Nicaragua

Mensaje al Pueblo del Comandante Daniel Ortega Saavedra

La Voz del Sandinismo reproduce, por su importancia, el texto completo del Mensaje al Pueblo del Comandante Daniel Ortega Saavedra, transmitido en cadena de radio y televisión, el 20 de Octubre

Redacción Central |


La Voz del Sandinismo reproduce, por su importancia, el texto completo del Mensaje al Pueblo del Comandante Daniel Ortega Saavedra, transmitido en cadena de radio y televisión, el 20 de Octubre

Buenas tardes, hermanos nicaragüenses, familias nicaragüenses. Este pasado fin de semana tuvimos la oportunidad de participar en el VII Encuentro de la Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América. En esta ocasión, la reunión se realizó en Cochabamba, Bolivia, país donde hoy se está librando una gran batalla por la Defensa de los Derechos de los Pueblos Originarios, con un Presidente de raíces incas, el Presidente compañero Evo Morales.

Próximamente, en el mes de diciembre estarán llevándose a cabo elecciones en Bolivia, y estamos seguros que el compañero Evo va a contar, como está contando ya, con todo el respaldo, con todo el voto del pueblo boliviano. Nuestro saludo para el compañero Evo Morales.

En este Encuentro se abordaron, como siempre, en primer lugar, temas que están a la orden del día en la Agenda Global y en la Agenda Regional: el tema del Calentamiento Global, la lucha por el Medio Ambiente, un tema esencial que fue abordado en esta Cumbre y, donde los países del ALBA, también tomaron la Resolución de llevar un planteamiento conjunto a la reunión que se va a realizar en el mes de diciembre en Dinamarca, una reunión mundial sobre este tema.

Los temas que tienen que ver con la seguridad de nuestros pueblos, cómo ir conformando mecanismos de defensa. En América Latina, en la Región, hay diferentes mecanismos de defensa, en los cuales participa, por ejemplo, Nicaragua o participan otros países del ALBA. Algunos países del ALBA no participan en esos mecanismos de defensa; cada quien tiene sus propios espacios.

En América del Sur se ha venido conformando un mecanismo de defensa entre los países suramericanos; aquí en Centroamérica, en la década de los 60, el Imperio tenía un mecanismo de defensa para defender los intereses del Imperio, de la oligarquía, el CONDECA, Consejo de Defensa Centroamericano, que fue el que utilizaron en aquellos años para lanzarlo en operaciones contra las guerrillas del Frente Sandinista de Liberación Nacional; cuando utilizaban a Honduras y al Ejército de Honduras como instrumento de agresión, no solamente contra el pueblo de Honduras, sino contra el pueblo nicaragüense que luchaba por su libertad.

Ahora estamos hablando de un organismo que vaya creciendo, vaya ampliándose con los países del ALBA, y en donde abordemos todos los temas que tienen que ver con la defensa de la Soberanía de nuestros pueblos, lógicamente. Y ahora, hablar de la defensa de la Soberanía de nuestros pueblos, no solamente es estar preparados para defendernos de un eventual golpe militar como el que se produjo en Honduras, y como el que se produjo también en Venezuela. Cosa que, en el caso nuestro, no existe ninguna posibilidad de golpe militar por la naturaleza de nuestros compañeros del Ejército y de la Policía; por las raíces de nuestros compañ[email protected] de estas instituciones; y, por la fortaleza misma de nuestro pueblo, por el espíritu de lucha y de combate de nuestro pueblo.

¡Aquí no existe ni la mínima posibilidad! Para aquellos que hacen campaña, diciendo: que hay que seguir el ejemplo de Honduras… ¡y los medios de comunicación lo reflejan ahí! Hay un rótulo que han estado publicando, una manta donde dice: “Se venden huevos… entenderse con Micheletti.” ¡Imagínense… qué valiente! Un Ejército contra un pueblo desarmado… ¡qué valiente! Un Ejército contra un Presidente desarmado… ¡qué valiente! Donde hay huevos es aquí en Nicaragua… ¡aquí sobran los huevos en Nicaragua!

¡Poder Popular…! Y éstas no son sólo palabras… El pueblo de Nicaragua lo ha demostrado en innumerables ocasiones, contra enemigos poderosos, como el mismo Imperio yanqui. Y las mujeres tienen mucho más, las mujeres tienen el doble; las mujeres son las que paren los huevos, esa es la verdad. ¡Sin las mujeres… no hay huevos! ¡Sin la participación de la mujer… no hay Revolución!  Así es.

Les decía, compañ[email protected], hermanos nicaragüenses, que en esta reunión hablamos de este mecanismo de defensa para la Soberanía de nuestros pueblos, para defenderlos de cualquier tipo de agresión; para defender la Naturaleza, los Recursos Naturales. Porque la defensa de la Soberanía pasa en estos tiempos, por la defensa de los Recursos Naturales, la defensa de la Madre Tierra. Eso es fundamental. Organizar mayores y mejores mecanismos de coordinación, entre nuestros países, para enfrentar los desastres naturales.

Es decir, todo aquello que tiene que ver con la seguridad de la Naturaleza, del Medio Ambiente, de los Recursos Naturales, e igualmente, con la batalla contra el narcotráfico, que hay que librar con firmeza permanentemente esa lucha, esa batalla, y contra el crimen organizado, ¡qué tanto nos amenazan ahora a los países centro-americanos!

Crimen organizado en los Estados Unidos, consumidores en los Estados Unidos; crimen organizado que se ha trasladado a México; crimen organizado, consumo y producción de drogas en Colombia; crimen organizado que avanza hacia Centroamérica, desde el Sur, desde Colombia, y desde el Norte, desde los Estados Unidos. Entonces, tenemos que unirnos los países del ALBA para defendernos de todas esas amenazas.

Hablamos de ir fortaleciendo, en esta lucha, la Conciencia Solidaria, la Conciencia Socialista; o sea, Solidaridad es Socialismo, Solidaridad es Cristianismo. Ama a tu prójimo como a ti mismo, es el Principio del Socialismo, el Principio de la Solidaridad, que es lo que viene practicando el ALBA.

En ese contexto, y tomando en cuenta las dificultades que estamos enfrentando actualmente los países en vías de desarrollo, seguimos con programas en el marco del ALBA para enfrentar esos retos; los efectos, los daños que la crisis del capitalismo global, provoca en los países en vías de desarrollo, y cuánto más empobrecido un país, más daño para ese país.

La crisis no se originó en Nicaragua, no se originó en Cuba, la crisis no se originó en Venezuela; la crisis se originó en los Estados Unidos de Norteamérica… ¡ahí se originó la crisis! Y desde ahí, se ha extendido a Europa, a los países desarrollados, a Japón; y se ha expandido hacia los países en vías de desarrollo, en Asia, en África y en América Latina, y nos ha afectado a nosotros.

Nos ha afectado, porque nos ha obligado… el Presupuesto que teníamos para este año 2009, ustedes saben, hermanos nicaragüenses, que lo hemos tenido que recortar en tres ocasiones: la primera, fue enero del año 2009, el primer ajuste presupuestario; la segunda ocasión fue en junio del 2009 y, ahora en octubre se presentó y aprobó la tercera Reforma.

¿Qué es lo más importante en esta Reforma? Esta-mos forzando ahorro, austeridad en las instituciones del Estado. Estamos forzando a que nuestras instituciones sean más realistas en la proyección de sus programas, porque alegremente, en todo el período del neoliberalismo, año con año los programas de los Gobiernos neoliberales anunciaban un presupuesto elevado, sobre todo en inversiones, y luego, a la hora de la ejecución, hacían bien poco.

Simplemente, como tenían disponible determinada cantidad de dinero para construir una carretera, entonces ¿qué hacían? Tratar de engañar a la gente, y decirle: tenemos disponibles tantos millones y los vamos a ejecutar este año para construir esta carretera ¡sabiendo perfectamente bien que eso no era posible! Porque, para construir una carretera, primero hay que hacer los estudios correspondientes, eso lleva tiempo; después de los estudios correspondientes, cuando está listo el proyecto, viene la licitación, eso lleva otro tiempo, y hasta después de la asignación de la licitación, viene la ejecución. ¡Y así nos mentían!

Y nosotros mismos, tenemos que admitirlo, compañeros, el primer año de Gobierno caímos en el mismo error, ¿por qué? Porque nos fuimos con la misma lógica. Pero dijimos: “¡no! Tenemos que dejar de engañarnos y de engañar”. La realidad es que si tenemos disponible tantos recursos para inversiones, para construir escuelas, construir viviendas, para construir carreteras; tenemos que saber establecer los tiempos, en qué momento es que se va a empezar a construir la carretera.

Por ejemplo, tenemos la Carretera Acoyapa-San Carlos. Desde que yo tenía uso de razón, allá en Chontales se hablaba de la Carretera Acoyapa-San Carlos… ¡nunca se construyó! El capitalismo, el neoliberalismo, nunca construyeron esa carretera; tuvo que llegar la Revolución en el 79 para que construyéramos una carretera que no era de todo tiempo, y la guerra no nos permitió adoquinarla o pavimentarla, porque se convirtió en un teatro de guerra, de combates todos los días.

Ahora tenemos los recursos. Yo estuve en San Carlos el 13 de octubre, y no fui a San Carlos a decirles: la carretera va a estar mañana… No puedo decir eso, sería un mentiroso… ¡ah! que porque está aprobado ya el Presupuesto, porque ya se aprobó la licitación… y fíjense que la licitación nos llevó tiempo, porque hubo demandas de un licitante, de otro licitante, y tuvo que darse otra licitación.

Entonces, yo no puedo decirle a la gente en San Carlos: la carretera ya va a estar, porque ya está disponible el dinero, porque ya fue aprobada la licitación, y ya está lista la empresa que se va a ejecutar. Ya empezaron a hacer el movimiento de tierra y todo lo demás, materiales de construcción, etc., están ahí trabajando en el plantel, que es lo primero. Si no se construye un plantel ¿de dónde va a salir la carretera? Todo eso lleva tiempo, y si Dios quiere, lógicamente, la carretera va a estar lista, va a ir avanzando a lo largo del año 2010, y que pueda estar lista en el 2011, a más tardar.

Esa ha sido, digamos, una debilidad que han tenido los presupuestos neoliberales que heredamos, y que los hemos corregido. Al corregir, se reducen las inversiones en obras como esta que estoy mencionando, porque sencillamente, aunque tengamos el dinero disponible, sabemos que muchas de estas obras, no se pueden realizar a lo inmediato, sino que hay que seguir con los procedimientos, que hay que meterle celeridad, pero  lleva tiempos determinados. No podemos engañarnos nosotros, ni podemos engañar a la gente; tenemos que hacer un presupuesto verdaderamente ajustado a la realidad.

Hemos tenido el cuidado también, de no afectar a los sectores sociales, los Programas Sociales, al contrario, incrementar, fortalecer los Programas Sociales. Tenemos el compromiso, que estos recortes no provoquen despidos en el aparato del Estado nicaragüense, ¡mucho menos que provoquen despidos de un solo maestro o de un solo traba-jador de la Salud! Que todos los trabajadores del Estado estén tranquilos, estén seguros, que estos recortes no significan que van para la calle, como sí se aplica esa política en otros lugares, donde priva la ley del más fuerte, impuesta por el capitalismo, por el neoliberalismo. Nosotros estamos cuidando esto, y sobre todo, como les decía, los Programas Sociales.

Pero también, aquí en Nicaragua, el neolibera-lismo se preocupó de gravar con impuestos a los pobres, y exonerar a los ricos. Ustedes conocen las historias, y no las voy a repetir aquí, que han sido públicas, exoneraciones escandalosas, de grandes negocios. ¿Qué pasó? Realmente no hubo, por lo tanto, ninguna preocupación por aplicar una Reforma Tributaria. Ahora, tenemos una ley, un proyecto, que ya está en la Asamblea Nacional, de Concertación Tributaria. Concertación porque se discutió, se debatió con todos los sectores de la sociedad nicaragüense, incluyendo a los empre-sarios, incluyendo a los banqueros… ¡con todos se discutió!

Pero no, lógicamente, para que se imponga el criterio de uno, sino para que se imponga el criterio de la Justicia. Y ¿cuál es el criterio de la Justicia? El que tiene más, que pague más; que el más rico pague más, y que el más pobre pague menos. Ese es el Principio de la Reforma Tributaria.

¿Quiénes están saltando? Fíjense bien… ¿quiénes se están oponiendo a la Reforma Tributaria? Los ricos. Ellos son los que están gritando en contra de la Reforma Tributaria, no son los pobres, no son los campesinos, no son los trabajadores; sino que son los ricos los que están utilizando los medios de comunicación al servicio de la oligarquía, al servicio del Imperio, para querer descalificar la Reforma y que no se apruebe la Reforma Tributaria. Y claro, ellos tranquilos, así como estaban.

En medio de toda esta situación compleja, pero que venimos enfrentando con programas que se derivan del ALBA, y que cuentan con recursos propios algunos de ellos; con Programas determinados por la solidaridad del hermano pueblo venezolano, de su Presidente, el Comandante, nuestro querido hermano, compañero Hugo Chávez; en programas que vienen siendo promovidos, alentados, ejecutados por hermanos cubanos, alentados a la vez y con el entusiasmo de nuestro querido hermano, el compañero Fidel Castro y el Presidente Raúl Castro.

Esos médicos que llegaron hace poco aquí, más médicos de los que ya tenemos, médicos cubanos que están en diferentes puntos del país; que están en Muelle de los Bueyes, en Bilwi, en Waspam, en Bluefields, que están en Ciudad Sandino, o sea, están por toda Nicaragua, médicos cubanos, enfermeras cubanas. Ahora, viene un nuevo contingente, que lo envió Fidel, un nuevo contingente que va a hacer un estudio en toda Nicaragua, de las enfermedades que están padeciendo muchos hermanos nicaragüenses, que las mismas familias no tienen ni idea qué enfermedad es, porque no ha podido llevarlo a un hospital; y si la lleva, sencillamente, son enfermedades que, para darle seguimiento, conocerlas, necesitan de especialistas, y resulta costoso.

Estos hermanos cubanos, con ese espíritu Socialista, Revolucionario, van casa por casa, con hermanos médicos nicaragüenses; empezaron ya en Masaya y van a continuar en Matagalpa. Van a recorrer todo el país hasta que tengamos una información clara, y eso nos permita contar con los recursos para atender a estos hermanos nicaragüenses, que están y han estado en el total abandono realmente. Porque son enfermedades que incluso, reciben el nombre de discapacitados, es decir, como que ya no sirven para nada, cuando realmente son personas con diferentes capaci-dades y que, recibiendo la atención correspon-diente, perfectamente aportan al país, aportan a las familias, aportan a la Nación.

Programas extraordinarios como el Programa de Alfabetización, con la solidaridad de Venezuela, de Cuba, con alfabetizadores venezolanos y cubanos, participando en estas campañas, donde ya tenemos el analfabetismo en 3.8%… ¡algo histórico! ¡Nunca en la historia de Nicaragua el analfabetismo se había reducido a un 3.8%!

Entonces, en medio de todas estas batallas que estamos librando, con el Programa Usura Cero, el Programa Hambre Cero, para contrarrestar la crisis y, nuevos programas que estamos preparando, y gracias a Dios contamos con recursos para ello. El Plan Techo, el Plan Una Casa Mejor, que ya lo estamos lanzando aquí en Managua; la Titulación. Una cantidad de programas que están caminando todos los días, gracias a que Nicaragua está en el ALBA, porque somos un país bien empobrecido, lo sabemos. Un país rico, pero que ha sido empobrecido, ha sido saqueado.

Si no estuviésemos en el ALBA, si no contáramos con la solidaridad de Hugo Chávez, de Fidel, de los hermanos que están en el ALBA, sencillamente, aquí no habría luz en este local, empecemos por ahí… ¡ni luz habría en este local! Porque las privatizaciones del neoliberalismo ya habían dejado a Nicaragua ¡sin luz, sin energía! Acuérdense bien ustedes, hermanos nicaragüenses.

Acuérdense bien ustedes, porque muchos de los que nos están viendo nos critican porque estamos en cadena de radio, de televisión, están todos los canales transmitiendo; también TELESUR está transmitiendo… Nuestro saludo a toda la audiencia de TELESUR en América Latina y El Caribe. TELESUR va por todo el mundo ya.

La verdad es que, los mismos hermanos que pueden ser críticos, reconocen que esta cantidad de programas van caminando, cuando, por otro lado, los que estuvieron en los gobiernos neoliberales no fueron capaces de desarrollar programas en beneficio de los pobres, en beneficio del pueblo; programas solidarios, programas de carácter socialista.

Cuando se reúnen las mujeres y se juntan para formar un colectivo, y reciben los fondos del Programa Usura Cero; esas mujeres están haciendo un colectivo de carácter socialista, porque juntas están asumiendo la deuda, juntas van a irla pagando poco a poco, juntas van a ir desarrollando las actividades productivas, sobre las que están utilizando estos recursos.

Igual los hermanos campesinos, cuando se organizan en una cooperativa, ya ese colectivo tiene un carácter Socialista; ya pasó de carácter meramente individual, que además, al productor pequeño, cuando es individual, lo ponen en des-ventaja totalmente y termina en manos del especulador, del comercializador, y recibe bien poco por el producto que, con tanto esfuerzo, produce.

En cambio, cuando ese productor, ese campesino pobre se organiza en un colectivo, ya aquello se convierte en una empresa con un carácter solidario, y  esa empresa se convierte en una empresa competitiva, para utilizar la palabra ésta que han puesto de moda los neoliberales, se vuelven “competitiva,” ¡claro que sí!  Al neoliberalismo le conviene el campesino suelto, separado, cada uno jalando por su lado, porque más fácilmente se le explota. Pero si ese campesino con su propiedad, se agrupa en una cooperativa, ya se convierte en una fuerza productiva, en una fuerza económica, en una empresa.

En medio de toda esta situación donde estamos librando estas batallas… siempre avanzando, y con la seguridad de que el próximo año tiene que ser mejor, independientemente de los pronósticos. El próximo año tendrá que ser mejor para el pueblo de Nicaragua, para los pobres, para los campesinos, para las familias nicaragüenses, para la juventud.

Bueno… la sequía, y en medio de la sequía han estado las lluvias, ya ven, hoy estaba lloviendo fuerte, pero las lluvias no han sido regulares, y el pronóstico es que no habrá cosecha de postrera, porque sencillamente, si no hay siembra de postrera, no hay cosecha de postrera; excepto en aquellos lugares, donde el régimen de lluvia ha sido más estable, porque nosotros sabemos que tenemos zonas donde llueve más y tenemos zonas totalmente secas, y que cuando viene la sequía, las zonas secas se ven seriamente afectadas, son las que más sufren. Todos esperamos y estamos preparándonos para la siembra de Apante, porque esperamos mejores condiciones, independientemente del famoso Fenómeno del Niño.

Eso ha sido un problema que han tenido los agricultores nicaragüenses de toda la vida: o las inundaciones o las sequías. Contra las inundaciones y los huracanes… lo que queda es la organización de la gente, la organización del pueblo, con todas las instituciones, para enfrentar esos fenómenos, prevenirlos y enfrentarlos. Es todo lo que se puede hacer, no se puede evitar una inundación, sólo Dios puede detener una inundación… ¡no hay forma!

Pero frente a la sequía, países como el nuestro que tienen el privilegio de tener muchos ríos y dos grandes lagos, el Gran Lago de Nicaragua y el Lago de Managua, sí tenemos la posibilidad de contar con agua en tiempos de sequía. Y en esta visita a Bolivia, en Cochabamba, en la Reunión de los países del ALBA, presenté el Proyecto de Riego de la Planicie del Pacífico de Nicaragua.

Es un proyecto de riego que utiliza el agua de nuestros lagos, fundamentalmente del Gran Lago Cocibolca, y viene a lo largo de lo que se conoce como la Cota 100 y toda esta zona sería irrigada. Si hay sequía, se abren y empieza el riego, y sobre todo, procurar riego por gravedad, por goteo, que es más barato. Las fuentes de energía, del mismo lago, y de los mismos ríos, ahí tenemos las fuentes de energía, para poner pequeñas plantas hidroeléctricas que den la energía para mover un proyecto de riego de estas dimensiones.

Ya con un proyecto de riego, ¡ahí sí! Nicaragua tiene resuelto para el largo plazo el problema de la alimentación, no solamente para los nicaragüenses, sino también para los hermanos centro-americanos, para los hermanos de los países del ALBA, para todos aquellos pueblos que compran productos nicaragüenses, y que estarían en condiciones de comprar más productos nicaragüenses. Esto lo presenté en la reunión de Cochabamba.

El proyecto está en tres grandes etapas: la primera etapa, para irrigar 5,000 hectáreas; esto sería en el Distrito I, Granada-Managua, es la distribución que se hace en el proyecto. Al irrigarse estas 5,000 hectáreas estaríamos garantizando una producción de granos, de 28,683 toneladas al año; y los beneficios que llevaría también a la ganadería, porque ya el ganado no pasaría sed, como está ocurriendo en muchos lugares. Esta inversión sería de 17 millones 175 mil dólares, y la duración de su ejecución es de dos años.

Luego vendría una segunda etapa, donde estarían irrigándose 60,757 hectáreas, en las zonas de Nandaime-Sapoá, y habría una producción de 377,221 toneladas de granos básicos. Esta inversión es más grande: 208 millones 700 mil dólares.

Y la tercera etapa, que es la más costosa, es incorporar 559,093 hectáreas. Esto significa que se estarían produciendo al año, 3 millones 584 mil 514 toneladas de alimentos, con todos los beneficios que esto llevaría para los animales domésticos, aves de corral, cerdos y ganadería. La inversión es de 1,920 millones 484 mil 455, ya la duración aquí es de 15 años. Esto, para que veamos lo que significan los tiempos, esta es una inversión de largo plazo.

Nosotros presentamos el proyecto, y ya logramos el respaldo del compañero Presidente Comandante Hugo Chávez, para pasar a actualizar el proyecto.  Porque este proyecto, hermanos nicaragüenses, campesinos, productores, lo estuvimos trabajando en la Primera Etapa de la Revolución en 79, con los especialistas de la Unión Soviética, pero la guerra no nos permitió desarrollarlo. En esos momentos contábamos, fíjense bien, con la solidaridad de la Unión Soviética, donde nos daban no solamente a los especialistas para hacer los estudios, sino que también contábamos con el financiamiento.

Porque estábamos bloqueados… ¡y no recibíamos ni un peso del Fondo Monetario, ni del BID, ni del Banco Mundial! Entonces, nuestros hermanos soviéticos, nuestros hermanos rusos, ya habían tomado la disposición de financiar este gran proyecto, pero la guerra no nos permitió desarrollarlo, pero quedaron todos los estudios.

Hablando sobre el proyecto con el Presidente de Venezuela, el compañero Hugo Chávez, me manifestó que podíamos contar con todo el respaldo de ellos para arrancar ya la primera etapa de este proyecto. Así es que podemos anunciarles que vamos a arrancar la primera etapa del Proyecto de Riego del Pacífico. Esto es parte de la Grannacional de Alimentos, donde nos juntamos los países del ALBA, para producir alimentos, en primer lugar para el país donde se están produciendo lógicamente, y luego para la exportación, donde hacen falta estos productos.

Mientras tanto, están, como siempre, los temas de orden político a la orden del día en nuestro país. Es lógico… los enemigos del proceso revolucionario, de este proyecto que es cristiano, socialista, solidario, siempre están hablando mal ¡siempre hablan mal! Pero más les molesta cuanto más está avanzando el proceso en nuestro país; cuanta más capacidad tiene el pueblo de participar en la gestión del Estado nicaragüense… o sea, el Poder en manos del Pueblo, esa palabra que no les gusta a los oligarcas, a los vendepatria, a los proimperialistas.

Entre otras batallas que hemos estado librando, también está la batalla en el campo electoral. Tendremos elecciones en el mes de abril en la Región Autónoma del Atlántico Norte y en la Región Autónoma del Atlántico Sur y ya están queriendo boicotear esas elecciones; están promoviendo disturbios, promoviendo violencia, sobre todo en Bilwi.

Nosotros llamamos a estos promotores de la violencia, a que dejen de estar alimentando en nuestro país esa violencia, porque este país está cansado de guerra, no quiere guerra, y los hermanos de la Costa no quieren guerra, ¡ya suficiente guerra…! ¡cuánta sangre corrió ahí! No quieren guerra. Pero ¿quiénes son los que están alentando estas actitudes de violencia? Los oligarcas, los vendepatria, con el acompañamiento de funcionarios de algunas Embajadas y de algunas ONG, que se van allá a tratar de sembrar esa cizaña.

Sabemos quiénes son. Y el llamado que le hacemos al pueblo, es a no dejarse provocar y a continuar trabajando para que, en el mes de abril, dentro del Régimen de Autonomía, se elija el Consejo Regional en la Región Autónoma del Atlántico Norte, y se elija el Consejo Regional en la Región Autónoma del Atlántico Sur… ¡y en paz! A través de los votos, ya no a través de las balas. Antes era a punta de balazos que se cambiaban Gobiernos aquí en Nicaragua, ahora es a través de los votos.

Igual, lo que decidió ayer la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, y que ya fue reconocido por el Consejo Supremo Electoral. Por lo tanto, ya es inapelable, esto es importante tenerlo claro, no hay forma de apelarlo. Cuando los Magistrados explicaban de Corte Plena, se están refiriendo a los que no han sido benefi-ciados, y que ahora tendrían que recurrir a Corte Plena para poder ser beneficiados, porque ya pasó por la Sala Constitucional, ya la Sala dictó Sentencia, ya el Consejo Supremo Electoral acató la Sentencia, ya está la Resolución del Consejo Supremo Electoral.          

Como no todos los Alcaldes fueron a reclamar el Derecho; esos Alcaldes que no fueron a reclamar el derecho a que el pueblo decida, ¡es el pueblo el que tiene que decidir si los quiere elegir o no! entonces pueden hacerlo yendo a la Corte Plena. Eso es lo que se explica, cuando los Magistrados han hablado del resultado de esta Sentencia. Como bien decía el Presidente del Consejo Supremo Electoral: esta es una sentencia que está grabada en piedra, ya es inapelable.

Ahora, fíjense bien… ¿por qué tanto alboroto de nuestros adversarios? ¿Por qué querer negarle el derecho al pueblo a elegir o a no elegir a una persona para cualquier cargo? ¡Ah! Pero ellos sí, los Diputados sí, y me refiero a los Diputados que no son sandinistas lógicamente, porque los Diputados Sandinistas tienen una posición conse-cuente. Pero nosotros vemos un montón de Diputados que llevan ya 15 años, 20 años en la Asamblea, han sido reelectos un montón de veces… ¡ah! Para ellos sí, reelección. Y todos los Magistrados de los Poderes del Estado, también pueden reelegirse, fíjense bien, todos pueden reelegirse.

Aquí, los únicos castigados por una Reforma que se aprobó en 1995 ¿quiénes fueron? Los Alcaldes y el Presidente. Es decir, se le negó el derecho al pueblo a elegir cuando quisiese, y las veces que quisiese, al Alcalde y al Presidente… ¡se le negó ese derecho, que estaba consignado en la Constitución de 1987! En esa Constitución del 87, no se ponía ninguna restricción.

Y recuerden ustedes, que cuando se impuso esa restricción, dejaron fuera a varios candidatos; había varios candidatos, de los que hoy andan juntos… se ha juntado ahí toda la derecha ¡los residuos de una oligarquía! porque la verdad es que aquí, nosotros hasta los hacemos un poco grandes cuando les decimos oligarcas ¡ellos son los residuos de una oligarquía! Esa es la verdad.

Son el chingaste de la oligarquía de Nicaragua y de la Revolución en el 79. Ahora, vemos a todo el chingaste junto, hoy los vimos en la mañana, ¡todo el chingaste junto! Era la reunión de los chingasteros, estaban reunidos todos ellos ahí. Estaba el doctor Alemán… ¡cómo pegaba gritos el doctor Alemán! Ayer ¡cómo pegaba gritos! Era impresionante oír los gritos que pegaba el doctor Alemán, como mona mal tirada, como decimos aquí. El doctor Alemán pegaba unos gritos impresio-nantes, hablando de democracia, de honradez, hablando de ética… ¡imagínense quién!

Después el otro, el de los CENIS… ¡igualito! El que le robó al pueblo 1,700 millones, hablando de honradez, hablando de democracia el otro sinvergüenza… ¡que ambos deberían de estar en la cárcel! Esa es la verdad.

Y a estos dos chingastes, que son emblemáticos, se juntaron los chingastitos, los residuos que fueron quedando de la Revolución. Es decir, la Revolución por su propia fuerza, fue expeliendo, fue sacando todo aquello que ya era realmente incongruente, que ya no cabía en la Revolución, ideológicamente ya no cabía.

Fíjense bien, escuchar a una de esas personas, hablando en contra del Frente Sandinista en los términos en que hablaba Somoza… ¡imagínense! Hablando que le van a quitar la tierra a los campesinos, que le van a quitar los niños a los padres… ¡fíjense qué barbaridad! Como que la gente no tiene inteligencia.

Hablando de esa manera, una señora que fue Militante destacada del Frente Sandinista, usando ese discurso… ¡imagínense! Cuando, por el contrario, el campesino siente que el único que lo ha defendido, ¡el único que le ha dado tierras ha sido el Frente Sandinista de Liberación Nacional! Eso lo sabe el campesino, lo sabe el productor.

Yo les digo a estos señores, que se tranquilicen, que no se ahoguen en un vaso de agua, ¡si para eso están las elecciones! Y si nosotros estamos tan mal como ellos dicen… pues ¿de qué se preocupan? Si ahí va a estar el voto… ¿cuál es el miedo? En las elecciones ¡el pueblo va a decidir! Entonces, tengan un poquito de calma, espérense al año 2011, al mes de noviembre, ¡y que el pueblo decida!

Mientras tanto, yo los invito a que contribuyan a enfrentar la crisis del país, aprobando el Presupuesto del año 2010, y aprobando la Reforma Tributaria. Entonces podríamos decirles: “her-manos nicaragüenses.” Mientras tanto, no podemos decirles hermanos nicaragüenses, porque no están actuando como verdaderos nicaragüenses. Yo les llamo realmente, a actuar como verdaderos nicaragüenses, porque el problema es de todos, al final de cuentas es de todos, y afecta a los grandes y a los pequeños, por eso tenemos que unirnos para salir adelante.

Queridos hermanos, queridos compañeros, queridas familias, a seguir trabajando, desarrollando los diferentes Programas, en particular los Programas Sociales, con el entusiasmo, con la mística de nuestros Héroes y Mártires, y con el ejemplo imborrable de nuestro General de Hombres Libres, Augusto C. Sandino.

¡Sandino Vive… la lucha sigue!

¡Patria Libre o Morir!

también te puede interesar