Comandante Carlos Fonseca: inspiración para los nicaragüenses

El alcalde de Matagalpa, Zadrach Zeledón Rocha, lo recuerda como un luchador permanente y como un mito e inspiración para el pueblo

Comandante Carlos Fonseca Amador
Comandante Carlos Fonseca: inspiración para los nicaragüenses César Pérez

El alcalde de Matagalpa, Zadrach Zeledón Rocha, lo recuerda como un luchador permanente y como un mito e inspiración para el pueblo

Este ocho de noviembre será un día de recordación y compromiso. Será un momento del alto para ver lo que se ha hecho y de mirar hacia el futuro para una mejor Nicaragua.

Cuando este domingo todo el país se levante, estará en la mente y los corazones de los nicaragüense dignos un nombre también digno, el del Comandante Carlos Fonseca Amador, fundador del Frente Sandinista de Liberación Nacional, quien cayó en combate en las montañas de Zinica, en un enfrentamiento con la genocida guardia nacional, un día como este del mes de noviembre de 1976.

Muchos lo recuerdan con un permanente ejemplo y su entrega a las tareas por mejorar las condiciones de vida del pueblo. Uno de esos que hoy lo tiene presente es el alcalde de Matagalpa, Zadrach Zeledón Rocha, quien lo califica como una inspiración para miles de nicaragüenses.

La tiranía logró acabar con su vida, pero no con sus ideales revolucionarios que sirvieron de guía para todo un pueblo para alcanzar su liberación.

En conversación con La Voz del Sandinismo, el alcalde matagalpense señaló que Carlos era un luchador permanente que había acogido una bandera, que sólo aquellos que tenían un grado de convicción continuar la lucha de Sandino podía hacerlo.

El Padre de la Revolución, como se le conoce al Comandante Carlos, era un mito y una inspiración para el pueblo, por lo que la Guardia Nacional desinformaba que había muerto o desaparecido para desalentar a la gente, sobre todo a la juventud que seguía sus pasos y apoyaba la lucha contra la dictadura.

Expresó Zeledón Rocha que a su generación la inspiró el comandante Carlos, por ese espíritu de rebeldía, a ser cuestionadores de esas cosas que sucedían, ya que era el joven que desafiaba al aparato militar de represión, lo mirábamos como un David luchando contra ese Goliath que era el somocismo.

La noticia de su muerte provocó una gran conmoción, pero en vez de atemorizar a la juventud, la juventud recogió el espíritu de lucha de Carlos Fonseca y se volvió más aguerrida y audaz.

Hoy en Nicaragua se están materializando los sueños de Carlos, con la alfabetización, con los programas y proyectos en beneficio de niños y niñas y con la orientación de los recursos en beneficio de los más pobres.

Pero Carlos está en la mente de muchos de los que hoy lo recuerdan como el ejemplo que fue. Es el caso de Oscar López, quien tenía 12 años cuando lo conoció a él y a su familia y relata las buenas relaciones que tenía con doña Justina, con Raúl, René y Juan.

Dice que como estudiante era muy aplicado, y cuando se bachilleró dejó sembrada la semilla y tuvimos gracias a él, tuvieron primer núcleo político de Matagalpa.

Expresó que el comandante Carlos Fonseca les recomendaba estudiar y leer a Carlos Marx, Pablo Neruda, Rubén Darío.

Los sueños de Carlos se están cumpliendo ahora, que eran que todos los pobres gozaran de libertad y justicia, que es lo que esta haciendo nuestro presidente, el comandante Daniel Ortega Saavedra, dijo este aun joven amigo del héroe.

Juana Chirino, vive a la media cuadra de la casa del comandante Carlos Fonseca Amador, y lo recuerda con mucho cariño, y lo describe como un muchacho serio, respetuoso y muy dedicado al estudio.

La muerte del comandante Carlos le impactó muchísimo.

Doña Juana Mercedes Argeñal, una señora que vive a la cuadra, expresó que se enteró de su muerte porque le pasaron un papel debajo de la puerta y dijo que lo quería creer, nos dolió mucho a todos en el barrio, dijo Argeñal

Por su parte Catalina Mendoza Büschting tuvo la oportunidad de conocer al Padre de la Revolución Popular Sandinista, debido a la amistad que tenía con la hermana menor de este, Estela y considera que el gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional concretiza los sueños e ideales por los que el comandante Carlos Fonseca Amador luchó.