Nicaragua

Daniel: A garantizar la seguridad alimentaria

Ante la sequía se excavarán 392 pozos en 238 municipios del paísReservas de alimentos para tres meses y gestionamos seis meses más con PMA y FAOUnidos en el plan para enfrentar la sequía y cuidar el medio ambiente

Daniel Ortega y Rosario Murillo
Anuncia Daniel medidas para enfrentar la sequía. | César Pérez

Redacción Central |

» Ante la sequía se excavarán 392 pozos en 238 municipios del país
» Reservas  de alimentos para tres meses y gestionamos seis meses más con PMA y FAO
» Unidos en el plan para enfrentar la sequía y cuidar el medio ambiente

El presidente de Nicaragua, comandante Daniel Ortega Saavedra, presentó la noche de este viernes, en la Casa de los Pueblos, el Plan para enfrentar los efectos de la sequía, producto del cambio climático, en nuestro país.

En el encuentro estuvieron presentes representantes de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic), representantes de los arroceros, Federación de Ganaderos de Nicaragua (Faganic), Comisión Nacional Ganadera (Conagan), sorgueros, Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos (Unag) y representantes de las cooperativas.

En Nicaragua, el fenómeno de El Niño, instalado desde el año pasado en la región, ha provocado ausencia de lluvias en el territorio nacional. Esta situación, a su vez, es resultado del fenómeno del cambio climático, provocado por la depredación de los recursos naturales por parte de las grandes empresas, bajo el amparo del modelo capitalista mundial.

En este sentido, el mandatario anunció como medida ante la sequía, la excavación de 392 pozos, de los cuales 292 serán construidos por el Fondo de Inversión Social de Emergencia (FISE) y el resto por la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados, (ENACAL).

Estos pozos serán construidos en 238 municipios del país, como Achuapa, Acoyapa, Altagracia, Belén, Bluefields, Boaco, Catarina, Cárdenas, Chichigalpa, Cinco Pinos, Comalapa, Condega, Desembocadura del Río Grande, Dipilto, Diriomo, El Almendro y El Ayote, entre otros.

“Estamos hablando de un esfuerzo extraordinario, y digo extraordinario porque la verdad es que estamos trabajando con recursos limitados, con un presupuesto bien ajustado, no tenemos el mejor presupuesto para enfrentar una situación como ésta, pero allí estamos haciendo los ajustes correspondientes para poder cumplir con estos proyectos”, expresó.

Señaló que estos pozos se construirán en comunidades en donde tradicionalmente, cuando hay una sequía, la gente pasa grandes dificultades “y hay que llegar allí con los programas de Alimento por Trabajo, y cuando no hay trabajo pues hay que dar el alimento, la gente no se debe morir de hambre, hay que garantizar el alimento”.

El líder sandinista expresó que contamos con reservas de alimentos. ENABAS tiene una reserva de 40 mil quintales de frijoles, 60 mil quintales de arroz y 30 mil quintales de maíz.

“Si nos encontramos que hay una situación de hambruna en un punto, inmediatamente va para allá, el paquete de arroz, frijoles, maíz, aceite, lo básico para que la gente pueda alimentarse”.

También está proyectado por ENABAS como reservas adicionales luego de la cosecha de apante, “que siempre viene muy bien la cosecha de apante, es importante esto porque estamos hablando de sequía, pero estamos sacando una gran cosecha, y puede preguntarse la gente, entonces dónde está la sequía. Es que hay zonas, son zonas más afectadas históricamente por la sequía”.

“Estaría acopiando ENABAS adicionalmente unos 120 mil quintales de frijoles y 80 mil quintales de maíz, esto habría que agregarlo a los 40 mil quintales de frijoles y serían 160 mil quintales de frijoles, más los 30 mil quintales de maíz, estaríamos hablando de 110 mil quintales de maíz, los que tendría acopiado ENABAS  en el corto plazo”.

Todo esto aseguraría reservas para tres meses, informó el mandatario nicaragüense. ENABAS también cuenta con 2 mil 500 toneladas de aceite de soya, que representa 10 meses de reserva.

Anunció que con el PMA y la FAO se está gestionando otra reserva por seis meses más para atender a unas 40 mil personas y atender 65 municipios. “Esto generalmente son medidas que están tomadas siempre, se toman en silencio, pero creo que es importante compartirlas para que, de repente algunas informaciones sobre la sequía no vayan a sembrar pánico, sequía hemos tenido cantidad de veces, como inundaciones hemos tenido también cantidad de veces”.

El comandante Daniel aseguró que se trabaja para contar con una fuerza permanente de unos 300 compañeros y compañeras del Ejército de Nicaragua, para enfrentar cualquier tipo de desastre.

Asimismo señaló que se necesitarán recursos extraordinarios para enfrentar las amenazas de sequía, terremotos e inundaciones. También se organizará un destacamento de 500 compañeros para proteger los bosques.

El presidente Daniel expresó que “tenemos proyectado un financiamiento en habilitaciones agropecuarias para el ciclo 2010 y 2011 de 2 mil 100 millones de córdobas”.

De esos, 900 millones de córdobas con programas que están en diferentes instituciones del gobierno  y 1 mil 200 millones a través de Alba Caruna.

Con el inicio de operaciones del Banco Produzcamos, se podrán contar con 1 mil 400 millones de córdobas, mientras que las microfinancieras que mueven unas 1 mil 600 millones de córdobas y los bancos mueven 4 mil 500 millones de córdobas.

“Cuando hablamos de la sequía, estamos hablando de un fenómeno que tenemos que saber enfrentar, tenemos que saber administrar y no convertir esto en algo que paralice al país”.

Otros de las acciones que ya se han desarrollado es por ejemplo el monitoreo en los territorios que realiza el MINSA para ver dónde hay problemas en la alimentación y que puedan haber problemas de desnutrición por la falta de alimentos, “todo eso lo ha estado monitoreando el Minsa, en silencio, sin mucha propaganda y se sigue monitoreando”.

También hay acciones en las que se deben unir esfuerzos con los productores, como el diseño y construcción de obras de retención de aguas de distinto tamaño para su almacenamiento en el invierno.

Otra acción a tomar es la realización del Plan de la Subcuenca del Río Viejo, entre la Planta Santa Bárbara y la Planta Carlos Fonseca para ahorrar y reducir el consumo de agua del río que usan para riego.

El presidente Daniel expresó que si el período de lluvia se estabiliza antes del 20 de junio hay que recomendar a los productores realizar la siembra de primera en municipios con alto potencial productivo (33 municipios para maíz y 29 municipios para frijoles) que se han identificado en los departamentos de Nueva Segovia, Jinotega, Matagalpa, Boaco, Chontales, la RAAS, Granada, Carazo, Masaya y Rivas.

También incluye el plan para enfrentar los efectos del cambio climático en nuestro país, la utilización de variedades específicas de semillas en 36 municipios de la zona seca del país.

El mandatario dijo que hay lugares que “en tiempo de vacas flacas o en tiempo de vacas gordas, uno siempre encuentra vacas flacas allí, esa es la realidad, hay zonas que son así… pero esa no es una constante. Tenemos una ganadería que nos enorgullece y no es cierto que la ganadería nicaragüense esté llena de vacas flacas, no es cierto”.

“Más bien estamos peleando por la exportación, estamos peleando que nos permitan exportar a Guatemala… y estamos terminando de arreglar con los hermanos venezolanos para que nos den un tiempo y se terminen de ajustar los mataderos aquí y podamos enviarle el corte como ellos nos lo piden”.

“También que se nos levanten las restricciones en Panamá, aún cuando hay cuotas aprobadas de repente se nos imponen normas fitosanitarias y carne que estamos exportando a Japón, Europa y estados Unidos, dicen que no se pueden exportar en Centroamérica, simplemente son medidas proteccionistas que no cumplen con los acuerdos que tenemos en la región centroamericana. Tenemos esta lucha porque tenemos una buena ganadería en Nicaragua, decir ahora que todo el ganado está en los huesos es sencillamente una falta de respeto para los ganaderos nicaragüenses”.  

Indicó que con el Programa Hambre Cero se han incorporado unas 40 mil cabezas de ganado.

También se reforestarán 271 hectáreas en las zonas secas, en ocho departamentos del país, con más de 287 mil plantas.

De acuerdo al mandatario nicaragüense la instalación de la comisión interinstitucional sobre el cambio climático se realiza tomando en cuenta que hay que trabajar a paso firme y rápido previendo las situaciones más difíciles y complejas.

Señaló que hay “un consenso universal de que la forma en que se ha venido explotando la naturaleza más bien ha provocado un daño casi irreversible, casi irreparable, y que da lugar a estos cambios climáticos que se manifiestan en todos los países del mundo”.

Manifestó que Centroamérica no se ha visto exenta de este problema, ya que con los problemas registrados en el ciclo agrícola 2009 países como Guatemala se vieron afectados por una seria hambruna.

En lo correspondiente a Nicaragua la cosecha de primera fue muy buena, pero que la postrera fue muy mala producto de la sequía, continuándose de tal manera trabajando en los meses posteriores para el período de apante.

Aseguró que las perspectivas climáticas y productivas para este año son preocupantes, según reportes internacionales.

“Los estimados de la producción para este año son preocupantes, ya que hay estimaciones de que se podría retrasar la entrada del invierno en el mes de mayo, podría estar entrando el invierno a finales del mes de junio, y en casos más complicados podría estar entrando incluso en julio”, indicó.

Según dijo Nicaragua ha experimentado el fenómeno de El Niño en 1977, 1992, 1995, 1998, y de manera moderada en la siembra de postrera del 2009. En este último período afectó muchos cultivos, sólo pudiendo resistir la sequía algunos un poco más resistentes en la región de León y Chinandega. “Allí fueron mínimas las caídas”, señaló.

Señaló que al entrar el invierno en el mes de julio del presente año, sólo se contará con un pequeño período de lluvias, pues a partir del mes siguiente inicia el período de la canícula, lo cual provocaría una situación “extrema, gravísima”.

Recordó que la sequía afecta por lo general la zona del pacífico y central de Nicaragua, pero que al llegar al ir avanzando hacia las regiones del Atlántico, el régimen de lluvia es muchísimo mejor.

“Aún y cuando el invierno sea malo siempre hay un régimen de lluvia, bueno favorable, por lo tanto en situaciones como ésta hay que privilegiar la siembra en esas zonas, sin descartar la siembra en esta zona del pacífico, dependiendo lógicamente del comportamiento de la lluvia y de las variedades de semillas que se puedan incorporar”, expresó.

Además de las afectaciones en la producción agropecuaria el presidente advirtió una afectación en la generación de la energía hidroeléctrica. Como resultado de la sequía las plantas hidroeléctricas están generando 7 megavatios de energía, cuando deberían estar generando 90 megavatios.

“La planta está generando al mínimo y manteniendo una reserva para casos de emergencia, porque si se pone la planta a trabajar como que está en su nivel óptimo sencillamente se seca, totalmente la reserva que tiene la planta para poder operar”, refirió.

El presidente destacó la bendición que significa contar con las plantas de generación “Alba”, las cuales fueron condenadas por sectores de la derecha, pero que junto a las plantas de bunker antiguas que todavía operan, el país cuenta con “un margen de seguridad bastante algo para mantener el suministro de energía para los hogares y para las empresas, aún y con esta dificultad que tenemos con la planta hidroeléctrica”.

Según dijo la sequía estará afectando las reservas de agua subterráneas pero que esto no deberá detener la búsqueda y construcción e más fuentes de agua, aún y cuando se tengan que construir más profundos los pozos.

Indicó que en Nicaragua hay regiones donde se puede acceder a fuentes de agua a muy pocas profundidades pero que hay zonas como Carazo donde el agua se encuentra a mayor profundidad.

Una vez que el Presidente dejó instalada la comisión llamó al Ministro Ariel Bucardo a trabajar un plan de reuniones con el sector productivo para definir por donde se empezaría a trabajar, tomando en cuenta que se debían garantizar primeramente los alimentos así como el agua para la población y para los mismos alimentos.

“[…] formen varios grupos de trabajo, de acuerdo a las diferentes acciones que hay que desarrollar, una comisión que tiene que ver directamente el uso del agua que está vinculada a la energía, otras comisiones que tienen que ver con el tema de la ganadería, como atender la ganadería en las zonas más frágiles, en las zonas donde tenemos el programa Hambre Cero y también ganaderos que pueden estar en condiciones que son más críticas, en zonas secas”.

“A unirnos en esta lucha para proteger el medio ambiente, realmente la lucha contra la sequía nos dice que tenemos que proteger el medio ambiente, que tenemos que reforestar, que tenemos que cuidar las aguas, que son enormes recursos todavía y que de esa manera vamos a salir todos adelante”.

Empresa privada apoyará plan

Manuel Álvarez, Presidente de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (UPANIC), manifestó que la oportunidad de participar en este plan será bien aprovechada por el sector privado, que tiene el interés de ser positivos, dado que consideran que la medida tomada por el  Presidente Daniel Ortega son excelentes y por lo tanto apoyarán al gabinete de gobierno en lo que proponga y que también esperan apoyo de parte del gabinete.

“La medida es positiva porque el presidente reacciona al pedido que nosotros le hicimos de ser participes del comité, de hecho nos incluyó a los arroceros, los ganaderos, los sorgueros y ya el Ministro Bucardo nos convocó para el miércoles a las nueve de la mañana y comenzamos a trabajar de inmediato. La iniciativa es realmente positiva y ahora solo nos resta echarla a andar”, dijo Álvarez.

Para Solón Guerrero, Presidente de la Federación de Ganaderos de Nicaragua (Faganic), es muy positiva la propuesta del Presidente de la República y que como ganaderos están dispuestos a apoyarla porque enfrentar la sequía no es solamente tarea del gobierno sino que tiene que ir de la mano con el sector productivo.

Por su parte Fernando Mansell, Presidente de los Arroceros expresó que la propuesta incluye noticias interesantes como la prioridad que se le brindará a alimentación así como asegurar la generación energética, lo que permitirá garantizar la producción de arroz para el primer ciclo de siembra.

también te puede interesar