Nicaragua

La salud del pueblo: hechos y no palabras en el gobierno sandinista

Daniel hizo realidad lo que fueron sueños en la etapa neoliberal

Atención médica
El presidente Daniel Ortega y el gobierno sandinista que encabeza la lucha por preservar la salud del pueblo y lograr una atención de calidad que llegue a toda la población y especialmente a los sectores más necesitados | César Pérez

Redacción Central |

Daniel hizo realidad lo que fueron sueños en la etapa neoliberal

Para el presidente Daniel Ortega y el gobierno sandinista que encabeza la lucha por preservar la salud del pueblo y lograr una atención de calidad que llegue a toda la población y especialmente a los sectores más necesitados, significó convertir en hermosas realidades los sueños negados por los políticos neoliberales durante muchos años.

La primera de las grandes preocupaciones que sólo cesaron con la promulgación de las medidas revolucionarias fue materializar la gratuidad en la atención médica en hospitales y centros de salud,  dejando en el pasado cualquier cobro a quienes acudieran a ellos.

Se eliminó así el desamparo en el cual se encontraba la gran mayoría  de la población sin recursos para acceder a las  clínicas privadas y teniendo hasta que hacer pagos en unidades públicas que  ni siquiera contaban con las condiciones para garantizar la salud y la vida de los pacientes.

La gratuidad se extendió a los medicamentos ofrecidos en centros, puestos y hospitales sin abstenerse el Estado de proporcionar hasta los de más alto costo para quienes los necesitan como es el caso de los antiretrovirales y los usados para combatir el cáncer o los antes costosos exámenes de laboratorio.

Una especial atención ordenó el gobierno para las mujeres embarazadas antes, en y después de su parto, algo que ha permitido otro logro importante de nuestro país: la disminución de las muertes maternas e infantiles.

El nuevo sistema de salud, apoyado en la solidaridad que es parte consustancial de la filosofía sandinista,  hizo posible la participación del pueblo organizado junto a los trabajadores de la salud en la vacunación masiva de niños y niñas y en la erradicación de enfermedades como la polio, tétanos neonatal, tos chifladora, sarampión y rubeola, que antes golpeaban a los pequeños.

Para nadie es un secreto que la infraestructura de salud pública existente en la nación a la llegada del segundo gobierno sandinista al poder llevaba sobre sí las huellas indelebles del abandono de las administraciones anteriores y de la corrupción.

A pesar de la falta de recursos e incluso de la crisis económica internacional generada en Estados Unidos que afecta también a nuestra nación, surgieron y siguen naciendo instalaciones de punta destinadas a  brindar el mejor servicio al pueblo gracias al esfuerzo gubernamental y a la firme conducción de la política económica por el comandante Daniel.

Se han creado centros oftalmológicos en Managua, Bluefields, Bilwi y Matagalpa, donde la Operación Milagro ha realizado más de 67 mil 500 cirugías que han evitado la ceguera a miles de nicaragüenses y a ello se  suman los tres mil 491 pacientes que fueron operados  en Venezuela.

Se ha construido un Centro de Alta Tecnología en el Hospital Lenin Fonseca para realizar gratuitamente exámenes como tomografías, resonancias magnéticas, ecocardiogramas y otros exámenes especializados, de un costo altísimo en el sector de la medicina privada o en cualquier otro país. Desde su inicio se han realizado más de 28 mil 206 tomografías y 8 mil 870 resonancias magnéticas.

Fue instalado  un equipo para Tomografía Axial Computarizada en el Hospital de Estelí, el cual también atiende gratuitamente a la población del norte y Las Segovias y fue colocado  al servicio de la población pobre el Centro Cardiológico para colocar marcapasos y realizar exámenes y tratamientos especiales completamente gratuitos.

Cuando el Gobierno del Comandante Daniel tomó posesión no existían máquinas de hemodiálisis en los hospitales públicos pero en poco tiempo se pusieron  a funcionar Servicios de Hemodiálisis en Managua, León, Chinandega y Estelí, devolviendo así la esperanza a muchos pacientes con Insuficiencia Renal Crónica y a sus familiares.

Con la orientación directa del Comandante Daniel se repararon y reacondicionaron 20 hospitales, 7 centros y 2 puestos de salud, en todo el país, para brindar más y mejor atención al pueblo.

Hay mucho más de que hablar- y lo haremos-  para ejemplificar las victorias alcanzadas en el sector de la salud en muy corto tiempo y  lo que ellas representan desde el punto de vista de  devolver a las y los nicaragüenses el derecho a la salud y a la vida arrebatado antes por quienes actúan de espaldas a los intereses del pueblo.

La Voz del Sandinismo seguirá mostrando en los siguientes días las verdades que ejemplifican a un gobierno cristiano, socialista y solidario.

también te puede interesar