Nicaragua

Nicaragua a la vanguardia de interconexión eléctrica centroamericana

Tiene más del 85 por ciento de las torres instaladas y alrededor del 50 por ciento en el tendido del cableado y es probable concluir la parte correspondiente a nuestro país en marzo próximo

Torre de alta tensión
Nicaragua a la vanguardia de interconexión eléctrica centroamericana | Internet

Redacción Central |

Tiene más del 85 por ciento de las torres instaladas y alrededor del 50 por ciento en el tendido del cableado y es probable concluir la parte correspondiente a nuestro país en marzo próximo

Con más del 85% de las torres instaladas y aproximadamente un 50% en el tendido del cableado, Nicaragua se ubica a la vanguardia en el proceso de ejecución del proyecto Sistema de Interconexión Eléctrica para América Central (SIEPAC).

Este proyecto, cuyo costo asciende a los 494 millones de dólares, incluye la instalación de aproximadamente  mil 790  kilómetros de líneas de transmisión de 230 kilovatios, y la conexión a las subestaciones de transformación eléctrica desde Guatemala hasta Panamá.

Según el Director General de SIEPAC, José Enrique Martínez, quien se encuentra en nuestro país evaluando el avance del proyecto, es muy probable que Nicaragua concluya la parte que le corresponde en marzo del próximo año, consistente, básicamente, en la construcción de la Subestación Sandino  en el municipio de Nagarote y en la ampliación de la capacidad de otras 11 subestaciones eléctricas.

Martínez aseguró que los demás países del área podrían estar finalizando sus obras hasta en el tercer o cuarto trimestre a excepción de Costa Rica que concluirá hasta el tercer semestre del 2011.

Aún y con estos atrasos,  Centroamérica podría estar empezando a percibir los beneficios del proyecto a partir del primer semestre del 2010, manifestó.

Señaló que para Centroamérica es un gran beneficio  poderse integrar energéticamente, compartir infraestructura y los beneficios que de ello se deriva.

En este mismo sentido, para Nicaragua la finalización de las obras significará, además de un fluido energético carente de apagones, un incremento en la capacidad de transferencia de 30 a 300 Megavatios (MW) en su primera etapa y a 600 MW en una segunda etapa.

“Esto viene a permitir que aquellos proyectos de generación eléctrica que se están desarrollando en el país puedan tener opciones para cubrir las necesidades nacionales como también poder vender esa energía a nivel regional”, indicó Salvador Mansell, Presidente Ejecutivo de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (Enatrel).

Actualmente, nuestra nación  está en el proceso de transformación de su matriz energética mediante diferentes proyectos con fuentes renovables que le permitirían no solo dejar de depender de los combustibles fósiles  sino también poder vender energía a los demás Estados del área.

también te puede interesar