Nicaragua

Se multiplican las voces pidiendo que Callahan se vaya de Nicaragua

Al repudio popular reiterado en las últimas horas durante su visita a la UCA, se unen los pedidos de personalidades nicaragüenses denunciando su injerencismo en los asuntos internos de Nicaragua

Redacción Central |

Al repudio popular reiterado en las últimas horas durante su visita a la UCA, se unen los pedidos de personalidades nicaragüenses denunciando su injerencismo en los asuntos internos de Nicaragua

Hace apenas 24 horas, la población volvió a demostrar al embajador estadounidense, Roberto Callahan, su deseo de que se vaya del país por irrespetar al más alto tribunal de la nación y por reconocer públicamente que su misión aquí es orientar y ayudar a la oposición derechista sobre acciones para desestabilizar al gobierno sandinista.

Ahora numerosas personalidades opinan contra su actuación y también entienden que lo correcto sería su salida de Nicaragua, como lo han pedido organizaciones populares de los distintos sectores de la sociedad .

El presidente de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, Francisco Rosales estuvo de acuerdo en que, como lo han pedido estudiantes y trabajadores  incluso frente a las instalaciones de la propia embajada estadounidense, se declare a Callahan “non grato” por intentar incidier en los asuntos internos de Nicaragua.

Rosales  señaló que los nicaragüenses no deben permitir que extranjeros y sobre todo diplomáticos, quieran incidir en los asuntos que solamente nos competen a nosotros.

Callahan durante un encuentro con políticos de derecha vertió su opinión negativa sobre la sentencia emitida por la sala constitucional, que restablece el derecho de los nacionales, a elegir y ser electo sin ningún tipo de obstáculos.

“Estamos siendo victimas precisamente de la injerencia norteamericana, nosotros somos antiimperialistas porque hemos sufrido toda la vida, la ocupación en este país, la hemos sufrido en carne propia, no somos antiimperialista por antojo o capricho, sino por la intervención burda que han tenido siempre en los asuntos de nuestros pueblos”, señaló Rosales.

Y sin contener su indignación, recalcó que “la soberanía nosotros la vamos a defender como la defendió Sandino y si nuestro pueblo le ha dicho que es non grato es porque es non grato, que sepan los halcones y los Republicanos de Estados Unidos que no vamos a ceder ni un paso, estamos dispuestos a seguir el ejemplo de Sandino, la soberanía y la autodeterminación de los pueblos, no se discute, se defiende armas”, sostuvo el magistrado.

“Aquí nos han impuesto el Waiver, nos han impuesto que paguemos y ellos no han pagado los 17 mil millones de dólares que fueron condenados por la Corte Internacional de Justicia por los daños causados a Nicaragua por la guerra en los 80”.

“Cuando nuestro pueblo manifiesta y lo declara non grato lo hace de manera correcta, porque no tiene que venir aquí a darnos receta a nosotros de cómo se hacen las cosas, que vaya a la Florida y le de recetas a los que no pudieron contar los 300 mil votos y le robaron las elecciones a Al Gore, que no venga aquí a pretender decirnos como se hacen las elecciones”, concluyó.

Por su parte, el padre Miguel D´Escoto, ex canciller nicaragüense y ex presidente de la asamblea General de la ONU,  expresó que ojalá Callahan se vaya cuanto antes de Nicaragua.

Callahan se pone a sentar cátedra sobre derecho, al criticar la resolución de la Corte Suprema de Justicia que restituye el derecho del pueblo a elegir a sus candidatos, pareciendo desconocer que su país, Estados Unidos, ha sido y sigue siendo el mayor ejemplo de irrespeto total al imperio de la ley en las relaciones internacionales, subrayó.

“Ustedes recuerdan las elecciones fraudulentas del presidente (George) Bush en su primera victoria entre comillas, donde tuvieron que meter a la Corte Suprema para detener las investigaciones y que no quedara a la vista de todos el tremendo fraude que ahí se había cometido”, recordó el diplomático nicaragüense.

El padre D´Escoto señaló que en el caso de Nicaragua, la Sala Constitucional  tomó una decisión en el sentido que el artículo 147 de la Constitución permitía la posibilidad de la reelección en el país.

“La Sala Constitucional es la que tiene que interpretar y así interpretó y que no nos vengan a decir cómo es que debió de actuar los americanos que son los tremendos violadores de las normas del derecho internacional y nacional, que aceptan la tortura de los prisioneros, que tienen a cinco héroes cubanos (prisioneros) por haber descubierto e informado a las autoridades pertinentes sobre las acciones de terrorismo que se estaban preparando en Miami para ser aplicadas contra Cuba”, citó.

Expresó que a los héroes cubanos por cumplir ese deber patriótico con su país se les aplicó “una sentencia increíble, de dos vidas, de vida y media (de cárcel), cosas espantosas”.

El padre D´Escoto señaló que esta actitud de Callahan está en correspondencia con los grandes planes que se fraguan en este momento en América Latina para hacer retroceder los  avances de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA).

“La mano pachona del imperio está metida en el golpe de Estado contra el gobierno constitucional de Honduras, por ejemplo. En este momento a través del aliado norteamericano en Suramérica, la narcocracia colombiana, sabemos de planes de espionaje para acciones de desestabilización de la hermana República bolivariana de Venezuela, y planes semejantes en Bolivia”, añadió.

“Entonces sí, yo creo que (Callahan) es injerencista, yo creo que ese señor se debería de ir de inmediato de Nicaragua o comenzar a respetarnos, porque de lo contrario nos obliga a seguir nosotros denunciando en forma clara, categórica e inequívoca los atropellos del imperio, que no ha dejado de ser imperio, nefasto, a pesar de la elección de una persona tan decente y tan buena como el presidente (Barack) Obama. a quien yo mucho quiero y respeto”, dijo.

Otra declaración coincidente fue la del comandante Edén Pastora quien  está seguro Callahan seguirá interviniendo en loa asuntos internos nicaragüenses para tratar de derrotar al gobierno sandinista.

“Ahora que se está practicando una revolución de respeto absoluto a los derechos humanos, a la libertad de prensa, a la libertad de políticas, en este momento en que estamos haciendo esa revolución se da un injerencismo descarnado que queremos denunciarlo al mundo.

Pastora señaló que una de sus satisfacciones fue ver que dentro de ese grupo de sirvientes nacionales que aplaudían a Callahan no estaba nuestro pueblo y que solamente estaban los oligarcas, los eternos traidores.

“Nos queda la satisfacción que Nicaragua, un pueblo digno, repudia esto y ve con claridad meridiana este intervencionismo soberbio y arrogante de un imperio”., concluyó.

también te puede interesar