Nicaragua

Enfermos de VIH-SIDA reciben atención de calidad

Gobierno logró cobertura para la enfermedad en todo el país

Redacción Central |

Gobierno logró cobertura para la enfermedad en todo el país

Los mil 20 enfermos de VIH-SIDA que son atendidos en los centros de salud del país están recibiendo tratamientos de alta calidad como resultado del esfuerzo en esa dirección desarrollado por el ministerio de Salud.

El secretario general del MINSA, Enrique Beteta explicó que, en los últimos tres años, el gobierno sandinista logró alcanzar la cobertura de esta enfermedad en los 153 municipios del país y se han abierto 24 centros de atención priorizando la atención a la mujer embarazada

“Hay municipios como Madriz, que tienen el 98 por ciento de cobertura diagnóstica en mujeres embarazadas. Estas mujeres son muy predispuestas a hacerse la prueba y eso es una meta que debemos lograr a nivel nacional”, expresó.

Estas personas, discriminadas por una sociedad que aún no logra comprender que tomando las debidas precauciones el virus no se contagia, ya no son vistos en los centros de salud como objetos a los que hay que descartar porque son “una amenaza para los demás pacientes”.

“Actualmente Nicaragua preside el Comité Regional del Congreso Centroamericano de VIH-SIDA, donde recientemente se evaluaron en Costa Rica los acuerdos presidenciales de San Salvador, concluyendo que, desde que asumió el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional se han logrado grandes avances como el acceso a los medicamentos y servicios de salud”, destacó Beteta.

Agregó que el tratamiento que requieren los enfermos con este virus es altamente costoso, aproximadamente entre 400 hasta mil dólares mensuales de acuerdo al estado de la enfermedad.

El principio fundamental del Gobierno Sandinista es salvar la vida de la madre y del hijo que lleva en su vientre y para eso el sistema de salud público cuenta con normas y procedimientos en caso de que la mujer presente un embarazo de alto riesgo, explicó Enrique Beteta, secretario general del Ministerio de Salud (Minsa).

“Nuestros procedimientos se realizan de acuerdo a normas y protocolos ya establecidos y además conversamos con la paciente y su familia para resolver la situación que se nos presenta. Nuestra función vital es asegurarle la vida a los pacientes, en este caso la mujer y el niño”, señaló.

Agregó que esas normas establecen los procedimientos en caso de complicaciones obstétricas que puedan presentar las pacientes en estado de embarazo.

“Hay casos donde se compromete la vida de la madre y para esto hay procedimientos que debemos respetar. Hay casos que por respeto a la privacidad de las mujeres no tenemos por qué salir diciendo públicamente. Por ejemplo, en el caso de la mujer embarazada en León tenemos en equipo de médicos especialistas que dictaminaron sobre esta situación; para el Ministerio de Salud en primer lugar está la decisión de ella”, dijo Beteta.

también te puede interesar