Nicaragua

Ingenieros sandinistas declaran persona no grata a embajador de EE.UU

Señalaron como intervencionistas las declaraciones y opiniones del embajador Robert Callahan sobre asuntos internos que son derechos exclusivos de los nicaragüenses

Redacción Central |

Señalaron como intervencionistas las declaraciones y opiniones del embajador Robert Callahan sobre asuntos internos que son derechos exclusivos de los nicaragüenses

La indignación provocada por las manifestaciones públicas del embajador estadounidense, Robert Callahan, en sus reuniones con los partidos de la derecha neoliberal, tuvo otra fuerte expresión en el pronunciamiento de los ingenieros sandinistas, quienes lo declararon persona no grata.

Una declaración de esos profesionales nicaragüenses solicitó al presidente Daniel Ortega que, a través de nuestra cancillería y de conformidad con las leyes, usos y costumbres del derecho diplomático, le recuerde al señor Callahan que todo digno embajador se abstiene de opinar o meterse en asuntos internos del país ante el cual está acreditado.

Censuraron fuertemente la actitud de quien denominaron “procónsul del Imperio norteamericano” al dar declaraciones en torno a la actuación de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, la cual acaba de devolver a todos los nicaragüenses el derecho a elegir libremente a sus gobernantes.

Eso es patrimonio único e indelegable de los nicaragüenses, quienes no necesitamos lecciones de historia acerca de la democracia impartidas por el embajador del país menos democrático del mundo, añadieron.

Los ingenieros subrayaron que es a los nicaragüenses quienes compete resolver los asuntos internos de la nación, aún cuando los malos hijos de la patria, los apátridas criollos, siempre hacen lo que la Embajada de Estados Unidos les recomienda hacer.

Es deber de todos los nicaragüenses dignos, unidos para la defensa de nuestra autodeterminación, saber que, en el pueblo, reside el derecho de tener el presidente que represente sus intereses y aspiraciones  y  reelegirlo es también su derecho soberano,  recalcaron los ingenieros sandinistas.

En consecuencia, dieron su respaldo moral, físico e intelectual a los miembros de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia por su correcto actuar en la sentencia 504 sin permitir, bajo pretexto alguno, su incumplimiento.

también te puede interesar