Nicaragua

Daniel y Rosario entregan juguetes y felicidad a niños y niñas

Los niños son el mayor tesoro de Nicaragua y de la Humanidad, dijo Daniel Debemos estar unidos todos en el cristianismo, en el socialismo y en la solidaridad, agregó Damos una batalla para que los pueblos puedan sobrevivir, pues contra el egoísmo está la solidaridad y contra el odio está el amor, subrayó

Daniel Ortega con los niños
Daniel y Rosario entregan juguetes y felicidad a niños y niñas | Jairo Cajina

Redacción Central |

» Los niños son el mayor tesoro de Nicaragua y de la Humanidad,  dijo Daniel
» Debemos estar unidos todos en el cristianismo, en el socialismo y en la solidaridad, agregó
» Damos una batalla para que los pueblos puedan sobrevivir,  pues contra el egoísmo está la solidaridad y contra el odio está el amor, subrayó

» No aceptamos que se nos continúe imponiendo un modelo de miseria para muchos, derroche y ostentación para unos cuantos, y destrucción para todos.”, indicó Rosario

El Presidente de la República, comandante Daniel Ortega, y la coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, compañera Rosario Murillo, en un masivo acto enla Plaza de la Revolución, hicieron entrega de juguetes a miles de niños de distintos sectores de la ciudad capital.

El acto formó parte de la Navidad Solidaria que promueve el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional y en la actividad acompañaron a Daniel y a  Rosario, el Cardenal Miguel Obando Bravo, presidente de la Comisión de Verificación, Reconciliación, Paz y Justicia, y el embajador de China-Taiwán, señor Shin Mu Wu.

Durante su intervención en el acto de entrega de juguetes el comandante Daniel destacó el papel de la solidaridad en esta temporada navideña, asegurando a su vez que la juventud, los niños y las niñas de todo el mundo solamente podrán salir adelante con el cristianismo solidario.

“El cristianismo es solidaridad. Cristo es solidario, es la esencia mismo de la solidaridad, por eso nosotros decimos aquí en Nicaragua, desde el Gobierno de Unidad y Reconciliación Nacional, unidos todos en el cristianismo, en el socialismo, en la solidaridad”, afirmó.

El mandatario nicaragüense también agradeció “la cooperación de todos los pueblos y gobiernos del mundo que lo hacen con espíritu solidario”, sin condiciones de ningún tipo más que la “de beneficiar al pueblo a los pobres, a la juventud, a los niños y a las niñas”.

Expresó especial agradecimiento al pueblo y gobierno de Taiwán, por su cooperación incondicional para con el pueblo nicaragüense.

El embajador taiwanés, Shin Mu Wu, dijo sentirse contento de celebra la navidad con los nicaragüenses. “Estamos celebrando la navidad con mucha alegría. La alegría se contagia, cuando se hace compartida se multiplica. Nos sentimos muy contentos de poder compartir este momento de alegría”, dijo el diplomático

Reiteró su compromiso de apoyar al gobierno nicaragüense en el esfuerzo de llevar proyectos de desarrollo a las distintas comunidades.

“Sabemos que el presidente y la coordinadora del Consejo de comunicación y Ciudadanía, se preocupan por ustedes, por el beneficio de las familias, sobre todo las familias de bajos recursos”, afirmó Mu Wu.

Para el comandante Daniel el mayor tesoro que tiene Nicaragua y la humanidad son precisamente los niños.  “Lo más importante en Nicaragua, lo más grande, el mayor tesoro que tenemos en Nicaragua,  son: las niñas y los niños… el mayor tesoro que tiene la humanidad”, afirmó.

“Por ustedes tenemos que luchar, y por ustedes estamos dando esta batalla. Una batalla para que los pueblos puedan sobrevivir, sobrevivir a pesar del egoísmo, y en contra del egoísmo está la solidaridad, a pesar del pesimismo, en contra del pesimismo está la esperanza, a pesar del odio, en contra del odio está el amor, la solidaridad”, destacó ante los miles de niños que recibían su regalo de navidad enla Plaza de la Revolución.

Daniel indicó que la entrega de juguetes a los niños pobres durante esta navidad es un tributo al niño Jesús. “Es una manifestación del cariño, del tributo que se le rinde al Niño Jesús. Es una demostración del tributo que se le rinde a ese niño que nació en un pesebre allá en Belén”, señaló.

“El niño Dios, el niño Jesús está en todos ustedes, y ustedes reciben por eso en este día ese regalo, que es un regalo de Dios que viene a través de la mano del pueblo de Taiwán”, indicó el mandatario ante los niños nicaragüenses, al recordar que estos obsequios son posibles también gracias al apoyo del gobierno taiwanés.

La compañera Rosario indicó por su parte que en esta navidad, más que nunca, urge un reencuentro con el amor de Dios, y que el planeta clama por la instauración de un nuevo modelo y no el modelo de miseria que se nos ha impuesto.

“El planeta clama por otro modelo, clama por sencillez, los pueblos exigen justicia. No aceptamos que se nos continúe imponiendo un modelo de miseria para muchos, derroche y ostentación para unos cuantos, y destrucción para todos.”, indicó.

“Los pueblos hoy más que nunca debemos saber luchar con renovado compromiso, nueva devoción con responsabilidad total para poder defender la vida aplicando el amor como sentimiento sagrado, movilizador, trascendente, como el único remedio y la ultima esperanza el amor, el cristianismo, la solidaridad para cambiar el sistema que nos ha venido destruyendo para sustituirlo por la justicia social, por el socialismo cristiano, humanista”, agregó.

Rosario destacó que el planeta se ha llenado de aires navideños en medio de tragedias, guerras y desastres, las que se suceden debido al egoísmo y ceguera de quienes se resisten a entender que la humanidad es una sola, y “el futuro de todos depende de que volvamos a hacer socialmente, integralmente una sola familia, una sola raza, una sola ciudadanía planetaria en procura de paz y bien, socializando cariño y entendimiento solidaridad entre todos para servir a todos”.

Y es por esta razón que “en navidad y sobre todo en esta navidad donde con más conciencia comprendemos que otro mundo es ya indispensable. Nos toca suscribir con Cristo nuestro Señor el compromiso de consagración a las inmensas tareas de crear ese amanecer de los pueblos, debemos hacernos responsables de trabajar sin descanso para cambiar cambiando. Ese debe ser el voto del cristiano en estas navidades un juramento para cumplir sin escusa o dilación alguna”, afirmó.

Su Eminencia Reverendísima, Cardenal Miguel Obando y Bravo, también  instó a que en esta Navidad crezca la solidaridad de las personas y la solidaridad de los pueblos en el mundo, porque solo ella puede vencer el odio, la enemistad y la amenaza a escala internacional.

“La solidaridad y el desarrollo son dos caminos que conducen a la paz. La solidaridad debe citarse antes que la lucha, de esa manera podrá perdurar la humanidad y podrá perdurar y desarrollarse cada nación dentro de la gran familia humana. En nombre del futuro del hombre y de la humanidad hubo que pronunciar la palabra Solidaridad, hoy la solidaridad recorre el mundo como una inmensa ola y el mundo comprende que no podemos vivir de acuerdo con la idea, todos contra todos sino únicamente según la teoría todos con todos y todos para todos”, agregó el Cardenal.

En este sentido llamó a la población a llevar el peso de otros tal como lo dijera el apóstol y que ha servido de inspiración para la solidaridad internacional y social, solidaridad significa dos personas y si hay una carga que la lleven juntos.

“Por tanto nunca uno contra el otro, unos contra otros y la carga no debe ser llevada por un hombre sólo sin la ayuda de otros, no puede haber una lucha más fuerte que la de la solidaridad, no puede haber un programa de lucha por encima del programa de la solidaridad, de otra forma son cargas demasiado pesadas”.

El Cardenal también llamó a perdonar, en esta Navidad, a todos aquellos que nos ofendieron de palabra y obra y a empezar el año nuevo con el corazón aligerado con el perdón y enriquecido por el amor.

también te puede interesar