Nicaragua

Avanza reactivación productiva en el departamento de Rivas

Ya fueron beneficiadas 65 cooperativas con fondos equivalentes a siete millones de dólares y otras 37 esperan la correspondiente asignación de recursos

Decosur
Avanza reactivación productiva en el departamento de Rivas. | Jairo Cajina

Redacción Central |

Ya fueron beneficiadas 65 cooperativas con fondos equivalentes a siete millones de dólares y otras 37 esperan la correspondiente asignación de recursos

El programa Desarrollo Local Rural de Rivas (Decosur) que ahora avanza con entusiasmo logrando la reactivación de cooperativas agropecuarias en la zona, vence el retraso sufrido durante el gobierno neoliberal de Enrique Bolaños.

Fue iniciado en el 2004 bajo la administración del Instituto de Desarrollo Rural de Rivas, pero su ejecución real comenzó a inicios del 2007 debido a la negativa de Bolaños a brindar recursos al sector cooperativo y la producción agropecuario.

Ahora, la actividad productiva en diferentes áreas está tomando auge en el departamento  y solo basta con conocer la reactivación de diversas cooperativas agropecuarias, para determinar que el programa logra incidencia positiva en la economía local.

Este esfuerzo de reactivación incluye la agilización del proceso de legalización de las cooperativas y estas logran obtener los recursos que proporciona DECOSUR, entidad que administra los fondos proporcionados por la Unión Europea.

Carlos López, Facilitador del Proyecto, manifestó que, a partir de enero del 2007, se inició un proceso de actualización de las diferentes cooperativas productivas de Rivas, pues solamente una se encontraba con sus papeles en regla para poder acceder a los recursos financieros que se otorgan a través del componente denominado Fortalecimiento Institucional.

Mediante dicho  componente se han otorgado unos siete millones de dólares a unas 65 cooperativas, mientras otras 37 esperan el desembolso para comenzar a crear capacidades y de esta forma vigorizar la economía local.

DECOSUR tiene como objetivo que las cooperativas beneficiadas obtengan recursos no reembolsables como forma de ayudarles a ser autosostenibles y crear un fondo común, al cual puedan echar mano para futuros años, explica Carlos López.

“Se han otorgado alrededor de siete millones dólares, pero no podemos dar datos exactos porque hay variantes, hay propuestas de inversión de hasta 103 mil euros, pero las cifras van en dependencia del tipo de inversión, son analizados a través del proyecto y si son viables para ser desarrollados lo apoyamos”, dijo..

El proyecto finaliza en diciembre, sin embargo el gobierno del Poder Ciudadano, a través de la vicecancillería de cooperación externa, ha solicitado una extensión para obtener nuevos fondos que permitan seguir beneficiando al sector productivo en Rivas.

Una de las cooperativas que ha logrado tener excelentes resultados fue la Río Gil González, conformada por 16 socios, quienes han logrado obtener más de 100 mil euros para mejora r sus capacidades en la producción de ganado, leche y carne, igualmente en la siembra de granos básicos.

Wilfredo Aguilar, es el presidente y líder de la Río Gil González y confirmó que ha logrado hacer avanzar su economía familiar, y hoy produce para su auto consumo y el excedente es vendido al comercio local.

Sus otros socios, 15 en total, se reúnen diariamente en una recién construida bodega, donde guardan sus insumos de producción, y preparan sus planes que ayudan a  no entrar en crisis económica.

Sin embargo, opina que no hay temor, “tenemos un apoyo verdadero de las instituciones del gobierno y sobre todo de DECOSUR”.

Cada palabra dicha por Wilfredo era escuchada detenidamente por sus otros socios, sin embargo dentro del grupo sobresale doña María Ugarte, la única mujer socia, quien afirma  venden diariamente unos 500 litros de leche  producida en la cooperativa.

María sostiene que en el 2005 y 2006 hicieron varios intentos por constituirse como cooperativa, sin embargo no recibieron el apoyo de las autoridades de ese entonces e incluso en esos tiempos los socios cayeron en manos de las microfinancieras, las cuales “nos cobraban altos intereses y al final no arrancábamos”.

“A mediados del 2007 comenzamos a intentar y fue de esa manera que el IDR nos presta colaboración y hoy vemos cumplido nuestros sueños”, comentó.

A través de este financiamiento, la cooperativa Gil González  logra construir infraestructura, restablece sus cercas, sus corrales y construye sus bodegas.

Otro ejemplo de los resultados que viene dando el programa, es la cooperativa Lácteos Nicarao, constituida a inicios de esta década y su gerente Eduardo Castillo, sostiene que hasta hoy están logrando las metas que hace siete años se propusieron.

Lácteos Nicarao se dedica a la producción de queso, crema, quesillos y mantequilla, un 70 por ciento de sus productos son exportados a El Salvador y Honduras, el resto se oferta en el mercado local, precisamente en los municipios de San Juan del Sur, Rivas, San Jorge y Potosí.

Castillo afirmó que han recibido dentro del proyecto de Fortalecimiento de Inversión Productiva, la cantidad de 99 mil euros, de los cuales llevan ejecutados unos 77 mil, invertidos en la compra de maquinaria y la construcción de infraestructura.

“Se logra ver el impacto que ha tenido DECOSUR, ya que prácticamente nos ha dado un oxigeno en inversiones e infraestructuras en compras de equipo y capacitaciones directas a nuestros productores y proveedores de materia prima, lo cual se mira reflejado en la leche que recibimos”, refiere Eduardo Castillo.

Y es que prácticamente Lácteos Nicarao recibe o acopia la leche que producen las cooperativas agropecuarias apoyadas por  DECOSUR, tal es el caso de la Río Gil González.

“Es toda una cadena de producción que venimos apoyando a través del programa y al final eso es de lo que se trata”, sostiene Carlos López.

“Nuestra meta es ampliar nuestras exportaciones a Guatemala y México, esperamos que con la ayuda y financiamiento logremos cumplir con esos objetivos, este es el primer proyecto, ha sido de total beneficio, esperamos que vengan otros proyectos, el pueblo esta necesitando”, recalca Eduardo.

La Escuela Internacional Agricultura y Ganadería de Rivas es otra de las instituciones beneficiadas con el trabajo que hace el gobierno a través de los fondos que administra el IDR en coordinación con DECOSUR.

El padre Gregorio Barreales, director del EIAG, señaló que con la entrega de más de dos millones y medio de córdobas, lograron reactivar el área de cocina, compraron una ordeñadora mecánica y han realizado investigaciones científicas.  

Sin embargo no solamente a las áreas productivas viene apoyando el IDR a través de este programa, también comunidades indígenas como lo es Veracruz, que se encuentra a escasos 15 kilómetros del municipio de Rivas.

Esta comunidad de aproximadamente tres mil habitantes cuenta con su casa comunal recién rehabilitada y muy pronto con la construcción de un sistema de riegos para asegurar la alimentación mientras  el excedente será ofertado al mercado local.

En todo este esfuerzo también participa el INFOCOOP, que realizó durante tres días en Rivas el Primer Foro Cooperativo, con el fin de escuchar las demandas de más de 120 cooperativistas, dado el interés del gobierno del Poder Ciudadano en impulsar este sector como eslabón fundamental en el proceso de incremento de la producción de alimentos. 

también te puede interesar