Nicaragua

El dedo acusador de una humilde mujer atropellada

El relato dramático que hace una humilde mujer cuya pobreza es culpa también de los gobiernos de la derecha que nunca se ocuparon de las necesidades del pueblo, devino dedo acusador contra El Nuevo Diario, su periodista Carlos Larios y la familia Chamorro propietaria del pasquín defensor del neoliberalismo

Redacción Central |

El relato dramático que hace una humilde mujer cuya pobreza es culpa también de los gobiernos de la derecha que nunca se ocuparon de las necesidades del pueblo, devino dedo acusador contra El Nuevo Diario, su periodista Carlos Larios y la familia Chamorro propietaria del pasquín defensor del neoliberalismo

El afán por inventar historias truculentas y falsas para utilizarlas contra el gobierno sandinista y en esta ocasión especial contra el Consejo Supremo Electoral (CSE), al que pretendieron presentar como vendedor de cédulas de identidad falsas a jóvenes dedicadas a la prostitución, no sólo les hizo cometer delitos punibles, sino ser identificados nuevamente como uno de los centros de la manipulación de la información que llega a irrespetar hasta la dignidad de las personas.

En esta nueva entrega  sobre ese impactante caso damos la palabra a Tania de la Cruz Torres, utilizada sin pudor alguno por Larios y su sobrina Daysi para armar toda una trama mentirosa contra los funcionarios del CSE que el END y los Chamorro proclamaron como una verdad en amplios espacios del periódico.

Tania de la Cruz Torres, de 28 años, habita en una zona popular del Distrito Seis y por esa misma necesidad de mantener a sus cuatro hijos y al encontrarse sin trabajo, tuvo que formar parte de uno de los lugares que comúnmente se conocen como “Centros de Masaje”.

Ella afirma que conoce desde más de un año al periodista Carlos Larios, el cual público los “reportajes investigativos” y  se identificó como Francisco Chamorro, el mismo nombre del director del medio derechista.

“No conozco a ningún Carlos Larios, lo conozco por medio del periódico (lo reconoció al verlo en los noticieros televisivos), al que conozco es un Francisco Chamorro se presentó como Francisco Chamorro, tengo de trabajar desde hace tiempo en un centro de masaje, se hizo cliente mío, salí varias veces con él, lo atendí muchísimas veces”, aseguró.

Tania confiesa que tras sostener relaciones sexuales en muchas ocasiones con el supuesto Francisco Chamorro, que no era más que el mismo Carlos Larios, se vino formando una relación más emocional que trascendió  del simple acuerdo existente hasta entonces.

“Incluso me propuso matrimonio”, señala Tania y agrega “ya fue algo no como cliente, fue algo mas familiar, más emocional”.

La joven declaró al 19Digital que tras lo aseverado por el periodista Carlos Larios en sus tres reportajes, tiene mucho temor por lo que pueda ocurrirle, sin embargo sostiene que está dispuesta a colaborar con las autoridades policiales y del CSE para aclarar “las mentiras de este hombre”.

“Me está involucrando en cosas que yo sinceramente no sé cómo responder, no sé lo que es proxenetismo, nunca me he metido a esto, nunca he estado involucrada en ese negocio de que yo saqué cédulas a menores de edad, que me pagan 50 dólares por esto, el nunca me dio 50 dólares por nada, no tiene por qué darme, el me daba dinero por la compañía que yo le hacía a él”, dijo.

“Yo lo que necesito y le pido a todos los medios, igual al Consejo Supremo, a las autoridades correspondientes, que me ayuden, que hagan las investigaciones necesarias”, exclamó.

Tania  confirmó que una vez el periodista Carlos Larios, (ella le dice Chico porque se identificó como Francisco Chamorro) la llamó a su celular y le dijo que se alistara porque la iba a pasar trayendo.

“El me llamó anteriormente y  me dijo voy de aquí de Matagalpa para Managua y le dije que estaba bien, y me contestó que estaba cerca que iba por el aeropuerto, en un lapso de diez minutos me alisté”.

Ella relata que, en esa ocasión, la pasaron buscando en un vehículo, Larios iba acompañado por una joven (Daysi Larios) y el conductor, un tipo de bigote y pequeño, algo que el mismo periodista reseña en uno de sus escritos y que a Tania le aseguró que se trataba de un ganadero norteño.

“Ella (Daysi Larios) iba con otro señor (el ganadero), me la presentó que trabajaba igual que yo (como meretriz) que no tuviera cuidado, ‘no te preocupés, ella le está haciendo compañía a él’ y en lo que va corriendo el carro me dice que íbamos hacer un mandado al Zumen (de Managua)”.

En efecto, Tania señala que se dirigieron al lugar donde el CSE tiene oficinas de la Dirección de Cedulación y donde Daysi Larios entró acompañada de la joven que el medio derechista acusa de ser una proxeneta.

“Estando ahí me dice que si puedo acompañar a la muchacha hasta dentro, y como no tengo porqué esconderme, yo entré normal y estando adentro se le acerca a un señor que estaba sentado, simplemente le hizo una pregunta ‘mire yo venia a ver cómo es el trámite para sacar cédula’”, sostiene Tania.

Tania relata que en ese ínterin, la jovencita, que supuestamente venia de Matagalpa y que no era más que una cómplice en la trama del medio derechista, y del periodista Carlos Larios, que a su vez es familiar, se mostró nerviosa y no pudo dar los detalles que el funcionario del CSE le requería.

La joven refiere que Daysi, cuyo nombre nunca conoció en ese momento hasta ver su foto publicada en el diario, se hizo a propósito la confundida, algo que Tania no pudo reconocer en ese momento, pues siempre pensó que su amante actuaba de buena fe y  no había nada de malo en loque estaba haciendo.

Tania señala que al ver el nerviosismo de Daysi, tuvo que salirse de las oficinas de cedulación y comentarle a su amante que la muchacha estaba en ese estado.

“Me levanté, me fui afuera donde Francisco (Carlos Larios) y le dije que la chavala estaba nerviosa y no sabía ni su nombre”, relató.

Señaló que el supuesto “Francisco” le confesó que quería entrar a las oficinas de cedulación, pero que a su vez, si lo hacia, la chavala que solicitaba datos para supuestamente cedularse se pondría más nerviosa.

“Le dije que entrara, pero me dice que se iba a poner mas nerviosa, es una chavala, pero por qué si sólo anda sacando la cedula le dije yo, entonces me dice ‘mejor vení, anda trae unos refrescos para que se los lleve’”.

Tania manifestó que se fue a comprar los refrescos y le llevó uno a la joven, sin embargo el funcionario del CSE no estaba porque verificaba los datos proporcionados por Daysi.

Sostiene que el funcionario del CSE en esa ocasión que estuvo presente ella jamás le proporcionó a la joven ningún documento oficial de la institución y sí le dio un papel en blanco donde le puso su nombre y el número de teléfono celular, con la intención de que cuando Daysi tuviera la partida de nacimiento, la fotocopia de las cédulas de sus padres o dos testigos, se presentara a realizar los trámites para su cédula.

“Le dio un papelito en blanco donde él (funcionario de cedulación) le puso su nombre y su numero telefónico, que lo llamara para  cuando ella tuviera sus requisitos”.

Tania afirma que esa fue la única ocasión que visitó las oficinas de cedulación, y porque el supuesto Francisco se lo pidió, para acompañar a la muchacha que ahora es manipulada por el verdadero Francisco Chamorro, quien afirmó que se responsabilizaba de todo lo publicado.

La joven Tania sostiene que nada tiene que ver con los señalamientos que se publicaron sobre ella y que su amante abusando de su confianza la “está utilizando”.

“Hagan las investigaciones que sean necesarias, estoy dispuesta con las autoridades, pero yo necesito que me limpien mi nombre, porque moralmente me están fregando, tengo cuatro hijos.   Si es por lo sentimental yo no sé, cuando una mujer ya no quiere estar con un hombre es porque ya no quiere, no sé porqué me está utilizando, él dice que yo ando dándome a la fuga, él conoce mi dirección, mi casa, él tiene mis números telefónicos, la ultima llamada me la hizo ayer a las ocho y algo de la noche, nunca hubieron esos 50 dólares, cuando mucho me daba 500 córdobas por yo acostarme con él, por el rato que estaba con él”, relata.

“De hecho ya me usó, de hecho me está usando ¿Por qué estas fotos? No sé po rqué tengo que salir en una foto, no tengo por qué, no tengo implicancia, no autoricé la foto, no tengo motivos para que me hayan sacado. No soy ladrona, no soy proxeneta, no le debo nada a nadie.

Estoy dispuesta con las autoridades a la hora que me digan ahí estaré y le pido igual apoyo a todos los que puedan apoyarme”, refrendó Tania

A la larga, se trata de una prueba más de todo lo que es capaz de hacer la derecha neoliberal de nuestro país, la misma que desgobernó a Nicaragua durante muchos años sin importarle que Tania y muchos nicaragüenses  no tuvieran prácticamente medios de subsistencia, para tratar de derrotar a  la revolución que sí trabaja para el pueblo.

también te puede interesar