Nicaragua

Balnearios de Pochomil y Masachapa unidos por un nuevo puente

Transferencias presupuestarias del gobierno central lo hicieron posible

Redacción Central |

Transferencias presupuestarias del gobierno central lo hicieron posible

Con una inversión de cinco millones 700 mil córdobas finalizó la construcción del puente que une los balnearios de Pochomil y Masachapa, en el municipio de San Rafael del Sur.

Este proyecto se realizó en un plazo de seis  meses y viene a reemplazar al viejo puente construido por el dictador Anastasio Somoza para sacar la caña de azúcar de la zona hacia su ingenio ubicado en este mismo municipio.

Según el alcalde de San Rafael del Sur, Noel Cerda, el viejo puente había dado toda su vida útil convirtiéndose en un grave peligro tanto para los pobladores como para los mismos turistas, ya que con las lluvias el río fácilmente superaba su caudal y por lo tanto los límites del puente.

Cerda señaló que tras la finalización de los trabajos queda garantizada la libre circulación durante todo el año, lo que impactará positivamente el turismo en dos de los balnearios más importantes de  Nicaragua.

Indicó que la construcción del puente había sido una promesa de campaña,  hoy  cumplida gracias a las transferencias presupuestarias que les realiza al municipio el gobierno sandinista liderado por el comandante Daniel Ortega Saavedra.

“Nosotros nos sentimos muy agradecidos con el alcalde y sobre todo con el presidente Daniel, porque aquí no hay nadie que haya apoyado tanto la construcción de este puente como lo ha hecho él. Es un gran beneficio para todos como pobladores, antes sufríamos mucho por este puente, ahora ya no hay ningún problema”, dijo Melba Fernández Sotelo, habitante de Masachapa y trabajadora del centro turístico de Pochomil, quien cuenta que durante los pasados inviernos se veía imposibilitada de ir a su centro de trabajo por miedo a ser arrastrada por la corriente.

Cuentan los pobladores que la falta de una moderna estructura  provocó la muerte de muchas personas, y que por eso  se sienten contentos y agradecidos con la administración sandinsta.

“No podíamos ir de un lado a otro, aquí había destrucción de todo, hubo ahogados, hubo de todo, pero ahora gracias a Dios no va a haber más desgracias. Pero eso es gracias al Frente Sandinista, porque con los otros gobiernos no había esperanzas de nada”, afirmó la pobladora Ligia Quintanilla.

también te puede interesar