Nicaragua

Brigada médica cubano-nicaraguense solidaria con Masaya

Los galenos de “Todos con Voz” culminaron la asistencia y estudio de discapacidad de vecinos de los municipios de Nindiri y Niquinohomo

Brigada médica
La hermosa expresión de solidaridad humana llegó, casa por casa, a la zona, recopilando la información indispensable para la preparación de futuros proyectos sociales para atender las distintas discapacidades detectadas en la población de la zona | El 19

Redacción Central |

Los galenos de “Todos con Voz” culminaron la asistencia y estudio de discapacidad de vecinos de los municipios de Nindiri y Niquinohomo

Unidos en el mismo esfuerzo, los médicos cubanos y nicaragüenses integrados en la brigada “Todos con Voz” culminaron la jornada de atención y de estudio de discapacidad a los vecinos de los municipios de Nindiri y Niquinohomo.

La hermosa expresión de solidaridad humana llegó, casa por casa, a la zona, recopilando la información indispensable para la preparación de futuros proyectos sociales para atender las distintas discapacidades detectadas en la población de la zona.

Los médicos también instaron a las familias a prevenir el dengue tomando las medidas necesarias para evitar los criaderos de mosquitos en los patios.

“Estamos brindando una atención primaria, lo que queremos es evitar que la gente se enferme. Llevamos una semana de trabajo, nos dividimos en equipos de cuatro para poder abarcar todas las comunidades y que no se quede ni una sola casa sin visitar”, dijo la doctora Iris Rojas, especialista en genética clínica.

Una de las viviendas que visitaron en Nindiri fue la del matrimonio compuesto por Rosalio Calero Martínez, de 62 años, quien ha sufrido tres derrames cerebrales que le han ocasionado discapacidad motora.

Su esposa Teresa Gaitán dijo estar muy agradecida con los médicos cubanosy nicaragüenses  que, por espacio de una hora, platicaron, diagnosticaron y brindaron recomendaciones para mejorar la salud de don Rosalio, quien tiene dificultades para caminar, hablar y escuchar.

Un caso especial que encontraron los brigadistas cubanos fue el del ciudadano Alfonso Rivas, un hombre que padece de problemas mentales y  vive en condiciones infrahumanas.

Este ciudadano habita en la comunidad de Piedra Menuda en Nindiri y padece su discapacidad desde hace unos 20 años, pues sus familiares aseguran que, a la edad de 18 años, era un joven completamente normal y muy inteligente, logrando aprender el ingles,  francés y alemán.

Sin embargo comenzó a sufrir de problemas mentales que lo fueron minando poco a poco, al extremo que vive como un ermitaño, es decir oculto del mundo.

Para tratar de  mejorar su condición de vida, la alcaldesa de Nindiri, Clarisa Vivas Castellón, ordenó comenzar a edificarle una pequeña vivienda, pues el ranchito donde solía descansar se destruyó completamente.

Tras terminar el trabajo en los municipios de Tisma, Niquinohomo, Nindiri y San Juan de Oriente, se inicia en el municipio de Masaya, donde las autoridades edilicias los recibirán con honores.

también te puede interesar