Nicaragua

Descobijados El Nuevo Diario y Rothschuh

Vergonzante manipulación de medio derechista, puesta al descubierto en un largo informe, donde Carta Bodán nro 365 titula END violó ética y normas de periodismo investigativo

Alude también al “impoluto” Rothschuh y afirma: “Observatorio de Medios” en entredicho.

Entregaremos en capítulos, para mejor comprensión, la puesta al descubierto de toda la trama.

Redacción Central |

Vergonzante manipulación de medio derechista, puesta al descubierto en un largo informe, donde Carta Bodán nro 365 titula END violó ética y normas de periodismo investigativo

Alude también al “impoluto” Rothschuh y afirma: “Observatorio de Medios” en entredicho.

Entregaremos en capítulos, para mejor comprensión, la puesta al descubierto de toda la trama.

Primera entrega:

Al analizar la violación de la ética y las normas del periodismo investigativo en que incurrió El Nuevo Diario por  tratar de involucrar al Consejo Supremo Electoral en una supuesta falsificación de documentos de identidad para explotación de mujeres en la prostitución, Carta Bodán le dedica con toda razón a ese trabajo “periodìstico” los calificativos de irregularidad, falta de rigor y de pruebas, facilismo y débil impacto.

A todo ello se le puede agregar que la forma en la cual se realizó por el periodista Carlos Larios implicó una abierta comisión de delito al utilizar a una familiar para inducir supuestamente a funcionarios a cometer un ilícito, lo cual sitúa a su sobrina en el banquillo de los acusados.

La oreja peluda de la manipulación y el interés político de los sectores de la derecha asoma desde la primera línea de la famosa investigación periodística de Larios que  ahora resulta el acusado por la mujer que calificó de prostituta y beneficiada por los denominados documentos falsos.

La acusada por el periodista, Tania María Martínez, levanta el velo de la mentira  y señala que tenia relaciones desde hace tiempo con Larios quien intento incluso mudarse a vivir en su casa, lo cual su hijo no aceptaba.

Con mucha razón, Carta Bodán apunta  que “en toda América Latina, y el mundo, siempre es tema de agrios debates el uso periodístico de cámaras escondidas o mecanismos encubiertos para descubrir actos irregulares. En otras palabras, caer en la delgada línea de incitar y hasta cometer un delito para atrapar otro. Aunque se entiende que el hampa y delincuencia no admiten voluntariamente sus culpas, en periodismo, como en la vida, el fin no justifica los medios

Otro que queda mal parado es Guillermo Rothschuh Villanueva, director del “Observatorio de Medios”, al avalar la campaña de El Nuevo Diario contra el CSE pasando por alto la falta de prueba que involucre directamente a funcionarios y a pesar de la firme posición del Consejo colocando en manos de la policía toda investigación que sea necesaria.

Rothschuh olvidó las clases de ética periodìstica de otros tiempos e ignoró, como dice Carta Bodán, que más bien lo publicado por el END confirmó públicamente que el medio de comunicación pagó 50 dólares por la realización de trámites ilegales, otra violación flagrante a los principios del periodismo investigativo

Hay algo más que se demuestra: el diario de los Chamorro y su empleado Carlos Larios son capaces de cualquier indignidad por echar lodo sobre los poderes del Estado y el gobierno del presidente Daniel Ortega y de paso sobre el verdadero periodismo.

Pero seguiremos publicando más verdades sobre este singular ejercicio de la libertad de expresión a la manera neoliberal.

también te puede interesar