Nicaragua

Daniel: Profundizaremos los programas sociales en el 2010

Aniversario del gobierno sandinista
Acto solemne celebrando el tercer año del segundo gobierno sandinista | César Pérez

Redacción Central |

» No podemos permitir ni el caos ni la anarquía
»
Gobierno de Daniel se preocupa por los pobres

El presidente Daniel Ortega, al hablar en el acto solemne celebrando el tercer año del segundo gobierno sandinista, prometió  profundizar los programas sociales  y la apertura de otros nuevos,  con el apoyo  de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, ALBA.

“No estamos en Nicaragua en condiciones como para plantearnos el socialismo, principio que nosotros compartimos y decimos «Nicaragua en el ALBA, cristiana, solidaria, socialista», pero debemos tomar en cuenta cómo orientar nuestras acciones para que tengan un carácter socialista”, afirmó.

Señaló que los programas sociales emblemáticos de su gobierno, como Hambre Cero, Usura Cero, Casas para el Pueblo, Financiamiento a Intereses Justos, Educación Gratuita, Salud Gratuita, títulos de tierra a desmovilizados, “son de carácter socialista, es retomar principios fundamentales del socialismo”, que fueron desarticulados por los gobiernos neoliberales de los últimos 16 años.

Ortega remarcó que “es fundamental esta alianza, que los empresarios estén claros que no son nuestros enemigos”, pues por el contrario el  gobierno promueve la pequeña empresa tanto en el campo como en las ciudades, las que se han multiplicado, “con una mentalidad solidaria”.

“Para el año 2010 nosotros vamos a continuar multiplicando todos estos programas y nuevos programas que van a generar empleo, que daremos a conocer en su momento, que vamos a continuar impulsando con el apoyo del ALBA, y otros organismos internacionales, como el BID, Banco Mundial, el BCIE, que tienen que ver con construcción de calles y caminos para el pueblo”, dijo.

El mandatario apuntó que también se fortalecerá la educación, calificando más a los educadores, incluso de las universidades, igual que el sistema de salud, cuyas atenciones se han multiplicado, pero donde el gobierno sólo cubre el 70 ó 75 por ciento de los medicamentos, al tiempo que señaló que hay una ley que encarece los medicamentos, por lo que pidió a esos empresarios “que se pongan la mano en la conciencia” y anunció que, dentro del marco del ALBA, están viendo la posibilidad de “compras conjuntas” de medicamento a precios más bajos.

Asimismo dijo que se priorizará la mejoría de los servicios básicos, en especial el servicio de agua, porque en el neoliberalismo “apostaron a dejar en el abandono” a las instituciones, que todavía tienen un déficit que aún no lograr superar, e hizo un reconocimiento a todos los trabajadores de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillado, en especial a su presidenta, Ruth Selma Herrera.

El líder sandinista refirió que la tendencia económica positiva que traía el país de 2008 al 2009 se vio afectada por la crisis económica capitalista global, atacando en primer lugar el hambre, con programas como Hambre Cero, restableciendo la compra y distribución de alimentos a precios justas, con políticas financieras de crédito justo, abriendo nuevos mercados dentro del marco del ALBA.

Agregó que “si nosotros no hubiéramos estado dentro del ALBA está claro que la crisis hubiese tenido efectos devastadores en Nicaragua, no solamente a partir del año 2008 cuando explota la crisis capitalista, sino a partir de 2007, porque entonces Nicaragua estaba sin energía eléctrica, y un país que no tiene energía es un país que entra en unas condiciones de deterioro económico, productivo y social profundo, irreversible, irreparable”.

“Gracias al ascenso del gobierno del Frente Sandinista y la inmediata suscripción -el día 10 de enero (de 2007) en este sitio tomamos posesión- y el 11 de enero en el Teatro Rubén Darío estábamos suscribiendo nuestra adhesión al ALBA, y eso nos permite tener energía (…) gracias al ALBA se iluminó Nicaragua”, añadió.

Ortega reseñó que ante esta situación la oposición política criolla desea que al presidente Hugo Chávez le dieran un golpe de estado como el que le dieron al presidente de Honduras, Manuel Zelaya, “o sea es tanta la maldad que llegan a este tipo de expresiones, y lo dicen con toda claridad, no lo ocultan, le desean el mal a Venezuela, para que eso le provoque un mal a Nicaragua”.

Apuntó que la derecha realiza “una manipulación importante” a través de los medios de comunicación sobre el apoyo venezolano con las generadoras de energía, haciéndolas aparecer en el país sudamericano como que le regalan a Nicaragua energía cuando ellos padecen graves racionamientos, porque “cualquiera sabe que lo que más ha afectado la generación de energía ha sido la sequía y no sólo a Venezuela”.

Dijo que en Nicaragua la sequía, aparte de afectar las plantas hidroeléctricas, afectó las zonas secas, lo que es normal, pero aseguró que “tenemos listos los planes contingentes para que no le falte alimentos a nadie en la zona seca, y estamos hablando que tenemos disponibles cantidades grandes de recursos de emergencia”.

Indicó que la emergencia se puede salvar con una buena cosecha de apante, en particular con la afectación de la sequía a la producción de postrera, pues la de primera fue muy buena, que incluso dio para exportar a los países del istmo e incluso a los Estados Unidos.

Ortega dijo que la crisis capitalista global afectó en 2009 el crecimiento económico de Guatemala en menos uno por ciento, en Nicaragua en menos 1,5 por ciento , en El Salvador en menos 2,5 por ciento en Costa Rica y en Honduras en menos tres por ciento, cifras de la Comisión Económica para América Latina, CEPAL, y en los últimos tres países fue mayor porque tienen economía más fuertes, con mayores exportaciones,

“Gracias al ALBA logramos sortear la crisis, inyectarle recursos a la economía, generar empleos”, y anunció que cumplirá con el mandato constitucional de ir a la Asamblea Nacional a rendir el informe de su gestión de gobierno en 2009, aún cuando los datos económicos no están consolidados.

No obstante, apuntó que su gobierno en 2009 realizó una ejecución récord del Presupuesto General de la República, que cifró en un 98 por ciento, cuando en los últimos 16 años de gobiernos neoliberales el máximo alcanzado fue del 86 por ciento, pero culminando el año logró una “gran alianza” con los trabajadores, los productores -pequeños, medianos y grandes-, los empresarios y la banca.

“Apelando a la necesidad de la unidad de los nicaragüenses para enfrentar la crisis, logramos organizar una misión con representación nacional ante los organismos internacionales, y negociando a partir de nuestras propuestas, logramos finalmente firmar acuerdos que han resultado efectivos para Nicaragua, que dan ingresos para cubrir el Presupuesto de 2008 hasta por casi 90 millones de dólares”, dijo.

también te puede interesar