Nicaragua

Zapadores: Seguiremos salvando vidas

Renovaron su compromiso con el pueblo

Zapadores
Renovaron su compromiso con el pueblo | Cesar Perez

Redacción Central |

Renovaron su compromiso con el pueblo

Los miembros del cuerpo de ingenieros activos y retirados por lesiones y soldados zapadores, que fueron afectados por las minas, renovaron su compromiso con el pueblo nicaragüense de continuar trabajando para seguir salvando vidas.

Estos héroes anónimos, muchos de ellos mutilados a causa de las minas, fueron reconocidos especialmente este viernes por el presidente de la República, comandante Daniel Ortega, durante el acto de culminación del Programa Nacional de Desminado Humanitario en Nicaragua, celebrado en la Escuela Nacional de Sargentos “Andrés Castro”.  

El presidente Daniel les impuso la “Medalla de Reconocimiento al Valor” en primera y segunda clase por su valioso aporte al cumplimiento de misiones y destacada participación en el proceso de desminado.    

“En primer lugar le doy gracias por haberme dado este día, es un reconocimiento en base a la gran labor que nosotros realizamos durante estos 21 años”, dijo el sargento tercero Mariano Martínez, del cuerpo de ingenieros del Ejército de Nicaragua.    

Martínez señaló  que desde 1989 le tocó la misión de resguardar los objetivos económicos de las zonas afectadas por la guerra en diversas partes del territorio nacional como Chinandega, Matagalpa y Las Segovias. Y fue precisamente en esta tarea de desminado en una torre de alta tensión ubicada en la zona rural de Estelí que perdió su ojo izquierdo a causa de la detonación de una mina.  

“En  ningún momento me arrepiento de haber servido a mi pueblo. Más bien nos sentimos orgullosos, contentos, agradecidos porque sabemos que hemos concluido con una ardua labor y hoy me siento satisfecho por la experiencia y vuelvo a darle gracias a Dios que sobrevivimos”, expresó Martínez luego de recibir la condecoración.  

El soldado Francisco Javier Mayorga dijo sentirse honrado por este reconocimiento.  

“Para mí esto significa que el Ejército está correspondiendo a lo que yo hice por la patria, por mi país y por mi gente. Me siento feliz de haber participado en esta misión porque creo que salvé muchas personas inocentes que pudieron haberse dañado”, subrayó.  

El 20 de abril de 1996 Mayorga sufrió un accidente mientras se encontraba desminando la Planta Centroamérica, en Jinotega. El resultado fue la pérdida de su pierna derecha.  

“Yo recuerdo todo desde el momento en que me paré en la mina. Y sí los primeros meses me sentí bastante mal moralmente pero con la ayuda de mi familia y amistades decidí seguí adelante”, rememoró.  

Los soldados coincidieron que a pesar de que se trata de un trabajo peligroso, con el esfuerzo y el empeño hoy pueden decir que la misión ha sido cumplida. Asimismo afirmaron que continuarán trabajando en los planes contingentes para dar respuesta a los territorios donde hayan quedado algunos de estos artefactos explosivos.

también te puede interesar