Nicaragua

Fiesta y alegría en el inicio escolar

Los centros lucían abarrotados de estudiantes vestidos de azul y blanco, quienes después de las vacaciones de diciembre y enero se reencontraron con sus amigos

Inicio del curso escolar
Fiesta y alegría en el inicio del curso escolar | Jairo Cajina

Redacción Central |

Los centros lucían abarrotados de estudiantes vestidos de azul y blanco, quienes después de las vacaciones de diciembre y enero se reencontraron con sus amigos

Cientos de miles de niños, niñas y adolescentes de primaria y secundaria asistieron este martes desde tempranas horas de la mañana a sus respectivos colegios, iniciando así el año lectivo 2010, imbuidos de una alegría contagiosa y la felicidad de poder estudiar sin tener que pensar en pagarse los estudios

Gracias al gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, se amplió como nunca la matrícula de este año, pues se mantuvo la política dictada por Daniel desde que llegó al gobierno en el 2007 de que todos tienen derecho a la educación.

Los centros lucían abarrotados de estudiantes vestidos de azul y blanco, quienes después de las vacaciones de diciembre y enero no hallaban la hora de reencontrase con sus compañeros de estudio y con sus maestros.

Cristian Alejandro Sequeira, de 16 años y estudiante de cuarto año del Instituto Ramírez Goyena, es un claro ejemplo del entusiasmo con el que ha iniciado este año escolar.

Desde las 6:30 de la mañana de este martes se encontraba en la entrada del portón principal del colegio, esperando ser uno de los primeros en pisar la nueva infraestructura educativa de este centro.

Luego de reunirse con sus compañeros y cantar el Himno Nacional en la recién inaugurada plazoleta, se dirigió hacia su salón de clases ubicado en la planta alta del colegio. Mientras se dirigía hacia allí y tras recorrer gran parte de los edificios recién reconstruidos no podía esconder su alegría. Hace un año estos eran una ruina completa. Hoy no tiene nada que envidiarle a los centros privados.

Está bonito, cuando lo dejamos hace más de un año las puertas no servían, el techo no servía, nada servía. Hasta daba pena decir que uno estudiaba en el Goyena, aseguró.

El Ramírez Goyena junto al Maestro Gabriel, es uno de los centros emblemáticos de la ciudad de Managua completamente remodelados por el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, a través del Ministerio de Educación (MINED).

Estas nuevas condiciones de estudio, según los estudiantes, permitirá un mejor desempeño de los maestros y un mayor interés de ellos mismos por mejorar el rendimiento escolar.

Para el padre de familia Francisco Javier Bolaños, de 39 años y habitante del barrio Carlos Núñez, los padres de familia tienen una gran responsabilidad con sus hijos, ya que si bien el gobierno reconstruyó el colegio, son sus hijos quienes deberán encargarse de cuidarlo.

De acuerdo a la directora de este centro, profesora Fabiola Gámez, el principal objetivo de los docentes este año es recuperar el renombre que por años tuvo este colegio, lo cual, según dijo, se forma entre maestros, alumnos y padres de familia completamente comprometidos.

Sin embargo el entusiasmo no sólo fue latente en los colegios recién restaurados. En el Instituto Benjamín Zeledón, los niños y adolescentes no pudieron tampoco esconder su alegría.

Allí al igual que en el Ramírez Goyena, los sueños de los alumnos son los mismos: no reprobar clases y contribuir con los maestros a ir mejorando poco a poco el nivel educativo.

Este año la meta del Ministerio de Educación es llegar a la cifra de al menos 1 millón 600 mil estudiantes matriculados.

» Ofrecen bienvenida a escolares
» Inauguró Daniel curso escolar 2010

también te puede interesar