarrollar mejores condiciones de vida para enfrentar la pobreza.

Todo ello se vincula al compromiso ineludible de Daniel de garantizar a la mujer los espacios necesarios en la vida pública, política, económica, social y cultural de nuestro país.

En esta misma dirección, el gobierno sandinista aprobó la ley 717 del 14 de junio de 2010 para la creación del fondo de tierras que vendrá a beneficiar específicamente a la mujer del campo, con el objetivo de insertarla en la actividad productiva y de beneficio social.

también te puede interesar