Nicaragua

Comprobadas denuncias de Daniel sobre injerencismo de embajador de EE.UU.

Callaham reconoció que, desde su llegada a Nicaragua, su principal tarea es reunirse con la oposición, a la cual da instrucciones sobre la forma de desestabilizar al país

Robert Callahan
Comprobadas denuncias de Daniel sobre injerencismo de embajador de EE.UU. | Internet

Redacción Central |

Callaham reconoció que, desde su llegada a Nicaragua, su principal tarea es reunirse con la oposición, a la cual da instrucciones sobre la forma de desestabilizar al país

El comandante Daniel Ortega tuvo razón cuando denunciara, meses atrás, las actividades injerencistas e ilegales del embajador de Estados Unidos en Nicaragua, Robert Callahan.

Lo más interesante de todo esto es que la confirmación absoluta de esa labor desestabilizadora prohibida a cualquier diplomático por las regulaciones internacionales, vino de la boca del propio jefe de la misión norteamericana durante una animada reunión con la Cámara de Comercio Americana Nicaragüense, AMCHAM, así como la bravuconada de ese seudo diplomático al plantear que tiene todo el derecho de juntarse con los chingasteros ara darles instrucciones.

El auditorio que tenía delante  el señor Callaham habla por sí solo, pues allí se encontraban el banquero Eduardo Montealegre, Antoni Lacayo, Francisco Aguirre Sacasa y Eduardo Enríquez, todos muy satisfechos y apoyado al presidente de AMCHAN cuando éste pidió al embajador que continuara inmiscuyéndose en los asuntos internos de Nicaragua.

“Nos reunimos con la oposición, es nuestra obligación, si no lo hacemos es faltar a nuestro deber, nos reunimos y lo seguiremos haciendo”, dijo Callaham.

En otra parte de su intervención, el diplomático manifestó que auspician el financiamiento a los partidos políticos opositores  a través del Instituto Republicano Internacional, con capacitaciones y seminarios.

Igualmente, Callaham expresó que su gobierno rechazaba la sentencia emitida por la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia de Nicaragua, la cual restablece el derecho soberano del pueblo de elegir a sus autoridades, sin ningún tipo de obstáculos.

“Desde nuestro punto de vista la Corte actuó de una forma indebida, anticipada y en secreto, con la participación de jueces de un solo movimiento político y sin debate público”, dijo Callaham en su intervención injerencista,  política y en abierta violación a su estatus de diplomático.

Después, lógicamente, vino el encuentro “casual” con los periodistas de los medios de difusión de la derecha, pues se negó la posibilidad de hacer preguntas al reportero del Canal 4, a quien Callaham le dio la espalda y se marchó sin contestarle su itnerrogante.

Cabe recordar que, el año pasado, la Fiscalía nicaragüense inició un proceso legal contra el Instituto Republicano Internacional (IRI) de Estados Unidos, con sede en Managua.

Su representante en la capital nicaragüense, Sergio García, fue citado el 10 de octubre por el Ministerio Público de Nicaragua para declarar sobre supuestos delitos electorales en base a una denuncia presentada por el Consejo Supremo Electoral (CSE).

El director de Atención a Partidos Políticos del Poder Electoral, Julio Acuña, acusó al IRI de haber invitado a Nicaragua al ex presidente de México, Vicente Fox, a dictar una conferencia en Managua sobre la situación de la democracia en Latinoamérica.

En esa conferencia, Fox un activo miembro de la Internacional Liberal, hizo proselitismo político en favor del candidato liberal a la Alcaldía de Managua, el banquero Eduardo Montealegre, quien fue repudiado por el pueblo.

también te puede interesar