Nicaragua

Daniel: Apagones pertenecen al pasado neoliberal

Inauguró planta de generación “Taiwán” que beneficiará a 725 mil familias

Daniel Ortega
El Presidente de la República, Daniel Ortega, inauguró la nueva planta de generación eléctrica Taiwán en Quezalguaque, León | Jairo Cajina

Redacción Central |

Inauguró planta de generación “Taiwán” que beneficiará a 725 mil familias

El Presidente de la República,  Daniel Ortega, inauguró la nueva planta de generación eléctrica Taiwán en Quezalguaque, departamento de León, que vendrá a fortalecer la generación de energía en el país y se materializó con el financiamiento de 30  millones de dólares del pueblo y gobierno de China Taiwán.

Esta nueva planta tendrá una capacidad de generación de 27.2 megawatts,  aporta al sistema de energía nacional 5.5 por ciento de la demanda total,  tiene una capacidad para cubrir unos 68 mil hogares, pero una vez incorporada al sistema de interconectado nacional brindará beneficio a unas 725 mil familias.

El comandante Daniel destacó que al agregarse la generación de esta planta Nicaragua tiene una capacidad nominal de  mil megawatts de generación eléctrica y de forma efectiva 805 megawatts.

Durante su construcción generó 235 empleos directos y  mil 175 empleos indirectos y una vez instalada quedarán trabajando de forma directa 50  nicaragüenses y otros 250 tendrán empleos indirectos.

Daniel recordó que al tomar el Gobierno Sandinista la administración del país, el sistema de generación vivía una profunda crisis  traducida en largos y constantes apagones, esto debido a la inoperancia de los gobiernos neoliberales que no invirtieron en proyectos eléctricos y tampoco mantuvieron la capacidad  instalada en la primera etapa de la Revolución Popular Sandinista.

Ejemplificó que la planta “Patricio Arguello Ryan” a finales de los años 80 estaba generando 70 megawatts de energía, y en el 2007 apenas lograba producir 17 megawatts, pues los gobiernos neoliberales la alquilaron a una empresa extranjera, la cual  no invirtió en generación.

Igual sucedió con otros proyectos que dejó instalado el primer Gobierno Sandinista en los años 80, principalmente en geotermia e hidroeléctrica.

En este contexto, Daniel señaló que el Gobierno Sandinista está trabajando en el cambio de la matriz energética pero estimó  siempre se tendrá la necesidad de estas plantas térmicas, en vista de la situación del cambio climático, que repercute en países pobres como Nicaragua donde las capacidades de generación de las plantas hidroeléctricas se han visto afectadas por la inestabilidad del clima.

Daniel reseñó el esfuerzo que hace el Gobierno Sandinista para que los apagones sean cosa del olvido detallando que, en tres años de administración revolucionaria y sandinista,  se han agregado al sistema nacional más de 300 megawatts, lo cual garantiza que Nicaragua no sufra de racionamientos.

En otra parte de su intervención, afirmó  que Nicaragua, y de eso está consciente el Frente Sandinista, requiere de la energía para incentivar la inversión nacional y extranjera, ejemplificando que los dueños de una empresa instalada en Tipitapa no hubiesen invertido si el país estuviera en la situación en que se encontraba con los gobiernos neoliberales, es decir sufriendo de apagones.

Expresó que de no haber generación de energía, la pequeña, mediana y gran empresa estuviera colapsada, e incluso los medios de comunicación como periódicos, televisoras y radios no trasmitirían  o publicarían sus noticias. Es decir, con  apagones el país estaría en silencio.

El mandatario recalcó que el Frente Sandinista y el Gobierno seguirán impulsando proyectos de generación de energía, esto para llevar la electricidad a todo el país, incluyendo a las comunidades y familias que aún no cuentan con este servicio.

La energía eléctrica se mantendrá con una tarifa protegida para los sectores que consumen menos de 150 kilovatios, y aquellos sectores con mayor capacidad de consumo tienen que pagar lo justo y mostrar ese espíritu solidario, cristiano y socialista.

Aprovechó para destacar que durante los primeros tres años de Gobierno Sandinista, en esta segunda etapa de la Revolución, se ha llevado energía eléctrica a decenas de comunidades rurales, en el 2007 se beneficio a nueve mil 102 familias, en el 2008, 11 mil 423 familias, mientras el año pasado otros 11 mil 311 núcleos familiares que habitan en zonas rurales recibieron electricidad.

El embajador de China Taiwán, Chin Mu Wu, dijo que este proyecto es un resultado del trabajo conjunto entre el gobierno de su país y el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional y agregó este proyecto demuestra el amor del pueblo taiwanés hacia los nicaragüenses.

El diplomático  manifestó que los esfuerzos del Gobierno Sandinista por terminar con los apagones debe ser reconocido por todos los nicaragüenses, incluso por los ciudadanos extranjeros que residen en Nicaragua, pues los racionamientos energéticos afectaron a todos los sectores, incluyendo a las pequeños, medianas y grandes empresas.

Resaltó que durante sus visitas a diferentes departamentos del país, y en los mercados, ha recibido la gratitud del pueblo de Nicaragua por el apoyo que Taiwán brinda al país y destacó que los nicaragüenses se sienten muy agradecidos con el Gobierno Sandinista, por los diferentes proyectos y programas sociales que impulsa para favorecer a la población.

El embajador indicó más adelante que el presidente de Taiwán Ma Ying-jeou envió una carta al comandante Daniel Ortega donde le agradece el apoyo que brinda a su país en diversos ámbitos internacionales.  Igualmente reiteró que Taiwán mantendrá su cooperación en diversas áreas culturales, sociales y económicas, algo que agradeció el compañero Daniel Ortega.

En el acto de inauguración estuvo presente Su Eminencia Reverendísima, Cardenal Miguel Obando y Bravo, quien destacó que, gracias a Dios, en Nicaragua se terminaron los apagones y en ese sentido felicitó al Gobierno Sandinista y al comandante Daniel por priorizar la generación de energía que evite la falta de suministro eléctrico.

También hicieron presencia los compañeros Ernesto Martínez Tiffer, presidente de ENEL; Emilio Rapacciolli, Ministro de Energía y Minas; el alcalde de la ciudad de León, Manuel Calderón; y Evert Delgadillo, Secretario Político de esta misma ciudad, entre otros funcionarios.

también te puede interesar