Nicaragua

Presidió Daniel acto por el aniversario 400 del traslado de León Viejo

León fue la primera capital de Nicaragua, piedra fundacional de nuestra nación y primera capital de la Revolución Popular Sandinista, se dijo en el acto

Daniel Ortega
Presidió Daniel acto por el aniversario 400 del traslado de León Viejo. | César Pérez

Redacción Central |

León fue la primera capital de Nicaragua, piedra fundacional de nuestra nación y primera capital de la Revolución Popular Sandinista, se dijo en el acto

El comandante Daniel Ortega Saavedra, presidente de Nicaragua, encabezó este sábado el acto conmemorativo por el aniversario 400 del traslado de León viejo a su ubicación actual, donde hizo un recuento de los antepasados en ese importante lugar del país.

Junto al mandatario participaron en la actividad la compañera Rosario Murillo, coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía junto al

el alcalde de Hiroshima, Tadatoshi Akiba, presidente del Movimiento Mundial de Alcaldes por la Paz y Contra las Armas Nucleares.

Este último fue distinguido por el mandatario nicaragüense con la Orden de la Independencia Cultural Rubén Darío. También fueron homenajeados con la Orden de la Independencia Cultural Rubén Darío, la escritora y novelista Rosario Fiallos de Aguilar; la promotora cultural María Manuela Sacasa de Prego; la artesana de La Paz Centro, Eda Andrea Martínez Téllez; la promotora cultural, Rosalpina Vásquez Pérez; y los alcaldes de Matagalpa, Sadrach Zeledón, y de Estelí, Francisco Valenzuela.

En el acto, el comandante Daniel relató que en esta ciudad (León Viejo) que se había levantado sobre la sangre y el sudor de nuestros hermanos chorotegas y bajo el látigo de los conquistadores, sufrió los embates de la naturaleza y eso obligó a que la población se trasladara a buscar una zona más segura.

Relató que en la época de nuestros antepasados se decía que los reyes de España tenían buenos sentimientos hacia los dueños de estas tierras, que eran invadidas y arrebatas, pero en la vida real los conquistadores simplemente tenían la sed del oro y del enriquecimiento sin límites a costa de lo que fuese.

El líder sandinista señaló que esa ambición llevó a los españoles a convertir a nuestros antepasados indígenas en esclavos, lo que obligó a obispos, como Fray Antonio de Valdivieso, a librar la lucha en defensa de los pueblos originarios.

Valdivieso asumió una posición cristiana, socialista, solidaria y se identificó con nuestros pasados y luchó por sus derechos, como lo hiciera también Fray Bartolomé de las Casas, pero aquí continuaba la explotación de miles de familias, señaló el mandatario.

Fray Antonio de Valdivieso fue asesinado por esos que explotaban a nuestros indígenas, enfatizó.

Por su parte, la compañera Rosario Murillo, señaló que el arte, la tradición, la cultura popular y la cultura local son claves para enfrentar desde nuestros propios valores comunitarios los intentos de globalización cultural y el pretendido dominio de nuestros pueblos a partir de ideas, estilos de vida y valores ajenos a nuestra idiosincrasia y correspondientes con el modelo del capitalismo salvaje que nos ha venido invadiendo destruyendo y depredando.

Agregó que el modelo del Poder Ciudadano es muy importante porque concede a la persona, la familia y la comunidad, como portadores de identidad local y nacional y como defensores de raíces y de árboles genealógicos que nos caracterizan como seres fuertes, valientes, nobles, cálidos, generosos y solidarios, practicantes de un socialismo solidario donde compartimos lo que tenemos y pensamos desde ya un mundo diferente, más allá del egoísmo y más acá del cristianismo.

Señaló que León fue la primera capital de Nicaragua, piedra fundacional de nuestra nación y primera capital de la Revolución Popular Sandinista.

En este 400 aniversario, que marca simbólicamente a la Nicaragua valiente, libre y luminosa, capaz de recuperarse, de elevarse por encima de todas las desgracias y de alzar vuelo con el corazón lleno de dolor, recordamos a nuestros pueblos originarios, a nuestros pueblos indígenas, en León al maestro universal, a los héroes y mártires de esta brava ciudad, a Carlos Fonseca que vivió en León, a Leonel Rugama que ayer cumplía 40 años de tránsito a la inmortalidad con su gesta y su grito de combate, esa consigna que hoy es lema de vida en las nuevas misiones de la juventud nicaragüense.

La compañera Rosario anunció que desde León Viejo nuestro presidente instala la Jornada de la Independencia Cultural Rubén Darío, que culminará el 6 de febrero, saludando a Rubén, parafraseando a Rubén en el temple del acero y en el disfrute de la paz que brille hermosa en tu cielo Nicaragua. El acero sólido es nuestro pueblo que avanza, el olivo de la paz es la justicia y el camino al bienestar que construimos cada día en alianzas, en hermandad, en solidaridad todos los sectores de la sociedad nicaragüense.

Por su parte, el director del Instituto de Cultura, Clemente Guido Martínez, expresó que “un presidente que representa a los pobres de Nicaragua tiene puesto sus pies sobre la tierra donde fue sepultado Fray Antonio de Valdivieso, mártir defensor de lo indígenas chorotegas de Nicaragua, asesinado por los comenderos españoles desalmados en 1550.

Las 14 manzanas de ruinas bajo tierra representaron la primera ciudad colonial. Esta ciudad fue grandiosa no porque fue construida con el diseño urbano del rey de España, sino porque en cada ladrillo que ven está la sangre de los indios chorotegas que dieron su vida para construir esta ciudad, añadió.

Anunció que una caravana, conformada por 800 muchachos leoneses van camino hacia León para conmemorar esa gran acontecimiento, encabezado por líderes comunitarios, la Iglesia y otras autoridades.

León Viejo significa la cuna de nicaragua, y León es el mismo León, que quede claro para la historia, no hay dos ciudades de León.

también te puede interesar