Nicaragua

Triunfo de Nicaragua: reconocen nuestra total soberanía sobre río San Juan

Ningún barco costarricense tiene derecho a navegar por esa vía fluvial con funciones de policía o trasladando armas y municiones para personal de seguridad, según fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya

Redacción Central |


Ningún barco costarricense tiene derecho a navegar por esa vía fluvial con funciones de policía o trasladando armas y municiones para personal de seguridad, según fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya

La Corte Internacional de Justicia de La Haya ratificó de forma unánime la plena soberanía de Nicaragua sobre el Río San Juan, en un fallo dado a conocer la madrugada de este lunes, en el cual se le pone fin a las pretensiones costarricenses en nuestro territorio.

Ningún barco costarricense tiene derecho a navegar con funciones de policía en las aguas del nicaragüense río San Juan, lo cual incluye que Costa Rica tiene prohibido el traslado de armas o municiones para suplir a su personal de seguridad en la zona o el cambio de funcionarios en tales labores.

Además, la CIJ ratifica que Nicaragua, que reglamenta la navegación en ese río, tiene “derecho a exigir que los barcos costarricenses y sus pasajeros se detengan en el primero y el último puestos nicaragüenses ubicados en el trayecto del río San Juan”, destacó la CIJ. También puede controlar la identidad de los pasajeros.

El río San Juan, de 200 km de longitud, nace en el Lago Cocibolca en el sur de Nicaragua y desemboca en el mar Caribe, bordeando en su trayectoria parte de la frontera nicaragüense con Costa Rica.

Un tratado de 1858, que delimitó la frontera, atribuyó la margen septentrional y las aguas del río a Nicaragua y la margen meridional a Costa Rica, pero le otorgaba derechos de navegación.

El 29 de septiembre de 2005, Costa Rica presentó la demanda ante la CIJ, por considerar que Nicaragua viola los tratados limítrofes vigentes al impedir la navegación de policías armados costarricenses por el fronterizo río San Juan.

“Costa Rica tiene derecho a la libre navegación en el río San Juan para fines comerciales”, pero no de policías armados ni al traslado de armas o municiones, según el fallo difundido por la CIJ, principal órgano judicial de las Naciones Unidas.

Este derecho cubre el transporte de pasajeros y de turistas que “no están obligados a solicitar una visa nicaragüense” o “una tarjeta de turista nicaragüense”, pero no concierne a las embarcaciones de policía costarricenses, precisó.

El fallo de la CIJ es de obligatorio cumplimiento  y no puede apelarse.

El fallo también reconoce a Nicaragua su derecho a emitir certificados de salida a las naves pero sin costo alguno. De la misma manera tendrá derecho a fijar calendarios de navegación y solicitar a barcos costarricenses que muestren la bandera de Nicaragua en sus mástiles.

La Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, el principal órgano de justicia de Naciones Unidas, reconoció la navegación de Costa Rica por el río San Juan, pero solamente con “fines de comercio”, incluyendo el transporte de pasajeros y turistas, pero sin guardias armados.

La lectura del fallo, que se extendió hora y media, concedió a los ticos, algunos de los reclamos que había planteado en su demanda contra Nicaragua. Por ejemplo, el tribunal determinó que quienes viajen por el río en naves costarricenses ejerciendo el libre derecho a navegación no requieren visados nicaragüenses; ni tampoco deben comprar tarjetas de turistas de ese país.

Además, por ser meramente un aspecto social, concede a los habitantes de la orilla costarricense del río el derecho a circular por el río para alcanzar las diferentes comunidades a lo largo del cauce para suplir sus necesidades esenciales de diario vivir que implican trasladarse (educación para menores, atención médica; por ejemplo).

La decisión del máximo tribunal de la ONU concluye cuatro años de una batalla legal y fija las reglas para la navegación en un río que ha sido punto de discordia por casi dos siglos y que de alguna manera Costa Rica trataba de hacerse el gato el bravo para que sus guardias naveguen armados.

Bajo un tratado de 150 años, el río de 205 kilómetros cae sobre la jurisdicción plena de Nicaragua, con la frontera en la ribera costarricense. La Corte Internacional de Justicia es el principal órgano legal de la ONU, y fue establecida en 1946 para resolver conflictos entre estados. Sus veredictos son de cumplimiento obligatorio.

Las autoridades de San José alegaban que los tratados bilaterales vigentes desde el siglo XIX reconocen la soberanía de Nicaragua sobre la vía acuática, pero que concedían a Costa Rica el derecho perpetuo a la libre navegación, incluyendo guardias armados.

Por el contrario, Nicaragua aseguraba que la presencia de autoridades armadas de Costa Rica en el río constituye una violación a su soberanía y dice respaldar su posición en los tratados limítrofes.

también te puede interesar