Nicaragua

Entregarán cocinas y cilindros para gas a 200 mil familias de pocos recursos

Se trata de un programa conjunto del ministerio de Agricultura y Forestal con la empresa Proyectos de ALBA Nicaragua S.A. y mejorará la calidad de vida de los beneficiados, reduciendo también la tala de bosques

Redacción Central |

Se trata de un programa conjunto del ministerio de Agricultura y Forestal con la empresa Proyectos de ALBA Nicaragua S.A. y mejorará la calidad de vida de los beneficiados, reduciendo también la tala de bosques

La compra de 200 mil cocinas y cilindros de gas para entregar a familias de pocos recursos es un programa  de contenido social que llevan adelante, conjuntamente, el gobierno sandinista  y la empresa ALBANISA.

Se trata de que esas familias dejen de usar la leña para cocinar, mejoren su calidad de vida y también ayude a preservar los bosques de la nación.

Esto forma parte de un total de 29 proyectos existentes en el país, con el apoyo del ALBA y la FAO, para optimizar el cuidado ambiental, en este caso dirigido a los bosques dijo Prensa Latina

Estadísticas del 2008 del ministerio de Agricultura y Forestal (Magfor) indican que existían un millón 885 mil 747 hectáreas de montes, mientras ahora ese pulmón de los nicaragüenses se redujo hasta 992 mil 390 hectáreasLas áreas con mayores reservas de florestas se localizan en la Región Autónoma del Atlántico Sur (RAAS), donde existen 590 mil 760 hectáreas de áreas protegidas, de las cuales 255 mil 550 corresponde a bosque, y 335 mil 220 están fuera de este.

Asimismo, en la Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN) las estadísticas de Inafor registran 377 mil 990 hectáreas de áreas protegidas, de las cuales 252 mil 660 están en el bosque.

Entre los planes para enfrentar esta crisis ambiental está, además del programa de cocina y gas, la creación de los ALBA viveros con el propósito de alcanzar la plantación de seis millones de posturas mensuales.

Con esta labor intentarán poner freno además, a los conocidos deslaves, peligrosos en un país muy afectado por el despale y con una gran cantidad de su territorio cubierto por montañas, afirmó Rafael Paniagua, gerente general de ALBANISA.

Pese a los efectos nocivos por la falta de cuidado de la floresta, el país tiene un gran patrimonio en valor de este recurso, calculado por Inafor en cerca de nueve mil setecientos noventa y un millones de dólares.

En la actualidad sólo el 18,3 por ciento de las plantaciones disponibles están enfermas o dañadas, sobre todo el 7,5 por ciento que recibió el embate del huracán Félix, causante de cuantiosos daños en la región del Caribe, y un 5,2 por ciento afectadas por plagas.

Este esfuerzo del ALBA también se enlaza con la ayuda de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), lo que -en opinión de Paniagua- es importante para cuidar los pulmones de Nicaragua.

también te puede interesar