Nicaragua

Admite FMI avances económicos de Nicaragua

Previene crecimiento económico de alrededor de dos por ciento en 2010

Redacción Central |

Previene crecimiento económico de alrededor de dos por ciento en 2010

Un comunicado del Fondo Monetario Internacional (FMI) admitió que, a pesar del impacto de la crisis internacional, Nicaragua mantuvo la estabilidad interna y externa y las proyecciones contemplan un crecimiento económico de alrededor de dos por ciento en el presente año, coherente con una mejora gradual de las perspectivas mundiales.

Señaló que “las políticas económicas implementadas por las autoridades intentaron equilibrar los objetivos de apuntalar la demanda a corto plazo y mantener la estabilidad interna y externa de tal manera de fomentar un crecimiento sostenido a mediano plazo”.

El documento  del FMI agregó que  el déficit fiscal disminuirá a 3,3 por ciento para 2010 (3,9 por ciento en 2009), como consecuencia de un presupuesto austero, medidas tributarias que generarán 0,7 por ciento del PIB, y un aumento de la tasa de cotización al seguro social.

A pesar de estas medidas, han surgido presiones adicionales para aumentar el gasto. Las mismas deberían ser resistidas, y en caso de ser necesario, algunas medidas compensatorias deberían implementarse para asegurar la sostenibilidad a mediano plazo de las finanzas públicas”, aseguró el organismo.

El Fondo reconoce que la política monetaria ha estado orientada a proteger las reservas internacionales en el contexto de un régimen de deslizamiento cambiario. La cobertura de las reservas internacionales brutas continuó mejorando y a fines de 2009 alcanzó el equivalente a más de cinco meses de importaciones o aproximadamente mil .600 millones.

Además, se ha enviado a la Asamblea legislación con el propósito de avanzar en el fortalecimiento institucional y la rendición de cuentas del banco central, así como mejorar y ampliar los instrumentos a su disposición para operaciones monetarias”, aseguró el Fondo Monetario Internacional.

En lo que se convierte en una aceptación del carácter positivo de la política económica del gobierno sandinista, el FMI dijo que en términos generales, el sistema financiero se mantiene estable. Las reservas de liquidez se encuentran en niveles sin precedentes, y los bancos conservan una buena capitalización.

Igualmente, se refiere a que  los depósitos bancarios siguen creciendo y el crédito total parece haberse estabilizado, tras contraerse en 2009. Las autoridades intensificaron la supervisión in situ y reforzaron las regulaciones a fin de ampliar el previsionamiento para créditos reestructurados y postergados.

“Además, se redactaron e implementaron nuevas normas destinadas a afianzar la transparencia del sector de las tarjetas de crédito, así como otras destinadas a asegurar la aplicación ordenada de una ley que exige la reestructuración de micro-créditos en mora”, puntualizó.

El FMI reconoce, sobre la agenda complementaria, que “se han producido algunos avances” y resalta que “en el sector energético, las tarifas eléctricas se ajustaron en mayo de este año por primera vez en seis meses, y se envió legislación a la Asamblea para ampliar la red de consumidores sujetos a la ley anti-fraude.

Los Directores Ejecutivos del FMI “notaron que las políticas económicas de las autoridades, la cuales buscaron balancear apoyar la demanda en el corto plazo con salvaguardar la estabilidad macroeconómica, ayudaron a la economía a enfrentar la crisis global de 2008–09. Con una recuperación incipiente actualmente en proceso, los Directores enfatizaron que la política económica necesita ahora comenzar a desplazarse hacia una consolidación de las finanzas públicas mientras se continúa protegiendo a los sectores más vulnerables de la población”.

“Los Directores apoyaron la decisión de las autoridades de reducir el déficit fiscal en 2010, incluyendo a través de la aprobación de una reforma tributaria. Sin embargo, mostraron preocupación con respecto al aumento en los salarios del sector público y alentaron a las autoridades a adoptar medidas compensatorias para mantener el gasto en niveles prudentes y evitar operaciones fuera del presupuesto”, en clara alusión al Bono Salarial.

Los Directores recalcaron la importancia de resguardar los gastos sociales y de inversión, así como la de moderar el crecimiento en los gastos corrientes y  apoyaron la prudente implementación de la política monetaria y los esfuerzos de las autoridades para incrementar la cobertura de reservas internacionales. Enfatizaron la necesidad de ampliar los instrumentos disponibles para operaciones monetarias del Banco Central y respaldaron la intención de modificar su carta orgánica con el objetivo de fortalecer el marco institucional y los procesos de rendición de cuentas del Banco Central…

Los Directores apoyaron los esfuerzos para salvaguardar la estabilidad del sistema bancario en el contexto de la crisis global y consideraron las reformas en el sector energético  necesarias para mejorar la competitividad de Nicaragua respaldando los esfuerzos para reducir las pérdidas en la distribución y apoyaron un criterio transparente para ajustar las tarifas. Notaron que un marco regulatorio firme y predecible es esencial para asegurar la inversión privada en la generación de energía renovable y limitar los riesgos cuasi fiscales  en claro respaldo a la reciente aprobada Ley Anti Fraude.

(Redacción Central de La Voz del Sandinismo- Informe Pastrán)

también te puede interesar