Nicaragua

DANIEL: Libramos la batalla para que imperen la justicia y el derecho

Se reunió con asistentes a Cumbre Iberoamericana de Justicia Constitucional El presidente de la República, compañero Daniel Ortega Saavedra, sostuvo un encuentro con los participantes de la Octava Cumbre Iberoamericana de Justicia Constitucional, donde participan representantes de 15 países de Iberoamérica. Durante el encuentro, el magistrado Francisco Rosales, de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) […]

Cumbre Iberoamericana de Justicia Constitucional
Se reunió Daniel con asistentes a Cumbre Iberoamericana de Justicia Constitucional | Jairo Cajina

Redacción Central |

Se reunió con asistentes a Cumbre Iberoamericana de Justicia Constitucional

El presidente de la República, compañero Daniel Ortega Saavedra, sostuvo un encuentro con los participantes de la Octava Cumbre Iberoamericana de Justicia Constitucional, donde participan representantes de 15 países de Iberoamérica.

Durante el encuentro, el magistrado Francisco Rosales, de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) de Nicaragua, realizó un esbozo de los temas que los expertos y colegas han analizado en el primer día de sesión.

A la actividad asistió la compañera Rosario Murillo, coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía; la presidenta magistrada de la CSJ, doctora Alba Luz Ramos; y el resto de magistrados sandinistas.

Igualmente la magistrada María Emilia Casas Baamonde, Presidenta del Tribunal Constitucional de España, dijo que ha sido un éxito el trabajo realizado en las pasadas conferencias y confía que en Managua será similar.

“El conocimiento de nuestros problemas comunes y nuestras diversidades nos unen, y nos permiten un mejor conocimiento para abordar los problemas que debemos resolver en nuestros países en los tribunales constitucionales”, dijo Casas.

Durante su intervención, el compañero Daniel señaló que el derecho constitucional debe fortalecerse y consolidarse al servicio de la gobernabilidad, de la justicia y no al servicio del más fuerte, lo que es una batalla compleja en el actual contexto mundial.

Agregó que se debe ir fortaleciendo las ideas para ir apuntalando y consolidando los cimientos de los estados, no solamente a nivel regional, sino a nivel global.

El líder del FSLN, hizo un recuento histórico de lo que ha significado la vida de Nicaragua, por mucho tiempo sufriendo las políticas imperialistas y expansionistas de los diferentes gobiernos de Estados Unidos a través de los años.

Igualmente destacó a los expertos constitucionalista, cómo durante 16 años los gobiernos neoliberales violentaron la Constitución Política del país y hasta quisieron anularla.

“Aquí seguimos librando la batalla como se libra en todo el mundo, para que la justicia y el derecho logren realmente imperar en todos los campos”, dijo Daniel.

Destacó que el Gobierno Sandinista detalló que se libra batallas en el campo económico, social, en la defensa del medioambiente, y en el reconocimiento de los pueblos originarios. Igualmente se batalla para que el pueblo tenga mejores servicios y de calidad en la educación y salud.

En el plano histórico, el líder del FSLN les historió a los honorables magistrados latinoamericanos e iberoamericanos, que hubo una ruptura en el 1979 del modelo imperante e impuesto por los Estados Unidos a través de la dictadura somocista.

Recordó que ese modelo tenía normas y leyes, pero las mismas estaban al servicio de los intereses de los grupos económicos oligárquicos que venían configurándose y desarrollándose al amparo de la tiranía somocista, impuesta por el imperio norteamericano.

Reseñó que la historia de Nicaragua ha sido marcada por intervenciones militares de los Estados Unidos de Norteamericana como resultado de sus políticas expansionistas, incluso les comentó que nuestro país hasta un presidente norteamericano fue impuesto por las armas en el siglo antepasado, en el año 1855.

En ese contexto y a través de los años producto de las intervenciones norteamericanas, emergió la figura del General Augusto C. Sandino desde 1912 hasta 1932, donde las fuerzas yanquis utilizaron por primera vez la aviación.

Criticó que la aviación yanqui se quedó como un elemento fundamental para apoyar a las tropas norteamericanas, y tan indignante fue esta intervención, que el Consejo Supremo Electoral de ese entonces era controlado por oficiales del ejército norteamericano y que aún así las elecciones las consideraban democráticas y legitimas.

Toda esta historia, señala el comandante, explica por qué el pueblo nicaragüense tiene un profundo sentimiento antiimperialista y anti expansionista, pero que aún así es un pueblo afectuoso y de puertas abiertas.

Daniel señaló que después del triunfo de la Revolución Sandinista, los gobiernos neoliberales desde 1990 hasta el 2006, quisieron borrar y anular las leyes promulgadas, incluyendo la Constitución Política de 1987, que reconoció entre otras cosas la autonomía de la Costa Atlántica.

Les informó que esta constitución se aprobó luego de un proceso de consulta en los barrios, municipios y departamentos, para que el pueblo conociera y aportara sobre la Carta Magna a pesar que el país resistía una guerra promovida por el imperio.

En los inicios de los años 1990 el primer gobierno promovió el neoliberalismo, dejando en el desempleo a miles de nicaragüenses, que se acogieron a medidas económicas, creando ilusiones donde les ofrecieron miles de córdobas para que fuesen a poner negocios, que en su mayoría fracasaron.

Igualmente les manifestó que esos gobiernos neoliberales quisieron utilizar al Ejército y a la Policía Nacional, para quitarle las tierras que la Revolución les había otorgado a los campesinos, pero ambas instituciones no se prestaron para reprimir al pueblo.

Además, los campesinos fueron despojados de sus tierras por los poderosos, dijo Daniel al develar las políticas impulsadas por los gobernantes defensores del neoliberalismo.

La Revolución fue fuente de derecho, dejó un código, dejó leyes, dejó una constitución muy buena, pero luego viene la restauración (gobiernos neoliberales) y hacen a un lado lo que dice la Constitución (…) y haciendo lo contrario lo que dice la Constitución, señaló Daniel al denunciar que luego iniciaron el proceso de privatización en todos los campos, como la salud y educación, inclusive las plantas generadoras de energía.

Les recordó que después de 16 años de neoliberalismo, el FSLN encuentra el país a oscuras por falta de generación eléctrica y con el analfabetismo arriba del 30 por ciento, luego que la Revolución la dejase en el 12 por ciento.

Era de esperar que ya un país en paz, sin guerra, con mucha cooperación internacional avanzara en 16 años y desapareciera totalmente el analfabetismo, pero no, al contrario, el analfabetismo comenzó a crecer, reflexionó el presidente.

Viendo esta situación, Daniel se preguntó: ¿De qué sirvieron las leyes, de que servía la Constitución?, ¿De qué servían los compromisos de orden social? Si en la práctica lo que se estaba haciendo es promoviendo un proceso de involución de nuestro país, dramático, porque un país que empieza a caminar hacia el analfabetismo de manera acelerada, eso es realmente catastrófico, dijo.

Y lo peor, es que los gobiernos neoliberales promovían que el país iba creciendo económicamente, pero la realidad era que el analfabetismo iba creciendo.

Ese crecimiento no reflejaba una distribución de la riqueza, sino más bien lo que deja claro es que no había una distribución de la riqueza, había una concentración de la riqueza y el costo lo pagaba el pueblo en el campo social en la educación y salud.

Daniel subrayó que a pesar de la situación compleja en que dejaron los gobiernos neoliberales el país, se logró restaurar la educación y salud gratuita, y la promoción de programas sociales.

Dijo que el Gobierno Sandinista trabaja para que la justicia se aplique con equidad y calidad en la educación y salud.

En medio de todo esto, se retomó el tema de la propiedad que era un problema muy serio para el Poder Judicial, lo que conllevó a conformar la Comisión de Verificación, Reconciliación, Paz y Justicia que preside Su Eminencia el cardenal Miguel Obando y Bravo.

Producto de este trabajo, señaló el presidente, se ha logrado llevar paz a los ciudadanos, pues estos al tener un mismo título, protagonizaban pleitos y batallas por el derecho de posesión de su lote, finca o terreno.

Desde enero de 2007 a la fecha, el Gobierno Sandinista ha entregado 60 mil títulos de propiedad rural y urbana. Igualmente se ha reconocido a comunidades de los pueblos originarios en la Costa del Caribe que abarcan hasta 22 mil kilómetros cuadrados. Y faltan otros diez mil, afirmó el mandatario.

Durante la conferencia se abordan temas relacionados a los derechos económicos, sociales, y sobre los retos de la crisis económica mundial y globalización.

Participan presidentes de tribunales constitucionales de  Andorra, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, España, Guatemala, México, Panamá, Perú, Portugal, Uruguay, Venezuela, Venecia, entre otros países.

también te puede interesar